Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sonrisa de 2.500 niños

"Estoy contento de hacer una labor social, de cambiar el mundo en lo que pueda"

Juan Diego Flórez es el impulsor de la fundación Sinfonía por el Perú. Un proyecto de estructura similar al Sistema de Orquestas de Venezuela, cuyo fundamento es la integración de los niños y jóvenes más vulnerables de la población. El tenor, que se mostró satisfecho de que la música contribuya a cimentar una sociedad justa y sin desequilibrios como los que intenta derruir este proyecto, dijo ayer que los datos que reporta Sinfonía por el Perú hasta la fecha invitan al optimismo. Con unos 15 centros operativos y 2.500 alumnos integrados en los últimos tres años, "un estudio nos dice que los niños que van a las escuelas de música, los núcleos de orquesta, son mejores en el colegio, en la familia, son más creativos, sufren menos violencia doméstica y el trabajo infantil decrece mucho". Diego F. Hernández

Compartir el artículo

stats