La Provincia - Diario de Las Palmas

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

El suelo del toboplaya de Playa del Inglés ya es público tras 25 años en abandono

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana se hace con la parcela de 3.487 metros y se prevé construir un mirador

Estado de la parcela del tobogán de Playa del Inglés. ANDRÉS CRUZ

LLa parcela del conocido como toboplaya de Playa del Inglés ya es oficialmente suelo público. El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y la empresa propiedad del terreno, Katanga Inversiones S.A. firmaron este martes el acta de recepción de un suelo que llevaba 25 años en estado de abandono y con acumulación de grandes cantidades de basura en la primera línea de playa y principal zona turística de Playa del Inglés. En ella todavía se mantiene la estructura del antiguo tobogán, en desuso desde mitad de los años 90. Ahora que el Consistorio se ha hecho con la propiedad del suelo, llevará a cabo una limpieza integral para desmantelar todas las infraestructuras de la parcela, tanto el tobogán como una edificación, y a partir de ahí determinar el uso al que será destinada. Por su parte, el Consorcio Maspalomas Gran Canaria ha solicitado ese suelo para ejecutar un proyecto de rehabilitación que contempla un mirador con vistas al mar y zonas verdes.

Estado de la parcela del tobogán de Playa del Inglés. ANDRES CRUZ

El Ayuntamiento intentó sin éxito hacerse con la titularidad del suelo hace dos años, en noviembre de 2020, después de un largo periplo judicial iniciado por la antigua empresa propietaria, Toboplaya S.A. y continuado, tras un cambio de manos en la propiedad del terreno, por la compañía Katanga Inversiones S. A. que terminó con la expropiación de esta parcela, pero finalmente no fue posible por una discrepancia de 658 metros cuadrados. Ahora, tras encargar un estudio topográfico, el Consistorio ha recepcionado 3.487 metros cuadrados de los 4.505 iniciales por los cuales ha pagado 3.710.019,88 euros, que es la cantidad resultante en la sentencia dictada por el Tribunal Supremo que establece el justiprecio por la expropiación.

El Plan General de 1996 tomó la parcela como zona verde pública y su propietario reclamó la expropiación

decoration

El toboplaya abrió sus puertas al público a finales de la década de los 80 en una parcela privilegiada de Playa del Inglés, ubicada entre el Paseo Costa Canaria y el centro comercial Anexo II llamado a convertirse en un espacio de ocio referente en esta zona. Sin embargo, las aspiraciones de sus dueños se vieron truncadas por la clausura administrativa de carácter definitivo que el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana le impuso en 1991 por no tener licencia. Sin embargo, cinco años más tarde, y a pesar de no tener todavía un título habilitante, el propietario del espacio se saltó el precinto, realizó obras de mejora y lo reabrió al público, pero no duró mucho tiempo abierto.

Ya cerrado y empezando a acumular basura, con la aprobación del Plan General de 1996 la parcela, privada, se recogió como pública destinada a zonas verdes, pero nadie reclamó la titularidad del terreno y el PGOadquirió firmeza. Sin embargo, años más tarde su propietario solicitó ser expropiado, pero el Consistorio se negó y el caso llegó al Tribunal Supremo, que falló a favor del titular. Inicialmente, reclamaba por la finca 5,4 millones de euros, pero el tribunal estableció finalmente un justiprecio de 3,7 millones de euros. 

La concejala de Hacienda, Turismo y Patrimonio del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana, Inés Rodríguez, mostró su alegría por haber firmado un acta de recepción que supondrá que el Consistorio pueda intervenir de una vez por todas para limpiar esa zona y cambiar la imagen de la principal urbanización turística del municipio. «La parcela del toboplaya ofrecía una muy mala imagen a nivel mundial; los turistas llegan por un paseo magnífico que tiene unas vistas maravillosas de las dunas de Maspalomas pero de repente bajan la mirada y tienen una imagen lamentable», sostuvo la edil.

El toboplaya abrió sin licencia y estuvo precintado; desde que cerró no dejó de acumular basura

decoration

Rodríguez explicó que las distintas áreas del Consistorio tendrán ahora que coordinarse para ejecutar el desmantelamiento de las infraestructuras de la parcela y decidir qué proyecto se realiza finalmente, si el mirador y zonas verdes que el Consorcio ha propuesto con un presupuesto de 462.000 u otro.

«Que este terreno haya pasado a manos públicas permitirá un cambio de imagen para toda la primera línea de Playa del Inglés», añadió Rodríguez, «será un cambio espectacular». La concejala se mostró esperanzada por que los responsables políticos a los que les toque tomas las futuras decisiones sobre esa parcela «lleven un mismo hilo conductor para que toda la zona del Anexo II y de la ladera contigua luzcan una misma imagen para que las fotografías que se tomen tengan sentido y estén en consonancia con las dunas de Maspalomas. Ahora solo queda inscribir la parcela a nombre del Ayuntamiento en el Registro de la Propiedad.

Compartir el artículo

stats