Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente | Daños en espacios protegidos

Una naturaleza maltratada y herida

Los actos vandálicos se han multiplicado en el paraje protegido del barranco de los Encantados | La Fundación Telesforo Bravo critica la falta de vigilancia

Imagen de algunos de los actos vandálicos cometidos en la zona protegida del barranco de los Encantados. La Provincia

El paisaje majorero continúa sufriendo las consecuencias del vandalismo ante la nula vigilancia. La actuación de los desaprensivos no se frena ni en espacios protegidos. La Fundación Telesforo Bravo Juan Coello ha vuelto a denunciar la barbarie continua en el barranco del Jable o de los Encantados, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Zona Paleontológica y reclama acciones urgentes que protejan este tesoro natural. Esta denuncia coincide el mismo día en que la Consejería insular de Sostenibilidad Medioambiental y la Reserva de la Biosfera lanzan una campaña donde advierten sobre algunas modas pasajeras, cuyos efectos irreversibles ponen en grave peligro la conservación de estos espacios naturales en Fuerteventura.

Desde la citada fundación se pone de manifiesto que en una visita reciente al citado barranco ha comprobado que su deterioro parece imparable. «El vandalismo que sufre es continuo. Decenas de nombres, corazones, fechas, símbolos, contornos de manos... han dañado este lugar único», expone y destacan y destaca que «en uno de los grabados aparece la palabra «Bérgamo», localidad de Italia. Nos preguntamos que pensaría su autor o autora si nos plantáramos en la catedral de su ciudad y grabáramos Fuerteventura o Canarias en su altar mayor».

La mencionada organización de defensa del patrimonio natural afirma que «a los pies de las formaciones permanecen las rocas usadas por los criminales para hacer estos grabados, mientras que por su parte superior una cantera en explotación lo destruye a diario». Durante la visita a esta zona protegida, los miembros de la Fundación Telesforo Bravo Juan Coello pudieron comprobar «cómo hay información y señalización en el cauce bajo, pero no por la pista que accede al alto, por la que entran muchas personas todos los días». También, se preguntan: «¿Por qué no se crean más plazas de agentes de medio ambiente que protejan nuestro territorio? No entendemos por qué al menos no se cuenta con informadores sobre el terreno que expongan a los visitantes los valores presentes y puedan avisar de cualquier infracción en las zonas afectadas».

Campaña

La Consejería insular de Sostenibilidad Medioambiental y la Reserva de la Biosfera lanzaron ayer una nueva campaña donde invitan a visitantes y residentes a actuar de manera responsable al visitar zonas naturales sensibles.

A través de una nueva acción de concienciación advierten sobre algunas modas pasajeras, cuyos efectos irreversibles ponen en grave peligro la conservación de estos lugares.

En opinión de la consejera de Sostenibilidad Ambiental del Cabildo de Fuerteventura, Lola García, «con el lema Cada gesto cuenta se pretende hacer llegar a la población la idea de que cada pequeña acción es importante y que el cuidado y conservación de la isla de Fuerteventura depende de todos y todas».

Compartir el artículo

stats