Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un pleno municipal cargado de historia

Santa Lucía vuelve a usar 25 años después su denominación ‘de Tirajana’

El Ayuntamiento recupera el nombre completo en su documentación, edificios, vehículos y uniformes | Un manual establecerá las condiciones de la escritura

El nombre abreviado de Santa Lucía, a la derecha, en la fachada de las oficinas municipales en Vecindario, en junio de 2019. | | LP/DLP

La Corporación local y la administración municipal volverán a ser tirajaneras. En el pleno celebrado ayer jueves en las Casas Consistoriales del pueblo de Santa Lucía se aprobó por unanimidad que se use el nombre oficial y completo del municipio, es decir, Santa Lucía de Tirajana, y así que aparezca en todos los documentos, actuaciones y en soportes audiovisuales e interactivos, y no con el nombre solo de Santa Lucía. De la misma manera, volverá el nombre completo en todos los vehículos, edificios y uniformes municipales. Nadie hizo el cálculo todavía de cuánto puede costar ese cambio.

La sesión plenaria fue la primera como alcalde de Francisco García [de Nueva Canarias (NC)], tras relevar a primeros de mes a Santiago Rodríguez [de Fortaleza].

Tras lo aprobado ayer como declaración institucional, y contar con el voto a favor de los 22 concejalas y concejales que estaban presentes, el uso del nombre será obligatorio desde que exista un manual de imagen corporativa, en el que se incluya el nombre completo del municipio en todo lo relacionado con el Ayuntamiento y la administración local. En el manual se determinará la imagen corporativa que garantice la correcta escritura, con el logo, símbolos, colores y todas las condiciones en el que debe aparecer en cualquier tipo de superficie.

La Corporación empezó a utilizar a partir de 1996 un nuevo anagrama con solo Santa Lucía

decoration

El Ayuntamiento santaluceño ha empleado el nombre abreviado, sin Tirajana, desde que se había aceptado, en torno a 1996, el uso de un anagrama con dicha denominación en la documentación y en todo lo relacionado con la actividad municipal. Esa modificación del nombre oficial, al parecer, no fue aprobada en un pleno. Eso sí, el término municipal no ha perdido en los últimos 25 años su nombre oficial de Santa Lucía de Tirajana, tal y como consta en el registro de entidades locales desde 1986.

Identidad

Esta aprobación de emplear el nombre oficial y completo no fue sencilla. Manuel Hernández, de Agrupación de Vecinos de Santa Lucía de Tirajana (AV-SLT), expuso la moción de su partido titulada La utilización y defensa de la denominación correcta y completa del municipio como Santa Lucía de Tirajana. El portavoz de AV-SLT, en una larga exposición, defendió «la identidad, el sello propio y la historia» para que el Ayuntamiento recuperase el nombre oficial. Aceptó que «de forma coloquial se diga Santa Lucía [al nombrar el término municipal], pero «no en las oficinas, en la Corporación. Santa Lucía es también una isla del Caribe, y nosotros no podemos denominar nuestro municipio de forma incorrecta».

El edil del Partido Popular (PP), Sergio Vega, se mostró a favor de la moción, aunque aprovechó la ocasión para criticar que «fueron ustedes [los ediles de AV-SLT, cuando formaban parte del Gobierno municipal] quienes añadieron en sus documentos ‘de Tirajana’ sin consultar a nadie, ni al alcalde [Santiago Rodríguez]».

José Miguel Vera, concejal del PSOE, anunció el voto a favor del grupo socialista «por un correcto conocimiento histórico y por su localización». Después, Yaiza Pérez, portavoz de NC, también anunció que su formación votaría a favor, aunque mostró su desacuerdo con algunos puntos de la moción y propuso una transaccional de la moción de por AV-SLT.

Entonces, se hizo un receso de cinco minutos, que pasó de los veinte aproximadamente. Durante ese tiempo, los representantes de las formaciones políticas debatieron y llegaron al acuerdo de cómo sería el texto de la moción. Y reanudada la sesión, se produjo la unanimidad en la votación

Jesús Rodríguez Calleja resaltó la importancia de que se añada ‘de Tirajana’ por su historia y origen.

«Sólo hay una Tirajana, un barranco, de los que surgieron dos municipios [San Bartolomé de Tirajana y Santa Lucía de Tirajana] que tienen el mismo origen», afirmó el doctor de Historia , quien recordó que el pueblo de Santa Lucía «se llamaba antes Lugarejo».

«La independencia respecto a San Bartolomé en el siglo XIX, fue como en otros municipios, como Ingenio respecto a Agüimes; Valleseco de Teror o Valsequillo de Telde. Es decir, cumplir unos requisitos, como un número de vecinos y tener parroquia. Y tenía la ermita de Santa Lucía. Así se desmembró de la parroquia de San Bartolomé, logró su independencia eclesiástica en 1814 y, se creó su Ayuntamiento y el municipio en 1815», agregó Rodríguez Calleja, quien valoró de forma positiva «todo lo que se hace en relación al yacimiento de La Fortaleza, pero «hay que saber más historia».

La marcha de la edil no adscrita

La concejala de Santa Lucía de Tirajana Beatriz Mejías presentó la renuncia a su acta de edil la noche del miércoles en el registro municipal. Mejías, que fue elegida en las elecciones municipales de 2019 por Podemos y que luego pasó a ser edil no adscrita al haber sido expulsado de la formación violeta, estuvo en el pleno ordinario celebrado ayer, a la espera de que se culminen los trámites hasta que sea definitiva su retirada. Beatriz Mejías no explicó las razones de su marcha de la política en la Corporación local. «Por temas personales. Haré un comunicado», afirmó, sin señalar cuándo. Mejías fue la primera teniente alcalde -alcaldesa durante un mes-, y fue responsable de Igualdad, Mercado y Comercio en el primer gobierno del alcalde Santiago Rodríguez, contra quien después hizo ella acusaciones. Ahora ocupará su sitio previsiblemente la siguiente de la lista Podemos, Raquel León. | M. Á. M.

Compartir el artículo

stats