Cine | La industria cinematográfica entra en campaña

Tormenta política en Fuerteventura por el fiasco del rodaje de ‘El Señor de los Anillos’

CC y PP culpan al Cabildo de falta de gestión y diligencia en la tramitación de las autorizaciones | Lloret acusa al concejal de Urbanismo de Pájara, de CC

Imagen del rodaje de una película en el municipio de Puerto del Rosario.

Imagen del rodaje de una película en el municipio de Puerto del Rosario. / LA PROVINCIA / DLP

La industria del cine entra en campaña en Fuerteventura. La denuncia de Coalición Canaria (CC) y sus socios del Partido Popular (PP) sobre la grabación de parte de la segunda temporada de la serie El Señor de los Anillos: Los Anillos del Poder, de la plataforma Amazon Prime Video, que se pretendía rodar en el barranco de Pecenescal, municipio de Pájara, y que se traslada a la isla de Tenerife por haberse retrasado las autorizaciones en Fuerteventura, tuvo respuesta por parte del presidente insular, Sergio Lloret. Este acusa al concejal de Urbanismo de Pájara, Alexis Alonso (CC) de haber retrasado el expediente con las autorizaciones. Lloret, al margen de desmentir a los nacionalistas, aseguró estar en contacto con la productora y «no tener conocimiento oficial de que haya desistido, porque sigue en trámite el expediente».

La película se pretendía rodar en el barranco de Pecenescal, en el municipio de Pájara

Los nacionalistas fueron los primeros en salir a la palestra para denunciar que la industria del cine en Fuerteventura ha perdido una oportunidad de lujo para atraer inversión, empleo y promoción «por la inoperancia de Lloret al frente del Cabildo insular. La falta de gestión a la hora de conceder permisos y gestionar las producciones ha provocado que algunas de ellas se estén marchando de la Isla».

El PP salió también a escena argumentando que la falta de gestión y diligencia del grupo de gobierno en el Cabildo «ha sido la causante de que la productora haya renunciado a grabar en Pecenescal, perdiendo el ingreso de 10 millones de euros, y se haya declinado por el Parque Nacional de El Teide, donde las exigencias ambientales y la obtención de autorizaciones son más difíciles de gestionar que en Fuerteventura».

El presidente Lloret desmintió las acusaciones de los nacionalistas señalando que «la Concejalía de Urbanismo, en manos de Coalición Canaria, de este Ayuntamiento, no había avanzado con los trámites pertinentes para conceder los permisos a la producción. Temas tan importantes como este hay que tomarlos con mayor interés», ha reprochado el primer regidor insular.

Por su parte, el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Nicolás Cabrera, señaló a este periódico que «la productora presentó la documentación y tuvo que realizar algunas correcciones, especialmente respecto a los vuelos con drones en zonas ZEPAS y en otras áreas de reproducción de especies protegidas. La empresa ya presentó esas correcciones».

Los populares aseguran que la Isla ha perdido un ingreso de 10 millones de euros

La intervención por parte de Pedro Armas, alcalde de Pájara, según ha relatado Lloret, «en el Área de Medio Ambiente dependiente de la Concejalía de Urbanismo de Pájara permitió llevar a cabo la primera evaluación ambiental simplificada, que requirió de un segundo trámite y que finalmente llegó en su formato definitivo al Cabildo de Fuerteventura el pasado martes, día 7 de marzo, encontrándose en este momento en tramitación el permiso por parte de la institución Insular».

Para Lola García «es una pena que ahora, por la falta de trabajo e interés de los que llevan el Cabildo, se estén yendo a otros lugares. Esto daña la imagen de la Isla».