Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arucas

Arucas diseña unas piscinas naturales en la costa de Quintanilla

El proyecto prevé una zona de solárium, aparcamientos y una entrada segura a la GC-2

Simulación de las piscinas y su entorno. En el centro, el búnker; y, a la izquierda de la imagen, el estanque. lp

Arucas trabaja en la construcción de unas piscinas naturales con solarium en la costa de Quintanilla, que permitirán un baño más seguro ante los habituales oleajes. El proyecto previsto en la desembocadura del barranco de Los Dolores requiere una inversión de 948.456,62 euros, e incluye una zona de aparcamientos y un pequeño enlace seguro de entrada y salida desde la carretera general del Norte (GC-2), favoreciendo la parada de muchos turista y lugareños que frecuentan el lugar, dada la belleza de esta franja litoral.

La actuación impulsada por el Ayuntamiento de Arucas y el Cabildo de Gran Canaria, y que cuenta con la conformidad de la Demarcación de Costas y del Gobierno de Canarias, pretende mejorar la primera línea de mar en Quintanilla, facilitando la creación de un espacio apto para el baño.

Los autores afirman que la actuación es compatible con la conservación de las características paisajísticas del lugar, conocido en la zona como La Bajilla, por la imagen que se puede observar durante el movimiento de la marea.

"La construcción de la piscina intermareal junto con la zona de solarium, así como el parking de tierra para vehículos y su acceso desde la GC-2, haría que esta zona del litoral fuese utilizada como zona de sol y baño, y sería motivo suficiente para una regeneración del borde litoral, tanto en la calidad de las aguas (disminuyendo el vertido incontrolado de las aguas procedentes de las viviendas), como en el acceso a la zona por parte de los usuarios", recoge el proyecto.

Al mismo tiempo, se recuerda que "la zona donde se quiere ubicar la piscina también es utilizada por buceadores o pescadores. Por ello el diseño de la obra se ha realizado más próximo a costa para que la actividad de estos usuarios no se vea afectada". Hay que tener en cuenta que este lugar es rico en fauna marina, por lo que es frecuentada históricamente por aficionados a la pesca y al marisqueo.

La intervención prevé que la estructura artificial facilite la circulación de las aguas, así como su protección frente al fuerte oleaje. Al mismo tiempo, garantiza que en su interior se desarrolle la vida marina, que ha sido siempre abundante.

Parada de guaguas

Las piscinas intermareales se estructuran en distintos espacios diferenciados de usos recreativos.

En el exterior se sitúa el solarium para los bañistas. Y se acondicionará la explanada actual cercana a la carretera como aparcamiento de tierra, "delimitando una zona para el acceso de peatones a los solarium".

El viejo nido de metralletas que esta en la zona, conocido por muchas personas de la zona como el búnker, será rehabilitado para convertirse en un nuevo atractivo, la vez que se evita su pérdida. Y se integrará en la nueva pieza arquitectónica. Sin embargo, el estanque se mantendrá en uno de los laterales, sin que forme parte de la actuación con capital público. Este embalse se adentra en el deslinde de dominio público, según constata el documento.

Al mismo tiempo, se proponer un nuevo acceso de vehículos desde la GC-2, mejorando con ello la seguridad en el tráfico, pero sin afectar al trazado de la carretera general, según el proyecto redactado por la consultora Raley Estudios Costeros, con técnicos del Cabildo de Gran Canaria.

Contará con un carril de entrada y otro de salida, con cuñas de desaceleración y de incorporación a la travesía al pueblo de San Andrés, cada uno de ellos con un ancho de 3,5 metros. Y, en medio, en forma de una isla, irá una parada de guaguas, de unos 20 metros de longitud y el mismo ancho que en el caso anterior. Y una pequeña acera que podrá acoger una marquesina. Esta parada se situará justo a la altura del actual paso de peatones, que conecta con el grupo de viviendas de la calle Naufragio.

La actuación contempla el uso de hormigón y de mampostería para el muro de la piscina, además de pivotes de delimitación en el frente de las olas y una zona antideslizante. Y, al menos, dos escaleras de acceso a la zona de baño, y barandillas y pasamos de aluminio, y rústicas.

El alcalde, Juan Jesús Facundo, resalta que la actuación permite revitalizar una zona de gran belleza, que se sumará a otros programas de mejora del paisaje que se han comenzado a ejecutar en toda la franja desde Bañaderos hasta San Andrés. Y para el proyecto ya cuentan con los informes favorables de Costas y del Gobierno de Canarias.

Financiación

La obra tiene un coste de 948.456,62 euros, cuya inversión está pendiente de consignar. Sin embargo, el regidor de Arucas confía en que pueda sacarse a concurso en el presente mandato, para lo cual se pretende firmar un convenio para su ejecución entre administraciones.

La actuación pretende servir de atractivo para los turistas, muchos de los cuales ya hacen una parada en la zona, aprovechando que en el lugar no existen viviendas, que es visible desde la carretera y las facilidades para dejar el coche.

A esto se suma que la fuerza de las olas genera un paisaje de gran belleza, gracias también al "azote continuo de los vientos alisios". Esta instantánea ha sido retratada en muchas ocasiones, ya que en el horizonte se puede apreciar tanto la silueta del litoral de Guía y, en muchas ocasiones, del Teide, en Tenerife. Pero también es habitual la estancia temporal de caravanistas, que aprovechan la presencia de un solar libre en primera línea del litoral, para disfrutar del mar de Arucas.

Compartir el artículo

stats