Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Mary Carmen López

"Santa Lucía es un pueblo con coraje, como demuestra su transformación"

"Todo ha cambiado mucho, nací en la casa, estudié solo con niñas y llevaba la ropa para lavar en el barranco", rememora la pregonera de las Fiestas de Santa Lucía 2017

Mary Carmen López, ayer, en su vivienda en La Medianía, en el municipio de Telde.

Mary Carmen López, ayer, en su vivienda en La Medianía, en el municipio de Telde. YAIZA SOCORRO

¿En su pregón por las Fiestas de Santa Lucía hace una llamada recuperar los valores?

Podemos potenciar y recuperar los valores de Santa Lucía, la hospitalidad, la alegría, la cooperación y generosidad de los santaluceños.

¿Ha perdido el municipio de Santa Lucía de Tirajana?

Hay cierta deshumanización. No disfrutamos de cosas sencillas como la brisa entre los olivos y el canto de los pájaros. No sólo pasa aquí. Nos tenemos que mirar más a los ojos. No tanto los teléfonos móviles. Hay que conversar más.

¿Es por eso la despedida diferente que hizo en su pregón?

Además de agradecer a todos, otra vez, haberme elegido como pregonera, invité a todos que aparcasen los móviles y que disfrutasen de estas fiestas de Santa Lucía. En el pregón hago un reconocimiento a las mujeres por el gran papel que han tenido. Los hombres volvían de la labranza a casa y descansaban, y ellas seguían trabajando.

¿Hay pérdida de identidad?

Las nuevas tecnologías y el sistema político rompen el tejido social. La economía predomina en los mensajes de muchos mandatarios políticos.

Mucho ha luchado en su historia el pueblo de Santa Lucía.

Claro que sí. Para mí Santa Lucía es un pueblo de coraje. Lo dice una santaluceña nacida en 1957 que ha vivido la gran transformación que han tenido el pueblo y el municipio. Mis padres, que están vivos, son Pepe López Castro, de 89 años, y Celedonia Jorge Monzón, de 85. Soy la segunda de siete hermanas, de las que cuatro somos maestras. Santa Lucía, tras las cuatro últimas décadas, ha conseguido tener médico, que no tenía, y otras muchas cosas. En los años 70 se propuso que perdiera la capitalidad del municipio y que fuera Vecindario. Pero, luchó para que siguiera arriba, por su historia y su coraje. La costa del municipio se transformó enormemente. Antes sólo era polvo y viento, y la zafra, poco más.

¿Fue Santa Lucía pionero?

Tras la apertura de mente en la década de los 60, en el pueblo ocurrieron cosas que lo hicieron pionero. Comenzaron las actividades sociales y vecinales, el teleclub y el teatro. Se creó el centro de salud de Tirajanas, como fue el centro piloto. En 1969 una mujer presidía la Asociación de Cabezas de Familia. Se creó la Asamblea de Vecinos (AV), con asociaciones vecinales, y que fue la primera candidatura de la Democracia, y aún sigue existiendo como partido político.

¿En su infancia vivió en un pueblo muy distinto al de ahora?

Nací en casa de mis padres. Una partera, amañada en la materia, acompañó a mi madre en el parto. Estudié sólo con niñas. Caminaba 45 minutos por el barranco para ir a clase. Ayudaba en la casa y en la labranza. Mi hermana mayor, en la tienda. Llevaba a lavar la ropa al barranco con la bañera en la cabeza, que era más grande que yo. No había luz, ni teléfono. Fui a hacer el instituto en la capital. Hice Magisterio y fue maestra. Trabajé en muchos colegios. Me marcó mucho hacerlo en el colegio Padre Collado, de Telde, donde fui directora. Puse en marcha un método innovador, sin libros y con proyectos.

Compartir el artículo

stats