Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agüimes

Agüimes adjudica sin concurso público la gestión de la residencia de mayores

La entidad Mensajeros de la Paz dirigía el centro cuando se realizaron los cobros irregulares

Agüimes adjudica sin concurso público la gestión de la residencia de mayores

Agüimes adjudica sin concurso público la gestión de la residencia de mayores

El gobierno municipal de Agüimes ha concedido la gestión de la polémica residencia de mayores a través de una adjudicación directa, sin concurrencia pública, a la Asociación Mensajeros de la Paz, una entidad que ya realizaba esa labor cuando se produjeron las irregularidades denunciadas por un grupo de usuarios y que ha obligado al Ayuntamiento a devolver el dinero que cobró indebidamente.

El Ayuntamiento, gobernado por Nueva Canarias (NC), renovó la concesión administrativa por un plazo de 10 años, susceptible de prórrogas cada 5 años hasta un máximo de 25, y justificó la adjudicación directa en el hecho de que Mensajeros de Paz es un entidad sin ánimo de lucro y está declarada de utilidad pública por el Ministerio del Interior y el Gobierno de Canarias. Según el acuerdo de la junta de gobierno local, aprobado el 16 de abril y en vigor desde principios de verano, fue esta asociación religiosa la que solicitó mantener la gestión de la residencia.

Tanto los denunciantes como los grupos de la oposición en el Ayuntamiento y el Cabildo de Gran Canaria consideran que, a la vista de la polémica gestión de ese centro, el gobierno municipal debió convocar un concurso público abierto a todas las entidades que prestan ese tipo de servicios.

De hecho, los consejeros del PP y de CC en el Cabildo, en sus requerimientos de información al presidente Antonio Morales, que era alcalde de Agüimes cuando sucedieron los hechos denunciados, han sugerido que la Asociación Mensajeros de la Paz también fue una víctima en esas irregularidades, pues el Ayuntamiento recibía 1.200 euros mensuales del Cabildo por cada residente y solo le pagaba 950 euros a esa asociación de la iglesia católica.

Por contra, el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, consideró ayer que no es una adjudicación a dedo y explicó que "hay un procedimiento administrativo que regula la concesión de un edificio público por un periodo determinado a una asociación sin ánimo de lucro. Tras recordar que Mensajeros de la Paz es una entidad con prestigio mundial por sus labores solidarias y lleva años "gestionado perfectamente" la residencia, Hernández declaró que su gobierno "no tiene ninguna duda de que el acuerdo está jurídicamente respaldado".

"Con este formato que hemos planteado no hace falta concurso, si fueran otras entidades sí tendríamos que hacer una convocatoria pública, pero estamos hablando de Mensajeros de la Paz, a ver si el PP va ahora a poner en duda la honradez de esa asociación", replicó el alcalde. A su juicio, "el PP y otros grupos de la oposición en el Cabildo creen que han encontrado un filón en todo lo que huele a residencia de Agüimes y ha iniciado una batalla política sin ninguna ética ni responsabilidad social".

Hernández dijo que el Ayuntamiento está "absolutamente satisfecho" con el trabajo de Mensajeros de la Paz, que además gestiona desde hace años un centro de menores en Arinaga, y subrayó que esa asociación también es adjudicataria de los cabildos y del propio Gobierno de Canarias.

Compartir el artículo

stats