Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia contagia al mar

El Cabildo activa el Observatorio del estudio de la basura marina para monitorizar el impacto en la costa | Se articula un protocolo para analizar los residuos

La pandemia contagia al mar

La pandemia contagia al mar

La basura marina supone un serio desafío para las instituciones dado que se enfrentan a una pandemia medioambiental. La alarmante contaminación que sufre el mar por los microplásticos y otros elementos vertidos al mismo supone uno de los mayores desafíos ambientales a los que se pretende hacer frente. El Cabildo majorero activó ayer el Observatorio para el estudio de la basura marina con el objetivo de monitorizar y reducir el impacto de la basura marina sobre la costa y los fondos marinos de las Islas. a través de un protocolo técnico permitirá la recogida, clasificación y estudio de los residuos.

La pandemia no sólo contagia en tierra sino también infescta el mar. Uno de los mayores desafios ambientales a los que se enfrentan las instituciones se localiza en la lucha contra la contaminación marina y con los vertidos de plásticos al mar. Se calcula que cada año se vierten 8 millones de toneladas de plásticos en los océanos con el consiguiente perjuicio para la vida marina y tambien para la salud. El Cabildo de Fuerteventura puso ayer en marcha el Observatorio para el estudio de la basura marina con el principal objetivo de estudiar el impacto de estos residuos en la costa majorera y de convertir este proyecto en un referente científico en el ámbito de la Macaronesia en el estudio de los impactos y la monitorización de la basura marina sobre las costas, los fondos marinos y las aguas circundantes de las islas.

El proyecto forma parte de la estrategia de la Consejería insular de Medioambiente, Cambio Climático, Economía Circular e I+D+i para la reducción de la basura marina, y cuenta con la colaboración de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar, cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP).

El Observatorio de la basura marina va a permitir aplicar el método científico técnico para analizar los tipos de basuras y residuos que llegan a las costas, desde una perspectiva micro y macro, generar conocimiento, concienciación y participación ciudadana sobre este grave problema y definir estrategias eficaces de lucha contra la contaminación.

Para ello la dirección del proyecto ha establecido canales de colaboración con especialistas de las Universidades canarias, asociaciones de voluntarios, las Cofradías de Pescadores, asociaciones de pesca submarina, y colectivos de aficionados a los deportes marinos, así como gestores de residuos y expertos en reciclado, con el objetivo de crear un grupo estable de trabajo multidisciplinar que afronte el reto de la desembasurización.

La Consejera Marlene Figueroa ha señalado que este laboratorio nace con la vocación de convertirse en un centro de investigación “porque no basta con recoger la basura, hay que analizarla, monitorizarla, y obtener información sobre flujos para luchar con eficacia contra la contaminación en general y de forma muy particular contra la contaminación marina, que nos afecta de forma muy especial a las islas”.

Este proyecto permitirá aplicar una metodología a través de un protocolo de recogida de basura marina y su claisificación.

Compartir el artículo

stats