Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una empresa grancanaria plantea obtener energía eólica bajo los viaductos

Zecsa publica junto a tres universidades el proyecto en la revista científica más reputada

Una empresa grancanaria plantea obtener energía eólica bajo los viaductos

Una empresa grancanaria plantea obtener energía eólica bajo los viaductos

La empresa grancanaria Zona Eólica Canaria (Zecsa) desarrolla en colaboración con las universidades de Kingston (Reino Unido), Vigo y Las Palmas de Gran Canaria un proyecto para rentabilizar el viento que se genera en los viaductos, mediante la instalación de aerogeneradores. El Plan de aprovechamiento de infraestructuras públicas para energías renovables (Painper), que acaba de ser publicado en la revista científica más reputada de sector, plantea como modelos la colocación de turbinas entre los arcos bajo la carretera y sistemas verticales en forma de árboles junto al trazado. El gerente, Aday Martín, señala que el puente que ofrece en el Archipiélago una mayor rentabilidad sería el situado en el barranco de El Juncal, en Agaete, el coste de ejecución sería de 1,4 millones de euros, y los molinos tendrían capacidad para abastecer a 500 viviendas.

El teorema de Bernoulli constata que la velocidad del aire aumenta al pasar entre dos montañas, debido a que la sección por la que discurre el aire es mucho más estrecha y las líneas de corriente están muy próximas. Esta es la base científica sobre la que se han apoyado estos investigadores para madurar este innovador proyecto internacional, que pretende aprovechar los equipamientos viarios ya existentes en una fuente constante de electricidad.

"Hay muchas obras públicas sin valor añadido. Y, ¿por qué no darle un plus energético?". Aday Martín recalca que, además de la eólica, existe la posibilidad de trabajar con la solar, biomasa (material biológico) y geotémica (calor de la tierra). Pero, de momento, el estudio se ha centrado en el viento.

El proyecto recoge los estudios eólicos de 32 viaductos en Gran Canaria, Tenerife, La Palma y Fuerteventura. Y los datos concluyen que, al menos siete de ellos, ofrecen las condiciones naturales idóneas para que la obra sea económicamente rentable.

La empresa pone sobre la mesa tres modelos alternativos para su implantación. Por un lado, un sistema de ejes verticales rotatorios (miniaerogeneradores), que irían en los laterales de la carretera, y que se asemejarían por su forma y espacio que ocupan a unos postes de luz o a una hilera de árboles. Y luego distintos tipos de turbinas que irían emplazadas entre los pilares del puente. Uno de ellos, semejante a las aspas de los molinos de vientos, pero en posición horizontal, sobre perfil metálico en la parte inferior de la plataforma de vehículos, y conectado a la estructura de hormigón existente y reforzado con un collarín metálico. Y el otro, sobre una estructura de hormigón armado aligerado, conectado a pilares mediante estructura metálica y de hormigón.

De todos los puentes analizados, el situado en el barranco de El Juncal, en la entrada por la autovía a Agaete desde Gáldar, es el que garantiza una mayor rentabilidad, según este proyecto piloto, ya que el viento registra la velocidad media más elevada, entre 32,3 y 34,3 kilómetros por hora.

El coste de montar el equipamiento se aproximaría a los 1,4 millones de euros (tanto la estuctura como la turbina), por lo cual estiman que podría ser rentable antes en once años con la actual retribución. Y calculan que se podría generar unos 500 kilovatios, que permitiría abastecer a unas 500 viviendas. "Sería más barata que la energía fósil", destaca el empresario.

También cuentan con unas condiciones óptimas el puente de Silva, y el barranco de Guía-Pagador, ambas en Guía; y El Rincón, en el barranco de Tamaraceite, en Gran Canaria; así como el puente de Tejina, en Tenerife; y El Esquizo y Los Canarios, en Fuerteventura, con unas condiciones similares.

Zecsa ha mantenido ya los primeros contactos con responsables del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Gran Canaria para presentarles el proyecto, si bien el proceso electoral ha paralizado cualquier decisión.

Aunque creen que es una iniciativa que podrían acometer las propias administraciones con su asesoramiento, la opción que plantean más viable dada la actual situación económica es la tramitación de concesiones sobre el viaducto, al tratarse de propiedades públicas. "Ahora son infraestructuras que sólo generan gastos, pero con estos sistemas se pueden rentabilizar".

Compartir el artículo

stats