Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Los grandes hoteles del Sur reabren ante la recuperación de las reservas

Las principales cadenas vuelven al mercado con «optimismo moderado» con pocas previsiones en junio y con la esperanza puesta en verano y a partir de octubre

16

Hotel Riu Papayas y Lopesan Villa del Conde José Carlos Guerra

Las grandes compañías hoteleras que operan en el sur de Gran Canaria comienzan a sumar aperturas a los establecimientos que ya tenían abiertos desde la desescalada del confinamiento. Y lo hacen con un «optimismo moderado» ante una recuperación económica y del sector que todavía va a pasos tremendamente lentos pero con la esperanza puesta en que el aumento de los niveles de vacunación contra la Covid redundará antes o después en el incremento de unas reservas que todavía bailan. Las reservas aún son muy bajas y casi residuales, apenas del 15 o 20% de ocupación en la mayoría de los establecimientos, pero según qué compañía ya empiezan a registrar hasta un 30 y un 40% de reservas para julio y agosto y en algunos casos de hasta un 80% a partir de octubre, cuando comienza la temporada alta turística en el Archipiélago. Pero si en algo coinciden es en afirmar que la paulatina recuperación de la actividad no significa que el sector se haya recuperado, pues aún quedan muchos peldaños por subir para lograr al menos un equilibrio en la balanza de gastos y beneficios. Mientras tanto permanece abierta solamente entre un 30 y un 35% de la planta alojativa, cifra que se incrementará en las próximas semanas con hasta una veintena de hoteles.

El presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de Las Palmas, José María Mañaricúa, insiste en que el sector mantiene sus esperanzas puestas, como pronto, en el mes de julio, pues será cuando entre en vigor el pasaporte Covid, porque para entonces el número de vacunados habrá aumentado considerablemente y además comienzan las vacaciones escolares en Europa. «Confiamos en que para el 1 de julio un porcentaje importante de la planta hotelera esté abierta, en torno al 60%, pero no antes».

Pero las mayores preocupaciones siguen siendo las decisiones de Reino Unido. «Jet2Holidays, el segundo operador más grande de Reino Unido, prepara vuelos a Canarias a partir del 24 de junio, pero ya ha avisado de que el 85% de los británicos se niega a volar a un destino que está en semáforo ámbar porque es imposible que cada turista tenga que pagar tres PCR ni permanecer 10 días en cuarentena a la vuelta de sus vacaciones», añade Mañaricúa. «Entendemos que para final de junio ya habrá acuerdos entre Europa y Reino Unido para levantar el sistema de los semáforos».

Por ahora, señala, las reservas son en su mayoría de última hora, pero los empresarios confían en que a medida que se acerque julio comenzará a entrar un volumen mayor. «El sector se anima poco a poco, pero junio es un mes muerto», dice el presidente de la FETH.

En el sector de los establecimientos extrahoteleros muchos empresarios han decidido ya que no reabrirán sus complejos hasta septiembre, según revela por su parte el presidente de la Asociación de Empresarios de Establecimientos Turísticos (AEAT), Tom Smulders. «Quienes abren tienen ocupaciones de miseria», dice, «pero tenemos la esperanza de que algo ya se está moviendo, sobre todo con el mercado holandés, que tiene una actitud más permisiva y ha dado luz verde a volar a Canarias sin cuarentenas ni test PCR a la vuelta; los aviones de allí vienen llenos y eso es buena señal, el problema es que solo vienen un par a la semana». Smulders llama a la cautela en las cifras de reservas porque «la situación aún es inestable y las reservas son muy cambiantes, no podemos darnos falsas esperanzas».

Los turoperadores han asegurado en Fitur que durante el invierno la ocupación llegará al 70%

decoration

Las grandes cadenas hoteleras empiezan a hacer un esfuerzo económico y ya comienzan a poner parte de su carne en el asador de cara a la temporada estival. Asi, en las próximas semanas volverán al mercado hasta una veintena de establecimientos turísticos, lo que implica no solo la progresiva apertura del destino sino también el rescate de decenas de trabajadores del sector que llevan meses acogidos a un ERTE.

Recuperación del empleo

La cadena mallorquina Riu Hotels & Resort ha sido la última en reabrir establecimientos. El pasado viernes 28 de mayo volvió al mercado el Riu Palace Meloneras y el 20 de mayo el Riu Papayas de Playa del Inglés, mientras que hará lo propio con el Riu Palmeras el 1 de junio. Estas dos aperturas se suman al Riu Palace Oasis y Riu Gran Canaria con los cuales la compañía ya operaba desde hace meses, y al que abre en Tenerife, hasta un total de tres, otro en Fuerteventura y tres también allí y uno en Lanzarote. Así, con 12 establecimientos, convierte a Canarias en el destino con más hoteles de la cadena abiertos en España.

