Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Marichal: «Los vecinos están molestos por el estado de muchos servicios»

El portavoz nacionalista defiende el trabajo de Pino Santana después de que la alcaldesa Narváez le quitase Recursos Humanos por el fracaso en la gestión

El portavoz de CC, Alejandro Marichal, en su despacho.

La crisis en el seno del pacto cuatripartito del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana se cronifica. Después de que la alcaldesa, Conchi Narváez, anunciase el pasado martes que quitaba las competencias sobre el área de Recursos Humanos a la concejala Pino Dolores Santana, de Coalición Canaria, las aguas se calman pero con críticas. Después de que la regidora acusase a la edil nacionalista de no gestionar para sacar adelante trabajos importantes para el funcionamiento de la Administración, como la convocatoria de plazas de Policía Local o la de técnicos de distintas áreas, ayer CC aceptó continuar en el pacto, por ahora, al tiempo que sembró las críticas a la gestión de sus socios políticos y dejó claro su objetivo de recuperar el empleo, sin distracciones. «No van a desviar mi atención ni un segundo de lo importante», expresó Alejandro Marichal, portavoz nacionalista.

Alejandro Marichal. Coalición Canaria

«Cuando hablo con los vecinos porque estoy en la calle me muestran su preocupación por el estado de servicios como las carreteras, por el alumbrado público, la limpieza de los parques, el mal funcionamiento del servicio de hamacas o porque tras más de dos años y un presupuesto de 11 millones de euros no se haya puesto en funcionamiento el Consorcio de Rehabilitación Turística de Maspalomas», expreso el portavoz nacionalista, Alejandro Marichal, en un comunicado, «fundamental para la mejora del destino, asuntos que gestiona directamente el grupo socialista que encabeza Conchi Narváez». Y no solo hubo críticas para ella, sino también para NC en el caso de la gestión del servicio de hamacas. «Los vecinos no están preocupados por cómo el Ayuntamiento gestiona su personal pero para saber eso hay que salir más a la calle», expuso.

Procesos selectivos

Al inicio de este nuevo bache en el pacto la formación nacionalista optó por no pronunciarse, un silencio que rompió ayer para defender la gestión llevada a cabo por su concejala de Recursos Humanos y para cargar contra la alcaldesa, a la que acusa de perjudicar a la ciudadanía con la decisión de asumir directamente ella los Recursos Humanos. «Lo que más lamento es que este giro de Narváez volverá a retrasar un trabajo que ya mi compañera Pino Dolores Santana tenía encaminado, volviendo así a perjudicar a la ciudadanía, al personal del Ayuntamiento y a la seguridad de nuestro municipio», señaló Marichal. «Tras 10 años de paralización de los procesos selectivos, en dos años Recursos Humanos ha publicado las bases para cubrir 54 plazas de policía, hemos salvado tres recursos presentados por la oposición y sindicatos que paralizaron los procesos y comenzamos ya a recibir las inscripciones de las promociones internas».

«A los vecinos no les preocupa la gestión del personal; para saberlo hay que salir a la calle», dice el edil

decoration

El detonante de esta nueva controversia entre los miembros del pacto fue, según la alcaldesa, que el área que todavía dirige Pino Dolores Santana -pues hasta ayer a la formación todavía no le había llegado el decreto donde se comunica la retirada de la concejalía- no facilitó información a Narváez cuando se la requirió.

Ahora, tras al estallido de esta crisis, el cruce de acusaciones se limita a los comunicados oficiales ya que, hasta ayer, Narváez y Marichal no habían logrado sentarse a negociar. Tras conocer el comunicado, los portavoces del resto de formaciones que integran el pacto optaron por no manifestarse.

Pino Dolores Santana, durante su toma de posesión. Yaiza Socorro

No obstante, horas antes, la alcaldesa reveló que se siente respaldada por el resto de socios y que no ha tenido reparos a exponerse a una posible moción de censura porque no ha recalado en la Corporación «para coger poder, sino para trabajar». «Me estoy dejando las pestañas para sacar la Administración adelante; esto no es ningún juego», manifestó. Por su parte, el portavoz de NC, Samuel Henríquez, respaldó los argumentos de la alcaldesa y sostuvo que él habría tomado esa decisión mucho antes e incluso habría convocado la mesa se seguimiento del pacto. En el caso de Inés Rodríguez, edil de Ciudadanos, aunque no se ha pronunciado fuentes cercanas a ella explicaron que confían en su palabra y en la de su secretario insular para mantener atado el acuerdo cuatripartito y sostener la mayoría absoluta de Narváez, que cuenta por ahora 17 concejales. 

La alcaldesa y el portavoz de los nacionalistas todavía no se han reunido ni hablado por teléfono

decoration

Tras sus críticas a los socios, Marichal explicó que él y su formación han demostrado ser «cumplidores» con sus compromisos. «Los próximos 20 meses continuaré centrado en devolver el empleo y la actividad económica al municipio sin que ningún tipo de distracción me aparte de ese objetivo», dijo. El portavoz nacionalista se marcó como reto recuperar el empleo para todas las personas afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia. «La gente espera de mi que cumpla y no les voy a fallar».

Al cierre de esta edición, PSOE y CC no habían mantenido reuniones ni comunicaciones directas para intentar reconducir la situación después de que las palabras de los nacionalistas no hayan sentado bien al resto de socios del pacto cuatripartito.

Esta es la tercera crisis que sobrevuela sobre el cuatripartito. La primera de ellas tuvo lugar en octubre de 2020, cuando Narváez retiró la Policía Local a Ciudadanos para dársela a NC. La segunda fue en abril de 2021, cuando Ciudadanos reclamó Turismo, área que CCse negó a ceder. Ciudadanos dejó Seguridad y asumió Hacienda.

Compartir el artículo

stats