Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacia otro modelo de atención

El Cabildo apuesta por sustituir las grandes residencias por hogares. Pide recuperar las ayudas de respiro familiar para los cuidadores

Fachada de la residencia de mayores de Valleseco.

Fachada de la residencia de mayores de Valleseco. SANTI BLANCO

La tendencia en los servicios sociosanitarios es reducir el modelo de las grandes residencias de mayores y apostar por una atención más cercana en centros con pocas plazas e integrados en la comunidad, además de facilitar la autonomía personal. "Lo ideal es que las personas dependientes puedan estar en su entorno todo el tiempo que sea posible hasta que tengan que ir a una residencia, pero en Canarias no se ha hecho nada hasta ahora en ese sentido", comenta la consejera Elena Máñez, quien opina que eso rebajaría las listas de espera. "Ahora, como no hay otras alternativas, la gente pide un centro de día o una residencia", sostiene

Máñez anunció que el Cabildo empezará a realizar ese cambio de modelo en las residencias de Taliarte y El Sabinal, donde el personal es propio, de forma que se pueda trasladar después a los centros gestionados por empresas, ONG o congregaciones religiosas, más reacias a los cambios. "Hay que avanzar hacia el modelo de unidades de convivencia más reducida", opina, la responsable de Política Social del Cabildo.

En referencia al incidente del centro de Valleseco, conocido esta semana durante el juicio del hombre que mató a su madre después de intentar ingresarla en la residencia de mayores, Máñez consideró que es un hecho aislado y no puede vincularse a las largas listas de espera, pero sí admitió que desde los servicios públicos del Gobierno autónomo y el Cabildo no se ofrece el denominado respiro familiar, que consiste en ayudar a los cuidadores de personas mayores o con discapacidad para que tengan un poco de tiempo libre para sus propias necesidades laborales o de ocio.

Ante el progresivo aumento de la esperanza de vida, Máñez señala que se dan casos en que "los cuidadores de una persona mayor también están en la edad de que les cuiden a ellos". Los servicios municipales ofrecían el respiro familiar en algunas ocasiones, pero todo eso desapareció con los recortes y ahora solo se atiende la emergencia social.

"El de Valleseco es un caso concreto y habría que ver todos los elementos, si había pedido la dependencia o si estaba en espera de una plaza, pero de cualquier forma nada justifica el desenlace final", subraya.

Compartir el artículo

stats