Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miguel Rives Bernadas | excapitán de la legión y escritor

«Mi novela es un reconocimiento a la labor de la Guardia Civil en la isla»

Miguel Rives, en la plaza de la Barriada de las 90 Viviendas. | | LP/DLP

Miguel Rives, en la plaza de la Barriada de las 90 Viviendas. | | LP/DLP

Miguel Rives Bernadas (Barcelona, 1945), excapitán de La Legión, llegó en 1976 a la isla donde reside desde entonces. Aquí creo su familia y se integró a la perfección con la sociedad majorera, tanto a través del baloncesto como por su calidad humana. Tras su primer libro titulado ‘Legionario en Bosnia 1993’, ahora llega su segunda obra con la novela negra, ‘Al madero no le gusta la ropa vieja’.

¿Cómo surge la idea de escribir una novela negra?

La idea tiene su origen en dos momentos distintos, creo que la semilla primigenia nació en una charla que di en las 90 Viviendas sobre novela negra, en la que se me preguntó que si cabía esperar que escribiera una novela negra situada en Fuerteventura. En aquel momento dije que no tenía pensado escribir nada porque yo era lector y no escritor. Más tarde de manera inopinada y sin que me acordara de la frase ni de la charla, un buen día se ocurrió que sería una buena idea escribir una novela negra. Esos fueron los dos momentos a los que hacía referencia.

¿Y el título de ‘Al madero no le gusta la ropa vieja’?

El título nace de una anécdota personal. Estábamos mis hijos, mi mujer y yo comiendo en un restaurante que ofrecía carta y menú. Nosotros queríamos comer a la carta pero el dueño se empeñó mucho en ofrecernos una ropa vieja que esta estupenda, preferimos la carta y ya estábamos comiendo cuando entraron dos jóvenes, con aspecto de policías, que se sentaron a una mesa cercana. Pidieron el menú y les sirvieron la ropa vieja, al poco uno de ello pidió que le retiraran el plato y le dije a mi hijo con el que había comentado el aspecto de policías de los jóvenes en cuestión: “Al madero no le gusta la ropa vieja”. Cuando buscaba un título para mi relato, me acordé de la anécdota y de la frase y la utilicé, haciéndosela vivir a Marc Rodríguez, mi protagonista.

¿Por qué decide centrar la novela en la Barriada de las 90 Viviendas?

Por varios motivos. En el año 1976, cuando apenas había tenido ocasión de conocer a los majoreros, tuve la oportunidad de tratar con sus vecinos por un asunto que tenía que ver con mi profesión y me impresionó la calidad humana de aquellos ciudadanos que me atendieron con una cortesía sobresaliente. Esa actitud despertó en mi un respeto y simpatía que hoy todavía dura.

¿Cuál es la historia de esta nueva obra?

Pues es la historia de un homicidio que ocurre a primeros del mes de junio en Nuevo Horizonte y de la consiguiente investigación que llevan a cabo las unidades de la Guardia Civil de Puerto del Rosario.

¿Y la historia que relata en su obra es ficción o en ella hay algo de realidad?

La trama de mi relato discurre en un escenario, Nuevo Horizonte, Puerto del Rosario, en definitiva en Fuerteventura y los hechos en los que se basa suceden en los primeros días de junio del año 2005. Es ficción, no tengo noticia de que sucediera algo en la Isla que se parezca a lo que describo; pero la ficción está medida de tal manera que esos hechos que no han sucedido realmente en Fuerteventura podrían haberlo hecho porque responden a la situación económica, laboral y social de la Fuerteventura del año 2005.

"La Barriada de las 90 Viviendas representa las virtudes que atesora el pueblo majorero»

decoration

¿Qué características de su relato cree pueden atraer al lector?

He pretendido en Al madero no le gusta la ropa vieja escribir una novela entretenida, creo que está escrita con un lenguaje sencillo que ayuda a leerla. Por otra parte creo que los temas que trata están de actualidad y me parece que el hecho de que el protagonista pertenezca a la Guardia Civil y que sea un hombre joven también puede resultar atrayente para el lector. Por otra parte creo que para los lectores canarios en general y para los majoreros en particular el hecho de que la novela tenga como escenario esta isla espero que les resultará atrayente. Creo que ningún escritor ha escogido como escenario a la capital de la Maxorata, así que a los lectores creo que este hecho les resultará interesante, van a caminar por las mismas calles que a los protagonistas y se habrán tomado un café o una copa en la misma terraza que los personajes de la novela.

¿Supone un reconocimiento a la Guardia Civil?

No lo diría yo así, en realidad es un reconocimiento a la labor que llevan a cabo las unidades de la Guardia Civil que trabajan en lugares apartados, como es el caso de la isla de Fuerteventura y que a base de trabajo, tesón, sacrificio personal y capacidad analítica son capaces de resolver problemas complejos, como el que relato, de manera eficaz y brillante.

¿Qué representa esta Barriada y su gente para usted?

Las 90 Viviendas siempre han representado para mí las virtudes que atesora el pueblo majorero, que a lo largo de sus historia, y hablo desde la llegada de los normandos hasta el siglo pasado, ha vivido experiencias duras y difíciles y les ha hecho frente de manera sobresaliente.

¿Los vínculos especiales entre usted y ésta Barriada surgen durante su estancia en La Legión, donde ejerció como capitán?

Como ya he dicho, mi primer contacto fue en 1976, cuando La Legión acababa de llegar del Sáhara, luego a lo largo de mi vida en la Isla, en la que he vivido desde el 20 de enero de ese año hasta el presente, se fue enriqueciendo con nuevas experiencias .

¿Las 90 representan un símbolo de la clase trabajadora?

Así es, naturalmente no son los únicos, pero como barriada es así. Cuando me casé tuve la oportunidad de vivir unos años en otra barriada popular de clase trabajadora, la de los Pescadores, de la que guardo un recuerdo entrañable y puedo decir lo mismo de su gente, pero el hecho de que se creara en las 90 una Asociación de Vecinos muy activa hizo que mi colaboración se canalizara a través de ella.

¿Tras esta nueva novela, habrá un nuevo proyecto editorial?

Eso pretendo, otra cosa es que lo consiga. Quiero escribir un nuevo relato y me he dado de plazo hasta el mes de diciembre del próximo año, para hacerlo.

¿Tendrá continuidad con esta novela negra?

Será una novela policial, pero no creo que entre como ésta en el concepto de negra. Quizás se la podría definir como negro criminal que es un concepto más amplio y que es el que se maneja actualmente.

¿Estará también ambientada en Fuerteventura, con los mismos protagonistas y la Guardia Civil?

Sí, así es, el escenario es magnífico y los personajes protagonistas, coprotagonistas y secundarios ya están creados, así que así será, creo que sería un desperdicio no hacerlo.

Compartir el artículo

stats