Fuentes de Riu explican que estas reaperturas permiten recuperar el 70% de los 3.800 empleados que forman la plantilla de la cadena en Canarias. La empresa reconoce que la cifra de reservas no es muy elevada «pero con nuestra experiencia hemos decidido abrir en previsión de la demanda que esperamos».

La cadena Lopesan, por su parte, anunció el viernes la reapertura el 22 de junio del hotel Abora Buenaventura de Playa del Inglés y del Ifa Altamarena en Fuerteventura, lanzando así al mercado siete establecimientos pues ya mantenía abiertos el Lopesan Baobab, el Villa del Conde, el Kumara Serenoa y el Abora Interclub Atlantic.

Lopesan no ofrece datos de ocupación, pero espera «una mejoría muy leve en julio y agosto», considera que en el sector impera «un exceso de optimismo» y que, hasta que no se confirme la reapertura total de los principales mercados emisores la sobreoferta de camas puede provocar una caída de los precios y reducir la rentabilidad final. El grupo ha recuperado, de todas las divisiones de su negocio, a 1.176 trabajadores del ERTE de los 2.589 que tiene, es decir, un 45,4%.

El Grupo Dunas, por su parte, suma al Don Gregory de Las Burras el Maspalomas Resort el 17 de junio y el Mirador Maspalomas el 1 de julio. Las reservas de los hoteles abiertos en junio alcanza el 35% y subiendo, según explica el consejero delegado de la compañía,Ángel Luis Tadeo, quien prevé una buena ocupación para julio y agosto porque las reservas «entran a buen ritmo» y «están despegando» para el invierno.

Por su parte, el grupo Cordial hamantenido abiertos todos sus establecimientos, como el Sandy Golf, Biarritz, Green Golf, el Cordial Mogán Solaz o el recién estrenado Cordial Santa Águeda, abiertos desde el principio en una arriesgada apuesta por reflotar el sector. Nicolás Villalobos, director general del grupo, explica que actualmente mantienen un 50% de ocupación en los establecimientos de la cadena. «Hay cierto optimismo contenido y prudencia a la espera de la efectividad de la vacunación, y el levantamiento de las restricciones de movilidad se traslada a las reservas». Villalobos espera un verano marcado por el mercado doméstico y un invierno con «efecto champán» y buenos datos de ocupación.

El Grupo Gloria, por su parte, reabre el 25 de junio el Gloria Palace de Amadores y el Ízaro Club de lanzarote, y el 29 de julio en Gloria Palace de San Agustín tras concluir la reforma. Estos hoteles se suman al que mantenía abierto la cadena desde el año pasado, el Gloria Palace Royal de Amadores.

La cadena Princess se lanza al mercado con la apertura de cuatro establecimientos el 4 de junio: el Maspalomas & Tabaiba Princess del Campo Internacional, y el Taurito Princess en Mogán, además del Guayarmina Princess en Adeje y el Fuerteventura Princess. El Maspalomas & Tabaiba ya tiene sus 800 habitaciones llenas durante dos jornadas de junio, según revela el director comercial de la firma en Canarias, Iñaki Susilla, quien aún se mantiene optimista con los datos que pueda arrojar todavía la campaña lanzada para los residentes canarios. «Para todo el verano este hotel está bastante bien ocupado, pero otros están vacíos», explica Susilla, quien muestra un «optimismo moderado» a la espera de las decisiones del gobierno de Reino Unido.

Seaside, la compañía presidida por el empresario alemán Theo Gerlach, también ha reabierto todos sus hoteles. Recientemente ha vuelto al mercado el Sandy Beach, el Gran Hotel Residencia, el Palm Beach y el hotel Los Jameos Playa de Lanzarote. Los hoteles tienenen torno a un 25% de ocupación, según datos del gerente, Pablo González. «Hemos hecho un esfuerzo esperando que la temporada de verano se vaya animando, pero las reservas son muy pocas aún, y los datos a veces son ficticios porque las reservas se van cancelando o retrasando a otra fecha», dice, «si abre el mercado inglés esperamos que se anime la actividad, pero tampoco esperamos una avalancha de reservas». «Soy optimista, pro hay que ser realistas y creer que el verano no será un boom».

Por último, Eó Hotels también mantiene ya todos sus complejos abiertos como el Corona Cedral, Las Rosas, Las Gacelas, Maspalomas Resort y el Maspalomas Villa, salvo el Jardín Dorado, que prevé abrir para el puente de San Juan. Su propietario, Pablo León, ve para verano una «ocupación residual» de apenas el 10% pero las reservas han aumentado hasta un 80% para octubre y noviembre.

La recuperación del sector es muy lenta, pero durante la celebración de Fitur la semana pasada los turoperadores ya han asegurado que la ocupación alcanzará el 70% de forma generalizada durante la temporada de invierno.

Compartir el artículo

stats