El Ayuntamiento de Ingenio denunció ayer actos vandálicos durante el fin de semana sobre el nuevo mirador de El Burrero y los baños públicos. El Consistorio ha tenido que cerrar las instalaciones al público en pleno verano, lo que supone, dice, un perjuicio para la imagen del municipio. Los hechos se han puesto en conocimiento de la Policía Local de Ingenio para tratar de localizar a los autores y sancionarlos. Se han dañado los paneles informativos que están en el paseo del mirador, se han roto los cables de acero de las barandillas, varios escalones, pilones de mader, papeleras y se han robado 500 metros de soga flotante.