Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingenio.

El edificio del Casino será una biblioteca provisional tras su donación a la villa

La Sociedad de Cultura entrega las llaves al Ayuntamiento para que «el pueblo lo disfrute»

José Cabrera (i) da las llaves del edificio a la alcaldesa, junto a Manuel Naranjo. | | LP/DLP

José Cabrera (i) da las llaves del edificio a la alcaldesa, junto a Manuel Naranjo. | | LP/DLP

El edificio conocido como el Casino de Ingenio, situado en la calle Constitución Española del casco histórico de la villa, que fue inaugurado como tal e1 1 de mayo de 1971 y que fue en la década de los años 70 del pasado siglo el foco cultural más importante entre Telde y Maspalomas, ha pasado desde ayer a ser patrimonio del municipio de Ingenio.

La donación del inmueble y de todo su contenido, ante el notario José María Pagés Vall, por parte de la Sociedad de Cultura y Recreo La Juventud al Ayuntamiento de la villa de Ingenio, que tuvo lugar durante la mañana de ayer en la Alcaldía, ha provocado que este emblemático edificio haya pasado ya a manos municipales, y tras producirse la reciente disolución de la mencionada entidad privada, que se había creado en 1912 y tuvo distintas sedes en Ingenio.

La firma de este documento por parte de la alcaldesa Ana Hernández y del presidente de la Sociedad de Cultura, José Cabrera, entre otros, ha sido el resultado «de varios años de trabajo» y de limar las diferencias entre las dos partes, para finalmente llegar a un acuerdo. En el anterior mandato, siendo alcalde Juan Díaz, se había alcanzado un y elaborado un proyecto con el edificio, convenio pero unas condiciones nuevas por parte de la entidad privada, provocaron la paralización del proceso.

La construcción de tres plantas, con un solar colindante, tiene una superficie de 1.285 metros cuadrado y valor catastral de 612.769 euros. El antiguo Casino lleva seis años sin agua y sin luz, y arrastra una deuda de unos 30.000 euros, al no pagarse el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto de Recogida de Residuos y facturas por el servicio prestado por una compañía eléctrica. El Ayuntamiento asume esta deuda.

Entre el contenido que pasa a ser patrimonio municipal, está la obra de Valladares tallada en madera, así como otras obras, discos de vinilo, libros y CD, y numerosos muebles. El piano de la firma Steck, que se encontraba en su interior, había sido donado a las iglesias de la Candelaria y del Cristo, estando ahora en la segunda.

Respecto al futuro del edificio, la alcaldesa Ana Hernández señaló que se ha planteado que «sea una biblioteca de forma provisional» para el casco de Ingenio, después de haberse cerrado la de Federico García Lorca. Además, recordó que «la biblioteca de Carrizal se abrirá de nuevo con el inicio del próximo curso escolar».

«Es verdad que la decisión sobre el futuro y definitivo uso del edificio no sólo tiene que ser del grupo de Gobierno, sino de toda la Corporación», apuntó la alcaldesa, quien resaltó que «lo primero que habrá que hacer es la rehabilitación del mismo. Se ha calculado que el coste podría ser de dos millones de euros. Como no tenemos disponible esa cantidad, podemos aprovechar Planes de Formación para restaurar la fachada y los daños en el interior, y así hacer un uso provisional».

Ana Hernández recordó que existe un proyecto «más moderno que no respeta la actual fachada, que nos parece importante conservar porque lleva la identidad del edificio. Sea como sea, será un bien educativo y cultural del que podremos disfrutar en un futuro, esperamos que no muy lejano».

El presidente de la Sociedad de Cultura, José Cabrera, destacó que «el casino ha tenido tiempos gloriosos, pero, como todo, tiene su principio y su fin». «Queríamos entregarlo al pueblo de Ingenio para que lo disfrute porque ha sido éste el que apoyó su construcción», agregó.

El Casino de Ingenio, además de una histórica sala de bailes, contó con una discoteca muy conocida, un salón de actos con sus butacas y una cafetería con una larga barra. Todo se conserva, pero con deterioro y daños por tantos años que lleva cerrado. En este edificio promovido por la Sociedad de Cultura se celebraron durante más de treinta años numerosas conferencias, presentaciones de libros, obras de teatro y celebraciones de bodas y bautizos.

Compartir el artículo

stats