Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Parques Nacionales
Tomás Pérez Alcalde de La Aldea de San Nicolás

Tomás Pérez: «Guguy e Inagua serán las banderas del modelo turístico de La Aldea»

Tomás Pérez, en su despacho de la Alcaldía de La Aldea.

La creación de un Parque Nacional en Gran Canaria con epicentro en los espacios naturales protegidos de Guguy e Inagua supondría un espaldarazo al modelo de desarrollo sostenible de La Aldea, según sostiene su alcalde, el socialista Tomás Pérez, quien resalta que el Ayuntamiento sigue apostando por un modelo turístico de naturaleza en sus enclaves de la Playa de La Aldea, Tasarte y Tasartico. 

Tras la compra de varias fincas en Guguy, el Cabildo quiere relanzar la propuesta de crear un Parque Nacional en Gran Canaria, que sería el quinto del Archipiélago. Puesto que el Ayuntamiento de La Aldea es el propietario de un 60% de esos terrenos, ¿qué le parece al gobierno local que Guguy sea epicentro de ese futuro parque?

El propietario mayoritario de los terrenos que están dentro de esa propuesta es el Ayuntamiento de La Aldea, aunque no se visualiza como tal. La inscripción de esas fincas como municipales es del año 1871. La idea de crear un Parque Nacional ya la debatimos en un Pleno del Consistorio y se aprobó una propuesta, que luego se le trasladó al Cabildo. Es muy interesante que Gran Canaria disponga de ese Parque Nacional y para el municipio de La Aldea supondría un espaldarazo a su modelo de turismo, para hacer compatible el desarrollo sostenible con el disfrute de sus espacios naturales, su cielo y su mar.

Los anteriores intentos de crear ese quinto Parque Nacional en la Isla chocaron con el rechazo de los ayuntamientos afectados -sobre todo el de Tejeda- y de buena parte de la población agrícola y ganadera de la zona. ¿Teme que ocurra lo mismo ahora?

Creo que son escenarios distintos. Quizá en aquel momento no se explicó bien. El grado de protección que tiene que la Reserva Especial de Guguy es importantísimo y viene de años atrás. Como tal, el Parque Nacional le daría un plus de conocimiento a nivel nacional e internacional, porque ese espacio ya tiene una altísima protección.

El propietario mayoritario de Guguy es el Ayuntamiento, aunque eso no se visualiza

decoration

El presidente Morales ha dicho que todavía no se ha definido el perímetro de ese futuro parque, pues es posible que se extienda a zonas de Tejeda o de Mogán. ¿Va a proponer el Ayuntamiento de La Aldea una delimitación concreta, al menos en el territorio que está dentro del municipio?

Creo que inicialmente la idea es que Guguy sea el arranque o epicentro de la propuesta de Parque Nacional y luego se verá la posibilidad de sumar otros espacios, como la Reserva Integral de Inagua, que también tiene una alta protección y numerosos endemismos . Quizá el rechazo anterior se produjo porque la población no podía disponer de unos terrenos que ellos dedicaban a la agricultura y al pastoreo, pero cada vez hay menos ganadería o de animales sueltos. Hay muchas posibilidades para delimitar el Parque Nacional y llevara todo tipo de negociaciones, pero no me atrevo a decir cuál puede ser la definitiva. Inicialmente sería arrancar con Guguy y ver la posibilidad de integrar otros espacios que tengan méritos suficientes para ello. También está la parte marítima, por lo que estamos hablando de un espacio que tiene muchos atractivos y que si es bien cuidado generará más riqueza si cabe. Los parques nacionales que conocemos están para disfrutar de ellos. Si vamos a Timanfaya, al Teide, a la Caldera de Taburiente, a Garajonay, o a los Picos de Europa y los Pirineos, en todos ellos hay presencia humana.

La Aldea presume de tener protegido la mayor parte de su territorio, pero también hay críticas porque eso limita no solamente el desarrollo turístico del municipio, sino incluso la supervivencia del sector agrícola y ganadero en los barrancos de Tasarte y Tasartico, cuya población tiene que irse a vivir al pueblo de La Aldea o al sur de la Isla. ¿Cómo prevén compaginar esa máxima protección de un espacio natural y el desarrollo económico de la población que vive en sus alrededores?

Nuestro modelo es aprovechar y promocionar nuestro patrimonio natural, paisajístico o arqueológico porque el turismo va cambiando de gustos. A lo mejor lo que prefiere es ir a Tasarte o a Tasartico porque allí va a encontrar la tranquilidad y la paz que no encuentra en un complejo de apartamentos en el sur. Por eso vamos a seguir potenciando la vivienda vacacional en Tasarte, Tasartico y La Aldea, pero sin darle la espalda a proyectos que tengan encaje en el planeamiento, alojamientos con una cierta categoría turística para atraer visitantes y crear riqueza. Eso no es incompatible, más cuando tenemos cada vez mejores comunicaciones. Por tanto, estamos incidiendo mucho en el turismo starlight, ver las estrellas y el cielo en casas rurales del barranco de Tasartico, donde no hay contaminación lumínica. O comprar mangos y aguacates en Tasarte para disfrutar de la naturaleza que tienen allí. Hay que hacer compatible la agricultura y la ganadería con el sector servicios que pueda tener cabida en estos espacios.

En los anteriores intentos de crear un Parque Nacional quizá no se explicó bien a la población

decoration

Una quincena de asociaciones y entidades conservacionistas han expresado su rechazo a los proyectos turísticos promovidos por Kokoon y el Grupo Mur en la playa de La Aldea, al tiempo que han mostrado su apoyo al Ayuntamiento en su apuesta por un turismo que gire en torno al patrimonio natural y cultural. ¿Está convencido de que ese el camino a seguir?

