Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva búsqueda de Juana Ramos en un barranco de Arucas acaba sin éxito

Los buceadores revisaron una galería de agua en el cauce de Lezcano

Búsqueda de Juana Ramos en el barranco Lezcano (Arucas)

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Búsqueda de Juana Ramos en el barranco Lezcano (Arucas) Javier Bolaños

La primera jornada de una nueva búsqueda de Juana Ramos, desaparecida hace casi cinco años, acabó este mediodía del martes sin éxito. Buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil inspeccionaron con el apoyo de la Policía Nacional durante casi tres horas una galería de agua de unos 80 metros de longitud situada en el barranco de Lezcano, en Arucas. Está previsto que los trabajos continúen hoy en el barranco del Pino, en el mismo municipio grancanario. 

Búsqueda de Juana Ramos, hoy, en el Barranco Lezcano (Arucas). Javier Bolaños

La mujer, que tenía entonces 58 años y era vecina del barrio de La Paterna, en Las Palmas de Gran Canaria, fue vista por última vez en la noche del sábado 20 al domingo 21 de agosto de 2016. Desde entonces se ha rastreado la costa de Arucas, Guía y Moya, así como en zonas del interior de Firgas. Sin embargo, en esta ocasión los trabajos se han adentrado en otro barranco más alejado, ubicado en las inmediaciones del barrio de San Francisco Javier, y muy cerca de Tenoya, en la capital.

Las principales sospechas siguen estando en el exnovio, Miguel Ángel R., que está en la actualidad en libertad, pero con cargos de homicidio o asesinato, malos tratos y hostigamiento. Y según la Televisión Canaria, un amigo tenía una finca en la zona, por lo que se ha abierto el campo de rastreo. 

Tras desbrozar la zona de maleza y los canales de recogida de agua en las horas previas, los buceadores se adentraron a través en una galería de unos 80 metros de longitud, con zonas inundadas por completo. Para ello había que entrar por un hueco bajo el risco de poco más de un metro de diámetro y que salía por otro punto, en el que se encontraba una vieja motobomba dentro de un cuarto. El interior presentaba distintas canalizaciones, con una visibilidad casi nula en todo momento, por lo que se hacía necesario el uso de guías para evitar que la pareja de buceadores se pudiera perder. Sin embargo, después de casi tres horas, el rastreo en el que participan la Brigada Provincial de Policía Judicial y la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, con la colaboración del GEAS para estas tareas, suspendió la búsqueda, que está previsto que continúa hoy por otra zona.

En estos años se ha realizado media docena de batidas. La anterior fue en febrero de este año.

Los equipos de búsqueda abandonan la zona. Javier Bolaños

Compartir el artículo

stats