Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mogán

Una testigo cambia su versión y dice ahora que cobró por mentir pero no por la compra de su voto en Mogán

B.P.G. acusa a la concejala de NC Isabel Santiago, a Juan Manuel Gabella, al exedil Domingo Rodríguez y al Perraya de urdir un complot contra Onalia Bueno

Testigos y abogados del caso en la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria. | | LP/DLP

Una testigo en el caso de la denuncia por la presunta compra de votos en las elecciones de 2015 en Mogán ha cambiado su versión y en su comparecencia esta semana ante el juez que investiga el supuesto fraude electoral ha pasado de sostener que le habían comprado su papeleta para beneficiar a Ciuca y su líder, Onalia Bueno, a relatar que le han pagado entre 250 y 300 euros por mentir y decir que habían comprado su voluntad en las urnas, según fuentes presentes en la sala de vistas. La testigo, B.P.G., no solo se desdijo de su declaración inicial ante la Guardia Civil, sino que además señaló directamente a la concejala de Nueva Canarias en Mogán, Isabel Santiago, a su pareja y director general de Industria y Comercio en el Cabildo, Juan Manuel Gabella, a Domingo Rodríguez, exconcejal de Ciuca destituido por Bueno en 2016, y uno de los denunciantes del caso y ahora investigado, Ramón Trujillo El Perraya, como artífices de una «estrategia orquestada» para perjudicar a la actual alcaldesa del municipio.

B.P.G. ha sido la primera testigo en declarar ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número de 3 de San Bartolomé de Tirajana, Francisco Javier Ramírez de Verger, quien hasta el próximo 12 de julio citará hasta a 18 testigos y las 10 personas investigadas en este caso de presunta compra de votos, entre ellas Onalia Bueno, su primer teniente de alcalde, Mencey Navarro, y la edil de Servicios Sociales, Tania Alonso. Las declaraciones se realizan en la Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria ante la imposibilidad de garantizar las distancias en las instalaciones del sur de la isla.

En su declaración, según las mismas fuentes, la testigo explicó que en 2016 se encontraba en la entrada de un conocido bar de Arguineguín y Ramón Trujillo El Perraya se dirigió a ella para preguntarle si quería ganar 150 euros. Tras aceptar, Trujillo trasladó a la mujer a la casa de Isabel Santiago y Juan Manuel Gabella, dond también se encontraban Domingo Rodríguez y dos personas de nacionalidad cubana.

La testigo relata que cobró entre 250 y 300 euros por mentir y decir que le habían comprado el voto

decoration

Allí, relató, los presentes le dieron las directrices sobre lo que tenía que decir y además la comprometieron a grabar una entrevista para La Sexta en la cual debía reconocer que el entorno de Ciuca le había comprado su voto para favorecer a Onalia Bueno, entrevista que se grabaría al día siguiente en un emplazamiento cercano al despacho de Gabella en el Cabildo.

La testigo contó al juez que había interpuesto dos denuncias, una primera manuscrita y una segunda a ordenador, pero que la segunda se la habían hecho porque ella ni tiene ni sabe usar un ordenador. Por ambas denuncias, contó, percibió entre 250 y 300 euros divididos en pagos de 50 euros, por la primera en efectivo y por la segunda a través de ingresos en su cuenta corriente. Por este motivo, el magistrado le solicitó que aporte los extractos de su cuenta para demostrar su declaración y la ha vuelto a citar para el miércoles 30.

La mujer confesó que en aquel momento era drogodependiente -ahora rehabilitada- y necesitaba dinero para pagar las sustancias que consumía pero ahora relató sentir «vergüenza» por lo que hizo y aseguró al juez que solamente conoce a Onalia Bueno por su condición de alcaldesa pero no personalmente ya que tampoco ha hablado con ella en su vida.

En su declaración, B.P.G. explicó también que durante las últimas semanas tanto Ramón Trujillo El Perraya como personas allegadas a él se acercaron a ella para saber cuándo debía declarar y que el miércoles, el mismo día de la declaración, ella se acercó a la vivienda de Trujillo y grabó una conversación en la cual él le decía que no cambiase su versión y mantuviese que le compraron el voto para Ciuca. Audio que también incorporará a la investigación.

B.P.G. sostiene que no conoce a Bueno de nada y ahora siente «vergüenza» por sus mentiras

decoration

La testigo, según la fuente, insistió en que todo era un plan urdido por Santiago, Gabella, Rodríguez y Trujillo para hacer ver que ella había vendido su voto. Afirmó que votó, pero por correos y libremente, y que si llega a saber que se compraba el voto probablemente lo hubiese vendido porque en aquel momento necesitaba el dinero. B. P. G. afirmó que cambia su versión para decir ahora la verdad y continuar con su vida después de rehabilitarse y reintegrarse en la sociedad.

Las declaraciones de esta testigo coinciden con las que en su momento formularon José Luis Curros González y Antonio González Muñoz, expresidente y exsecretario de la Asociación por la Regeneración Democrática de Mogán, quienes manifestaron sus sospechas de que la denuncia por la supuesta compra de votos se trataba de un complot de la edil de NC y del exalcalde de Mogán, Francisco González, para perjudicar a Bueno, excompañera de partido en el PP hasta 2007.

Precisamente, el exalcalde declaró el pasado miércoles, cuando se ratificó en su denuncia. Según las fuentes, González entró en contradicciones sobre su denuncia y confesó que grababa a ciudadanos de Mogán cuando lo visitaban en su despacho de alcaldía por si le hablaban de la compra de votos. Este viernes declaran otros cuatro testigos.

Compartir el artículo

stats