Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gáldar 150 años de formación musical

Siglo y medio dando la nota

La Banda de Música de Gáldar celebra el aniversario de su fundación en 1867 para "instrucción" del pueblo y "el mayor bien" de la Villa

Siglo y medio dando la nota

Sin duda alguna, Gáldar resulta ser un municipio importante como refleja su historia. Gáldar sigue firme como Real Ciudad por su vinculación con los monarcas españoles y antiguos monarcas aborígenes. También resulta un municipio rico en cultura al ser el pueblo canario denominado en el pasado como Corte de los Guanartemes y poco después proclamando al municipio como capital de Gran Canaria.

Este año, el municipio galdense tiene motivos de celebrar más historia. La Banda de Música de Gáldar cumple 150 años. Fundada en abril de 1867, fue creada por una petición que firmaba D. José Rodríguez Ruíz dirigida a la Junta de la Cuarta: "Los que suscriben, vecinos y propietarios de esta Villa de Gáldar, con la consideración y respeto debido exponen: que amantes de todo lo que instruye a los pueblos y anhelosos del mayor bien de esta Villa, hemos acordado la organización de la enseñanza de la música, pero es necesario un profesor que la dirija y a éste retribuirle con un pequeño sueldo. Pedimos que lo pague La Cuarta, puesto que los jóvenes están dispuestos a comprar los instrumentos que le asignen?", recogía el escrito.

En Agosto del mismo año, José Rodríguez Miranda, Francisco Zapata, Francisco Vega, Manuel Rodríguez, Francisco Toledo, José Alemán, José Betancort, Luis Auyanet y Ezequiel Ojeda, como individuos de la Sociedad Filarmónica establecida en Gáldar, solicitan de la Cuarta del Agua el auxilio de 200 escudos para la compra de instrumentos " para formar la Banda".

Se compran, gracias a esta aportación, un trombón (32 escudos), un Bombardón (60 escudos), Un contrabajo (56 escudos), un bombo (16 escudos), unos platillos (40 escudos) y un redoblante (9 escudos). En 1868, se termina de cubrir el importe y prorrateo de gastos de los instrumentos adquiridos por la Cuarta en Sevilla. Era alcalde D. Jacob Quesada.

Al poco de fundarse estuvo a punto de desaparecer por la inconstancia de los jóvenes aprendices. En Julio de 1872, D. Cristóbal Ramos Ponce, presidente de la Sociedad Filarmónica expone: "que habiéndose marchado de esta población desde el día 13 de Mayo el director de la Banda, D. Pascual López, se acordó hacer venir de Santa Cruz de Tenerife a D. José Henrycht, profesor y director de la Banda del Batallón provincial de dicha ciudad, para que no se quedara abandonada la instrucción de los jóvenes". Henrycht quedó contratado por el Ayuntamiento con el sueldo mensual de 93,75 ptas. y asumiendo la realización de veladas, funciones en el teatro y las ceremonias de la iglesia.

La banda ha tenido presencia en cientos de eventos importantes, festivos y religiosos, culturales, patrióticos y deportivos, no solo en Gáldar sino en todos los pueblos de Gran Canaria.

Su mejor conocedor

José Juan Batista conoce bien la historia de la Banda. Es hijo y nieto de músicos y antiguos directores de la Banda. "Es, sin duda, una de las personas que mejor conoce la historia de la Banda", asegura el actual director Rubén Guerrero.

"Ayer como hoy, en el mes de julio en Gáldar, suena la música y en ese pasear festivo musical galdense, ayer como hoy, reluce un nombre, el de la Banda de Música de la ciudad, un nombre que desde el pasado nos trae recuerdos entrañables al presente", recuerda Batista.

El hombre, ya en sus 80 años, quiso recordar tres directores de la Banda, del mismo nombre, José y de distintos apellidos: José Batista Martín, José Batista Falcón y José Alburger Cuenca.

