Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

La Feria Atlantur arranca en Meloneras y se baraja no volver a Infecar

Antonio Morales anuncia que la muestra debe estar cerca de los profesionales del sector turístico

50

Meloneras acoge la la Feria Atlantur La Provincia

La Feria Atlantur ha arrancado este miércoles en el palacio de congresos de Meloneras con la participación de una treintena de expositores y el anuncio del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, de que la antigua Feria del Atlántico podría quedarse en los próximos años en el sur de la isla. El objetivo, adelantó, es que la muestra “esté más cerca” de los profesionales del sector turístico, a los que está dirigida en los últimos años. 

Con una evidente reducción del espacio y de las actividades respecto a las celebradas en Infecar, como consecuencia de las restricciones de la pandemia, la 43 edición de la Feria permanecerá abierta hasta el viernes y se concentra en la digitalización turística, la sostenibilidad y las soluciones de los negocios turísticos frente a la Covid. 

El presidente del Cabildo inauguró Atlantur en una escueta ceremonia, en la que estuvo acompañado por la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez, y por el consejero insular de Turismo, Carlos Álamo. Luego recorrió cada uno de los 28 stand de los expositores (cuatro solo participan de forma virtual) para escuchar las explicaciones de sus representantes, con ofertas que van desde platos y cubiertos que se pueden compostar porque están hechos con materiales vegetales hasta los últimos avances en sistemas de seguridad para hoteles o aparatos para purificar el agua.  

El presidente del Cabildo cree la recuperación va a depender de la seguridad sanitaria

decoration

Morales recordó que en su primer mandato se recuperó la Feria Internacional del Atlántico y se decidió reconvertirla en un espacio dedicado expresamente al turismo de Gran Canaria, incluso de cara a los continentes africano y americano, como en sus orígenes ocurrió con el comercio. 

El presidente achacó a la pandemia la reducción de empresas y visitantes, lo que conllevará una menor repercusión pública, pero defendió la idea de celebrarla en Meloneras. En la primera jornada hubo 260 visitantes, según los organizadores. “Las dificultades hacen que no tengamos la feria que hubiésemos deseado; pero también obligan las circunstancias a hacer un planteamiento híbrido, semipresencial, con 30 stand que van a ofrecer lo que pretendemos hacer llegar a través de esta feria; y con la ilusión de que pronto podamos recuperar el turismo y tener un buen verano si seguimos avanzado en la vacunación”. 

Morales resaltó que en esta edición de Atlantur se hablará de sostenibilidad y de innovación tecnológica, pero sobre todo de seguridad sanitaria y jurídica, requisito “fundamental” para volver a atraer visitantes a la isla. 

“Todos los planteamientos deben tener como referentes la seguridad para los turistas; la sanidad ya es un punto fuerte de Gran Canaria y hay que abrirse a empresas de ese sector”, comentó el presidente del Cabildo, quien evitó lanzar las campanas al vuelo para la temporada de verano.  

Morales dijo que “aún no hay muchos” que permitan aseguran una rápida recuperación de visitantes e incluso detalló que los empresarios del sector no están de acuerdo por las cifras anunciadas por la ministra Reyes Maroto en su visita del lunes a Lanzarote. “La incertidumbre sigue estando presente, no depende de nosotros, sino de lo que ocurra en el Reino o en Alemania, o de lo que suceda con las vacunas”, apuntó. 

Durante el recorrido por los stand, y preguntado sobre si Atlantur se quedará en Expomeloneras o volverá a Infecar el próximo año, contestó que la idea del gobierno insular es que se quede en el Sur. “Pensamos que esto permite acercar al sector turístico a este recinto ferial, por lo tanto, no descartamos darle continuidad aquí en Maspalomas”, subrayó. 

La inauguración de Atlantur careció de discursos, himnos o banderas, y la presencia institucional se limitó a una decena de personas. Hubo tiempo de pararse a escuchar las explicaciones de casi todos los expositores. Por ejemplo, en el puesto de la empresa asturiana Bes Ingenium, Luis Monteserín ilustró a la comitiva sobre los últimos adelantos en domótica aplicados a las habitaciones de hoteles. 

A poca distancia, Francisco Corredoira, director de expansión de la empresa Inca Pack, sorprendió con una muestra de productos para hoteles y restaurantes -platos, bandejas, cubiertos, bolsas de lavandería- con apariencia de plástico pero fabricados con la fécula de las papas o con granos de millo, por lo que una vez usados se pueden utilizar para elaborar compost. Incluso si los usuarios optan por no reciclarlos, se tiene la garantía de que se autodestruyen sin contaminar, lo que no ocurre con los plásticos.  

Entre la treintena de expositores hay varios dedicados al tratamiento de aguas con ozono o a la purificación del aire de los establecimientos turísticos. También de maquinaria para restaurantes o diseño de interiores en hoteles. Y, evidentemente, empresas que ofrecen soluciones de seguridad frente a la Covid-19, desde mascarillas a medidores de temperatura o máquinas para alertar de un exceso de aforo o de insuficiente distancia entre personas.

Cajasiete lanza un servicio financiero para empresas respetuosas con la sostenibilidad

decoration

En la mañana de ayer hubo dos  mesas de debate. La primera, bajo el epígrafe Destinos Turísticos Inteligentes, participaron el presidente de Segittur, Enrique Martínez Marín; el responsable de la iniciativa de Destino Turístico Inteligente de Sodetegc, Víctor Álvarez; y la directora-gerente de la Empresa Municipal Palacio de la Magdalena, Edurne Vidal López-Tormos. 

En la segunda mesa se debatió sobre la Estrategia Regional Inter Clúster de Turismo, con las intervenciones del director de ACIISI, Carlos Navarro; el director del ITC, Gonzalo Piernavieja; el presidente del Clúster Turismo Innova Gran Canaria, Santiago de Armas; el presidente de Turisfera, Antonio López de Ávila; y el de Turistec, Jaume Monserrat.

En Atlantur también participa la entidad financiera Cajasiete, que anunció que aprovechará estas jornadas para presentar su nueva unidad de desarrollo del negocio sostenible, “que nace como consecuencia de la inquietud y determinación de la dirección del banco por asumir una mayor responsabilidad en el desarrollo sostenible de nuestras islas, uno de los siete compromisos de la entidad”. Según informó en una nota, “la nueva unidad tiene como principal objetivo impulsar y facilitar la financiación de las inversiones de sus clientes que sean respetuosas con el medio ambiente y que contribuyan a la reducción de la huella de carbono”.

Compartir el artículo

stats