Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

Un pleno para añusgarse

La despedida del alcalde, Ángel Víctor Torres, y el líder de la oposición, José María Ponce, se convierte en un acto de reconocimiento mutuo

Un pleno para añusgarse

Un pleno para añusgarse

Clínex por cajas. La despedida de la Alcaldía del socialista Ángel Victor Torres y la del líder de la oposición, el popular José María Ponce, además de otros seis concejales de los distintos grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Arucas, se convirtió ayer en un abrazo entre damas y caballeros que coincidieron, a pesar de las diferencias de sus posturas políticas, en "haber creado un espacio de libertad y democracia", como lo definió Torres al final del "discurso más difícil que me ha tocado pronunciar".

Dejan su puesto Carmen Delia Morales, de la plataforma Con Arucas, que felicitó a toda la bancada "por la estabilidad política lograda, con sus risas y sus lágrimas, y por hacerme entender muchas cosas"; Aurora Moreno, de CC, que daba gracias, "por el respeto y el compañerismo al margen de las diferencias políticas"; Óliver Armas, del PSOE, que lanzó un brindis por el que "creo honestamente es el mejor grupo de personas para trabajar por el bienestar de los aruquenses"; José Montesdeoca, del grupo popular, que se llevó una ristra de aplausos tras sentenciar que la política es un envite entre "entre adversarios, y nunca enemigos"; Sergio Déniz, del PP, que se felicitó por participar en una etapa "tan buena tanto para la oposición como para el grupo de gobierno"; y Yeray Hernández, también del Partido Popular, que agradeció a cada una de las formaciones "mis tres años de trabajo en el Ayuntamiento".

El próximo alcalde de la localidad -que lo será gracias a un pacto entre PSOE, Nueva Canarias y Coalición Canaria, el socialista Juan Jesús Facundo-, subrayaba que los ediles que dejaban su puesto, "y siempre desde el respeto, han dan dado un ejemplo de corporación seria y responsable", para rematar dándole las gracias a Torres por haber "dejado el listón muy alto" al frente de la Alcaldía.

José María Ponce también calificó el pleno de emotivo, pero resumió los 12 años de vida política municipal que ahora deja, según afirmó, con un "sabor agridulce". En su repaso recordó los pactos y contrapactos que lo llevaron de la Alcaldía a la oposición en mitad de mandato, como ocurrió en el que se inició en 2003 precisamente con el PSOE. Una circunstancia que se repetiría a partir de 2007, cuando fue alcalde con el apoyo de Coalición Canaria, que también a los dos años lo desbancó. "Gobernamos con ilusión y ahínco, pero solos nos dejaron hacerlo dos años", se lamentó. Tras agradecer, no obstante, a "todos los compañeros de travesía", entre los que destacó, al igual que hicieron todos, a los empleados y trabajadores municipales, dio paso a Ángel Víctor Torres, quién le lanzó a Ponce "mi máxima admiración por su tenacidad inquebrantable".

Torres puso ayer "las manos en el fuego por el grupo y la oposición" que han participado con él de la política municipal durante 16 años, los últimos ocho como alcalde, y para ver en el estado de ánimo de un "pleno emocionante" la muestra "de la enjundia y calidad" de sus miembros, "en el que nadie ha intervenido sin una lágrima o una emoción".

Arucas, sentenció al final de su alegato, "ha sido capaz de crear un espacio de democracia en una ciudad que perdió gente por falta de ella" (...) "y a aquellos luchadores nos debemos en este plenario. Esa es la estrella que nos guía".

Compartir el artículo

stats