En el año 1903, desde Arucas llegaba a Gáldar, el "maestro de maestros", José Batista Martín. Cuenta José Juan Batista que era hombre alto, de constitución y carácter fuerte, y que distribuía su trabajo así; "mañana a escribir música, a instrumentar partituras, de tal forma que según el número y calidad de los músicos tenía papeles de las diferentes obras para quince, veinte o veinticinco músicos". Éste falleció en 1942.

Batista quiso recordar a un personaje muy relevante en la historia de la banda. Isidro Medina Quintana nació el 25 de Agosto de 1925 en Gáldar y desde los 11 años formó parte de la Banda Municipal de Música, una formación a la que dedicó gran parte de su vida hasta que falleció el 7 de Octubre de 2008. "Fueron más de 70 años los que Isidrito dedicó a la música en nuestro municipio", recordó Batista. Tocó diversos instrumentos en la banda, tales como el clarinete o el saxofón y ocupó en diversas etapas la dirección musical de la misma.

A su vez fue profesor de la Escuela Municipal de Música desde su creación en 1984, aunque desde muchos años antes dedicara su tiempo de forma altruista a enseñar a toda aquella persona que se acercara a estudiar música, su gran pasión, y a ser componente de diversas orquestas.

"Es recordado por todos los que le conocimos como un hombre amable, bueno y servicial, siendo para todos un ejemplo de lucha, constancia y tesón, de compañero y de padre musical de la gran mayoría de los músicos profesionales galdenses de la actualidad" aseguró Batista. Por todo ello fue reconocido en 1998 como hijo predilecto de esta ciudad y se le dedicó una calle con su nombre. A todo ello se le suma la denominación del encuentro de bandas que cada año organiza la Banda Municipal de Música junto a la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Gáldar en agradecimiento a la inmensa labor que durante tantos años desarrolló y a la inmensa dedicación que le tenía a la música en el municipio.

Primer piano de la banda

Paralela a la labor desarrollada por la ya más que centenaria Institución en la enseñanza musical, ha sido importante la generosa dedicación de no pocos hombres y mujeres a tan formativo menester, destacando entre ellos, la maestra Juana Lorenzo, fundadora en 1926 de una escuela gratuita de música, comprando para la misma, con los fondos reunidos en las representaciones teatrales, uno de los primeros pianos traídos a Gáldar. Conocidos profesores del solfeo fueron el maestro Batista, hijo, Pedro Acedo, organista, director de los coros parroquiales y de las solemnes funciones religiosas de la Iglesia de Santiago. Y Amorcito Molina, profesora del hoy maestro universal e Hijo Predilecto de Gáldar, el pianista Pedro Espinosa.

Durante los últimos años la banda ha dado un salto. Su director actual, Rubén Guerrero, ha luchado los últimos 17 años por la evolución, "para bien", de la agrupación. "No fue tarea fácil", explicó Guerrero, que comenzó como director a sus 18 años. "Empecé muy jovencito", recordó, "y éramos a penas 20 integrantes y ensayábamos en una gallinero de una casa antigua de Gáldar". En el corral de pollos apenas entraban todos los músicos. "Eran 30 metros cuadrados, y además cuando compramos unos timbales no entraban por la puerta y la tuvimos que echar abajo", explicó. Guerrero luchó por que el Ayuntamiento dotase a la banda de un local en condiciones para los ensayos. "Llegamos a un antiguo almacén de plátanos que reformamos y el resultado acústico es magnífico", declaró.

La banda ha tenido desde entonces numerables actuaciones de renombre y que figuran ya en la historia de la agrupación. En 2003 participaron en el XV Festival Bandístico Internazionale de Besana (Italia). En 2004 presenta su único trabajo discográfico editado hasta la fecha y que consta de 8 temas, entre los que podemos encontrar desde pasodobles a bandas sonoras de películas, pasando por marchas u obras de estilo clásico. "Esperemos que la banda siga con otros 150 años de música", añadió entre risas Guerrero, que ya prepara la actuación de julio en la Plaza de Santiago en Gáldar.

Compartir el artículo

stats