Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Aldea de San Nicolás

La Aldea fortalece el turismo de observar las estrellas con tres nuevos miradores

El municipio se convirtió hace tres años en un destino ‘Starlight’ por la alta calidad de sus cielos para la observación | Artenara recibe dinero para entrar en la astronomía

6

La Aldea inaugura tres miradores astronómicos La Provincia

La Aldea fortalece su apuesta por tratar de atraer el turismo astronómico para la observación de las estrellas, la fotografía y la arquitectura, con la inauguración de tres miradores en El Balcón (en Andén Verde), las cruces en Las Tabladas (con un sentido histórico), y el canal de El Parralillo (en el límite de la Reserva Natural de Inagua).

El cielo de La Aldea de San Nicolás destaca por su calidad para los amantes de la astronomía, y su amplio potencial para desarrollar actividades de astroturismo y de divulgación. No en vano, estos son los argumentos por los que fue declarada ‘Destino Turístico Starlight’ hace tres años por la Fundación Starlight. Como se explica en el certificado, goza de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y que, al estar protegido de la contaminación luminosa con sus cielos oscuros y limpios, es especialmente apto para desarrollar actividades turísticas basadas en el cielo como recurso natural. Entre los atractivos está la observación de fenómenos como la lluvias de estrellas, el paso de cometas, los planetas y estrellas.  

Gran Canaria forma parte, de esta forma, de un reducido destino de astroturismo declarado, junto a Chile, Nueva Zelanda y Hawai.

Y La Aldea ha dado ahora un nuevo paso, con la ejecución del proyecto de ‘Miradores Astra’, con una inversión de 200.000 euros del Patronato de Turismo.

Uno de ellos es el Mirador del Balcón. Está emplazado en el antiguo mirador del Andén Verde, en La Punta de La Aldea, que asoma a la costa oeste de la Isla. “La intención es potenciar esa visualización, creando grietas en el suelo que reten a los visitantes a ver el impacto del mar. En la noche se conseguirá un lugar arropado, oscuro, lejos de la iluminación del valle en el que se podrá recostar para mirar al cielo. Para ello se ha generado una plataforma que dotará de seguridad a la actual, en la que aparecerán unas grietas de vidrio enfocadas hacia el acantilado”, según los promotores.

El segundo es la Cruz del Siglo, en el barrio de Las Tabladas. En ese caso reúne un sentimiento histórico, como es La Cruz del Siglo, “un lugar icónico, elegido sutilmente por nuestros antepasados, que se debe valorar, potenciar y ordenar. Se encuentra en una ubicación privilegiada desde donde se puede ver al oeste la lejanía del mar, y al este el abrupto interior de Gran Canaria. En este observatorio se ha generado un vacío alrededor de las cruces del siglo que permitirá potenciar estas visualizaciones, construyendo una plataforma alongada protegida con barandillas de vidrio, que enfocan al este y al oeste”.

Y, por último, Entremontañas, para entender el valle de La Aldea. “En este mirador se ha generado una plataforma a una cota inferior a la actual, con el fin de potenciar el efecto infinito sin barandillas que existe actualmente. Esta localización permite visualizar el pueblo, el mar y la orografía del valle. Por ello se ha generado una lámina de agua que a modo de espejo consiga visualizar en un mismo instante, el cielo, el mar, y la cordillera del valle. Está ubicado en el canal de El Parralillo, en las faldas de la montaña de El Viso y es un punto representativo en la carrera Entremontañas Paralelo 28”.

La Cumbre también se adapta

Al acto de inauguración asistieron ayer el consejero de Turismo, Carlos Álamo; el alcalde Tomás Pérez, junto a otros ediles; la directora de la Fundación Starlight, Antonia Varela; y otros colectivos.

Gran Canaria cuenta con ocho enclaves para estas experiencias, recordó Carlos Álamo, resaltando que la Isla trata desde que fue certificado como destino ‘Starlight’ en diciembre de 2017 de fortalecer este nuevo atractivo turístico.

Carmen Varela resaltó el cielo excepcional para este tipo de actividades que ofrece La Aldea.

Tomás Pérez señaló que el mirador del Andén Verde es un hito, “con un trabajo espectacular”, dentro de la nueva red de miradores. La concejala de Turismo, Isabel Suárez, destaca el esfuerzo del municipio por convertirse en un destino turístico para observar las estrellas, para lo cual cuentan con un observatorio con su telescopio bajo una cúpula en Tasartico, y la catalogación de ‘Destino Starlight’. Ahora los miradores son un segundo paso, y están pendientes de abrir el centro de interpretación de Guigui.

Por otro lado, el Gobierno de Canarias aprobó ayer una partida de 51.696 euros para adaptar los miradores de Artenara a la contemplación astronómica. El dinero se destinará a la redacción de proyectos, la disponibilidad de terrenos y tramitar autorizaciones.

Compartir el artículo

stats