Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto de la leche de camella, único en España, cautiva la feria Madrid Fusión

Dromemilk Camel Farm, con 400 ejemplares en la Isla, es la mayor granja camellar de la UE

Rafael Ansón durante su intervención en el acto de la leche de camella. La Provincia

La directora gerente de Dromemilk Camel Farm, Guacimara Cabrera, acompañada por la experta en gastronomía Vanessa Santana, y la nutricionista Laura Perdomo, presentó, ayer, en el marco del Congreso Madrid Fusión, la primera leche de camella de origen español, Dromemilk.

Esta leche, producida en la granja camellar Dromemilk Camel Bio Farm de Fuerteventura, tuvo una gran acogida entre los cocineros, reposteros y expertos asistentes a la presentación, que han mostrado su interés por este producto considerado el «oro blanco del siglo XXI», así como por sus productos derivados, tales como chocolate, queso o helados.

Al evento asistieron el director general de Ganadería del Gobierno de Canarias, Taishet Fuentes; el director general de Infraestructura Turística, Fernando Miñarro; y la consejera de Turismo del Cabildo, Jessica de León, entre otros

Dromemilk Camel Farm «es un proyecto que se inició hace cerca de 30 años en la Isla, de la mano de nuestra familia, que creó esta reserva para rescatar y proteger la raza del camello canario, que está en peligro de extinción, y, actualmente, nos hemos convertido en el principal productor de esta leche en toda Europa», aseguró Guacimara Cabrera, directora del proyecto. El presidente honorífico de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, Rafael Ansón, se comprometió durante la presentación a elaborar platos, con distintos cocineros iberoamericanos, con esta materia prima.

«Iniciamos esta reserva con cuatro camellos y ahora tenemos mas de 400 ejemplares, situándonos como la mayor granja camellar de la Unión Europea. En nuestro país, será la primera que producirá leche de este animal y llevará al mercado sus productos», señaló Cabrera.

Un proyecto, aseguró Vanessa Santana, que lleva a Canarias a posicionarse también con referente gastronómico además de a nivel turístico. «Dromemilk es un proyecto responsable, y en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible impulsado por la ONU», subrayó.

En opinión de la consejera insular de Turismo, Jessica de León, «se trata de un producto único y exclusivo, cuya explotación es algo muy especial, y que tenemos la suerte de contar con una granja como esta en Fuerteventura, lo que hace que la marca majorera se extienda más aún, con algo completamente nuevo y que llama poderosamente la atención».

La marca majorera prevé producir los primeros productos con leche de camella en la segunda mitad de 2022 y podrán degustarse en puntos de restauración de toda España.

Compartir el artículo

stats