Astronomía

Tasarte mira a las estrellas desde la plaza de San Juan en ‘La Noche Mágica’

La observación astronómica se celebra hoy, a las 21.30 horas, con unos 30 participantes

Los cielos oscuros del municipio favorecen la contemplación

Imagen de AstroEduca en una de sus observaciones en Gran Canaria. | | ASTROEDUCA

Imagen de AstroEduca en una de sus observaciones en Gran Canaria. | | ASTROEDUCA / Lucía Marrero L. M. M.

El municipio de La Aldea de San Nicolás, será escenario hoy de un taller astronómico a la luz de la luna. ‘La Noche Mágica’, título que recibe este evento, forma parte del proyecto ‘Vive Unesco Gran Canaria’, desarrollado conjuntamente por el Cabildo, la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria y el Instituto de gestión de Risco Caído.

Este programa, que ha estado en funcionamiento durante todo el año, incluye numerosas actividades de diversa índole, entre ellas la astronomía, por los municipios de la isla que cuentan con el sello de Reserva de la Biosfera.

El evento se celebra a las 21.30 horas en la Plaza de San Juan, en el pueblo costero de Tasarte. Los 30 niños y mayores inscritos a la actividad podrán aprender, durante aproximadamente dos horas, a «interpretar a simple vista» los cuerpos celestes presentes en el cielo.

La compañía AstroEduca, especializada en divulgación y turismo Astronómico en la isla, es la encargada de guiar esta formación. Esta será la segunda convocatoria que la empresa realice dentro del proyecto ‘Vive Unesco Gran Canaria’.

«El año pasado hicimos la primera convocatoria específica de astronomía en la que visitamos y realizamos actividades de observación en los municipios de la Reserva de la Biosfera». Los vecinos de La Aldea participantes aprenderán a reconocer e identificar distintos cuerpos celestes, gracias a los conocimientos del personal de AstroEduca y a la ayuda de los «tres equipos avanzados» de telescopios, con los que la compañía suele realizar todos sus «astrotours».

Asimismo, conocerán otras nociones básicas relacionadas con el cosmos «para entender los cambios del cielo, así como los antiguos pobladores de la isla interpretaban estos cambios, utilizando para ello marcadores orográficos y otros elementos».

«El municipio cuenta con uno de los cielos más oscuros de Gran Canaria», explican los expertos desde AstroEduca. Cualidad que hace de La Aldea un lugar más que conveniente para la observación estelar.

De hecho, posee el certificado de ‘Destino Turístico Starlight’, un distintivo otorgado por la Fundación Starlight. La Fundación es una entidad sin ánimo de lucro creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias con el fin de difundir y promocionar la astronomía.

El organismo se encarga de evaluar la calidad del cielo a través de distintos parámetros como «el brillo del cielo, la nitidez, la transparencia del aire, la cobertura de nubes y la contaminación lumínica» para conceder la certificación de ‘Destino Turístico Starlight’.

«Junto a Artenara y Tejeda, La Aldea de San Nicolás es uno de los primeros municipios de la isla en adaptar su luminaria según la normativa Starlight», comenta un portavoz del equipo de AstroEduca. «Además de tener sus cielos protegidos con la iluminación adecuada, su situación geográfica, carente de núcleos urbanos importantes en su entorno y repleta de profundos barrancos, crean un excelente mirador a las estrellas», añadían.

Forma amena

La concejala de Patrimonio Histórico, Arquitectónico y Etnográfico del Ayuntamiento de La Aldea de San Nicolás, Ingrid Navarro, invitaba a la ciudadanía a participar en esta actividad, ya que «es una forma amena de conocer el cielo que nos rodea, y que ha convertido a nuestro municipio en Destino Starlight por la calidad de su cielo».

Sugerencia que los vecinos han aceptado de buen grado «cubriendo» las treinta plazas disponibles para el evento y obligando a la organización a elaborar una lista de espera «por si se produce alguna baja».

‘La Noche Mágica’ se celebra en un entorno y una época idóneos para la observación de cuerpos celestes, puesto que aunque el pico de actividad de las Perseidas ha tenido lugar entre las noches de los días 11 y 14 de este mes, cuando se han podido observar alrededor de 50 y 100 meteoros la hora, este tradicional fenómeno astronómico podrá disfrutarse hasta el jueves.

La lluvia de estrellas es un suceso que ocurre cada año en la misma fecha porque es en este momento cuando la Tierra se encuentra en una zona de su órbita en la que entra en contacto con una gran acumulación de fragmentos de cometas y asteroides. Más concretamente, el planeta atraviesa los escombros más polvorientos del cometa Swift-Tuttle, descubierto en el año 1862 por dos astrónomos estadounidenses a los que debe su nombre, en su órbita alrededor del Sol.

Aunque es cierto que durante otras épocas del año estos astros también son observables, divisarlos se vuelve más complicado, ya que la frecuencia con la que aparecen es mucho menor.

Para consuelo de los amantes de esta ciencia, a finales de agosto, concretamente la noche del 31, el cielo brillará con la luna Azul. La segunda superluna del mes, a tan solo unos 357.344 kilómetros de la Tierra, se considera la más grande y luminosa del año. Se verá incluso más cerca que luna llena la anterior, la de Esturión, que estuvo coronando el cielo el día uno. A pesar de su nombre, esta superluna no tendrá un color distinto al del habitual.

Por otra parte, el hecho de que se den dos lunas llenas en un mismo mes no es un acontecimiento muy común. Un mes lunar dura 29,5 días, pero si la luna llena coincide en los primeros días del mes, como ha ocurrido este agosto, hay tiempo para que el astro vuelva a verse en plenilunio antes de que finalice la treintena.

[object Object]

Para disfrutar el máximo del fenómeno astronómico de las Perseidas los expertos recomiendan seguir una serie de recomendaciones que harán de esta actividad una experiencia inolvidable. En primer lugar, aconsejan evitar la contaminación lumínica pues las luces dificultan la observación de los cuerpos celestes como las estrellas y los satélites. También sugieren buscar un lugar con el cielo despejado. El exceso de nubes supone un impedimento para la contemplación del firmamento. Por otra parte, invitan a los amantes de la astronomía a localizar la constelación de Perseo. Para identificarla se debe mirar al norte y reconocer la «W» o «M» que forma Casiopea dependiendo de su orientación. En el primer caso, Perseo será el grupo de estrellas que se encuentra debajo de la parte izquierda de la «W», mientras que, en el segundo, estará debajo de la parte derecha de la «M». El último de los consejos es ser pacientes, pues las Perseidas son imprevisibles y pueden aparecer en cualquier momento.