Sí, por eso decía que tiene cabida los proyectos que encajan en el planeamiento y que sabemos que son respetuosos con el medio natural y el desarrollo sostenible. Más del 80% del territorio de La Aldea está protegido y en el resto de los espacios haya que apostar por instalaciones que reúnan los requisitos medioambientales y tengan calidad. Hay que diversificar la economía, mejorarla al máximo, tanto en el sector servicios como en otro tipo de actividades que se puedan realizar en La Aldea, ya sea de ámbito industrial o en este caso de turismo de naturaleza, de senderos, de gastronomía o cultura. Hay un visitante distinto que quiere ver las aves o el cielo, por eso esta riqueza patrimonial que tenemos en Guguy o en Inagua serán nuestra bandera.

¿Qué va a ocurrir entonces con los proyectos de Kokoon y del Grupo Mur?

Son dos propuestas totalmente diferentes. El grupo turístico de Mario Romero Mur ha presentado al Gobierno de Canarias, desde el año 2017, un proyecto que encaja en el medio, con energía sostenible y tratamiento de aguas. Además, en un terreno de su propiedad de más de ocho millones de metros cuadrados, por lo que sería un proyecto muy pequeña dentro todo ese espacio. Esa es la propuesta que está caminado en las instituciones y consideramos que es razonable. Al otro proyecto, de Kokoon, ya le hemos dicho que no tiene cabida, tal como está diseñado, porque excede el número de camas fijado en el planeamiento insular y municipal, que es de unas 420 plazas alojativas. Además, proponer hoteles en los alrededores de El Charco o en otras zonas del litoral que están protegidos, lógicamente no tiene cabida.

Algunos de esos grupos ecologistas también han alertado al Ayuntamiento y al Cabildo sobre un turismo masivo y descontrolado en esos espacios naturales, como las propias playas de Guguy o los charcos de Pino Gordo. ¿Van a tomar medidas para reducir el número de visitantes?

Lo que se ha producido en los últimos años, también con la pandemia, es un descubrimiento de esos lugares por el gran público, pero no es solamente en La Aldea, sino en otros municipios de Gran Canaria y de todas las islas. Hay una población joven que busca en la naturaleza otras cosas que no buscábamos antes, como el ciclismo de montaña, la bajada de barrancos o el puenting. Son cosas novedosas porque los gustos de la gente joven van cambiando, pero por supuesto que seremos cuidadosos con nuestros espacios naturales y estaremos vigilantes, como también lo estarán el Cabildo y el Gobierno de Canarias. Los miradores que hemos abierto en los últimos meses han sido un reclamo turístico de primer orden, estamos notando una alta afluencia de gente a esos miradores y luego se quedan a comer o a pasear por el municipio.

La Aldea apuesta por la agricultura y en esta crisis se está demostrando su importancia

decoration

Todavía habrá que esperar cuatro años para la terminación de la nueva carretera y la tramitación de ese Parque Nacional de Guguy puede durar aún más tiempo. ¿Resistirá La Aldea tanto tiempo si la agricultura entra en declive en los próximos años?

Yo estoy convencido de que la agricultura resistirá porque todos vamos a tener que seguir comiendo cada día. Sí que debemos buscar otros tipos de cultivos complementarios al tomate, porque los gustos del consumidor también han ido cambiando y requieren otros productos o variedades. La Aldea tiene muchas posibilidades desde el punto de vista del sector primario para seguir fortaleciendo y apostando por la agricultura. Si recibimos las ayudas de la Unión Europea, del Estado y del Gobierno de Canarias, aquí hay muy buenos profesionales para seguir adelante con la agricultura . Tenemos que seguir apostando por el sector primario porque en momentos de crisis estos ha demostrado que esta ahí, para que la población puede seguir comiendo. También ha sido un colchón para el municipio en esta crisis.

 Parques Nacionales 

«Guguy e Inagua serán las banderas del modelo turístico de La Aldea» | LP/DLP

El Parque Nacional del Teide fue el primero que se creó en Canarias, en el año 1954, el tercero de España tras Covadonga y Ordesa (1916). Es el mayor en superficie de los cuatro del Archipiélago y más visitado de los 15 de la red nacional, con 4,32 millones de personas en el año 2017. Sus valores son la geología volcánica y las especies endémicas.

«Guguy e Inagua serán las banderas del modelo turístico de La Aldea» | LP/DLP

El Parque Nacional de la Caldera de Taburiente se declaró pocos meses después que el del Teide, y es un circo de ocho kilómetros producto de múltiples erupciones volcánicas, deslizamientos y erosión del agua, con desniveles de casi 2.000 metros. Es el menos visitado entre los cuatro canarios, con 526.000 personas según las últimas cifras oficiales.

«Guguy e Inagua serán las banderas del modelo turístico de La Aldea» | LP/DLP

Garajonay, declarado en 1981 y con casi un millón de visitantes, es el principal reducto de la laurisilva canaria, un ecosistema del Terciario desaparecido de los continentes como consecuencia de los cambios climáticos del Cuaternario. Alberga un gran número de especies endémicas y espectaculares monumentos geológicos, como los roques.

«Guguy e Inagua serán las banderas del modelo turístico de La Aldea» | LP/DLP

El Parque de Timanfaya se creó en el año 1974 y es el principal atractivo turístico de Lanzarote, con 1,72 millones de visitantes, en cuarto en ranking de la red nacional. Sobresalen sus volcanes alineados, las coladas de lava hasta el mar, el calor perceptible a pocos metros de profundidad y las instalaciones diseñadas por César Manrique.

Compartir el artículo

stats