Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad urbana | Ausencia de normativa municipal sobre el nuevo vehículo

Los patinetes eléctricos campan a sus anchas en Fuerteventura por la falta de regulación

Antigua es el único municipio de la Isla con unas normas, pero debe adaptarlas a la legislación | Aumentan las quejas por su uso en aceras y zonas públicas

Un grupo de patinetes aparcados en la avenida marítima de Puerto del Rosario. | | ÓSCAR HERNÁNDEZ

La irrupción de los patinetes eléctricos en las calles majoreras comienza a generar problemas no solo a la ciudadanía, que en muchas ocasiones ve obstaculizado su paso por aceras y espacios públicos, sino a los propios conductores de vehículos. Ya se contabilizan algunos accidentes entre patinetes y coches con el resultado, en algunos casos, de personas heridas. De los seis ayuntamientos de Fuerteventura solamente Antigua dispone de una ordenanza aprobada, mientras que La Oliva regula esta actividad mediante un decreto y el resto de consistorios no cuentan con un reglamento que ordene la circulación de estos vehículos.

Las policías locales comienzan a aplicar la norma que regula la actividad. Los agentes de Puerto del Rosario retiraron el pasado martes cuatro patinetes al depósito municipal por estar aparcados sobre una acera. Los patinetes pertenecen a la empresa Spadimur. Los patinetes eléctricos o vehículos de movilidad personal (VMP) tienen prohibida la circulación por aceras, travesías, vías interurbanas, autopistas y autovías y por túneles urbanos, según la normativa de la Dirección General de Tráfico (DGT). Además, deben circular a una velocidad de seis a 25 kilómetros por hora, siempre por las zonas autorizadas.

Las empresas que se vienen estableciendo en la Isla no están autorizadas a estacionar sus VMP en las zonas públicas. Por ello, es frecuente observar en las calles de Puerto del Rosario y El Castillo que estos vehículos son depositados en solares privados. A pesar de que han solicitado la autorización municipal para poder operar en los municipios, hasta el momento no disponen de la misma.

El único ayuntamiento que tiene a probada una ordenanza general reguladora del uso de vehículos de movilidad personal es Antigua que entró en vigor el 21 de agosto de 2019, aunque deberá adaptarla a la nueva normativa de la DGT.

«El Ayuntamiento de Antigua fue pionero en la aprobación de una Ordenanza de Uso de Vehículos de Movilidad Personal, regulando entre otros el uso de patines eléctricos», aseguran desde la Concejalía de Tráfico.

Además, añaden que «la prioridad en este sentido desde el área de Tráfico siempre será facilitar la convivencia entre peatones, comercios y empresas referidas».

Como quiera que la legislación desde la DGT se encuentra en continuo cambio, «la oficina técnica y jurídica municipal estudia la modificación de la Ordenanza para adaptarla a la situación actual, mejorarla y detallar aspectos como por ejemplo, el número de patines eléctricos que puede haber en circulación según el tránsito o tráfico que registre una localidad».

Hace escasos días la empresa VMP Canarias denunció el sabotaje de 62 patinetes en El Castillo donde pretende instalarse y por donde ya circulan algunos de sus vehículos, algunops de los cuales han sido sancionados por incumplir la ordenanza y circular por zonas prohibidas.

Compartir el artículo

stats