Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP exige a Morales el cumplimiento del Pacto por el Bienestar Animal en Gran Canaria

El Grupo Popular denuncia que tres años después de la firma del acuerdo no se ha cumplido ni una sola de las medidas anunciadas por el presidente del Cabildo

Dos perros en las jaulas del Albergue de Animales de Bañaderos

El Grupo Popular en el Cabildo de Gran Canaria ha exigido este lunes al gobierno insular “mayor implicación para cumplir de una vez por todas” los compromisos adquiridos en el Pacto por el Bienestar Animal firmado por la Corporación insular y los ayuntamientos de la Isla en enero de 2019 con el objetivo de luchar contra el abandono, el maltrato y el sacrificio de seres vivos.

Los populares del Cabildo aseguran en una nota que el acuerdo suscrito para garantizar un trato digno a los animales de compañía ha quedado en “papel mojado”, ya que en tres años no se ha avanzado prácticamente nada en ninguna de las medidas, acciones e iniciativas anunciadas por el presidente Antonio Morales.

 En primer lugar, el PP critica que el gobierno insular ni siquiera haya aprobado el denominado Plan Estratégico Integral de Gran Canaria para el Bienestar Animal, uno de los puntos incluidos en el pacto “para atajar –según decían- una situación insostenible que es necesario resolver con medidas integrales, preventivas y no meramente asistencialistas”.

 “En tres años no se han construido nuevos centros o refugios para albergar a los animales abandonados, no se han conseguido actualizar ni homogeneizar las distintas ordenanzas municipales, con su correspondiente reglamento, para procurar una tenencia responsable y sancionar las posibles infracciones”, lamentan los populares.

 Del mismo modo, tampoco se están celebrando las reuniones –primero con carácter trimestral y luego cada seis meses- de la mesa política de trabajo que se proponía en el documento suscrito por el Cabildo y los ayuntamientos para hacer un seguimiento periódico de las medidas desarrolladas y consensuar nuevas actuaciones.

Otra de las medidas que, tres años después, sigue en el aire es la elaboración de un diagnóstico revisable cada dos años de la situación de cada municipio con el objetivo de “formar un mapa exhaustivo de la problemática insular y de las especificidades de cada escenario”.

Todos estos incumplimientos han sido denunciados por la propia exconcejala de Bienestar Animal en el Ayuntamiento de Telde -y compañera de partido de Antonio Morales en Nueva Canarias-, quien anunció hace unos días su renuncia al cargo alegando falta de medios e impulso político para garantizar el bienestar animal en la Isla.

“No hay personal suficiente, faltan medios y ni siquiera hay controles de chips”, reconoció la propia concejala en declaraciones públicas, en las que recordó que Gran Canaria sufre una de las tasas de abandono de animales más alta de España, con cerca de 10.000 animales al año.

Ante este escenario, el Grupo Popular reclama al Cabildo de Gran Canaria que transfiera más recursos a los Ayuntamientos para que puedan materializar las medidas incluidas en el Pacto, así como una convocatoria abierta de subvenciones para dotar de medios suficientes a las protectoras de animales, que realizan un trabajo fundamental para garantizar la protección y el bienestar de los animales.

“No se puede exigir corresponsabilidad a los ciudadanos y luego quedarse de brazos cruzados e incumplir los compromisos adquiridos para hacer frente a un problema que requiere mucha más voluntad e implicación por parte de los poderes públicos”, recriminan los populares al gobierno insular.

Compartir el artículo

stats