San Bartolomé de Tirajana | Día de la Policía | Celebración de los Santos Ángeles Custodios

La crisis migratoria y las operaciones antidroga, misiones centrales de la Policía en Canarias

El día de la Policía condecora la labor de agentes y personalidades ajenas a la profesión que con sus actuaciones han prestigiado a la institución y sus objetivos

Jesús María Gómez Martín, Jefe Superior de Canarias de la Policía Nacional, protagonizó el discurso del cuerpo que está a punto de cumplir 200 años

La Policía ha resaltado su labor en la crisis migratoria y en las operaciones antidroga, gestionando unos flujos migratorios cuya intensidad demuestra un repunte en la llegada de migrantes, principalmente por pateras y cayucos, que, a modo de ejemplo y por definir un marco temporal cercano ha traído desde el 1 de agosto hasta el 24 de septiembre de este año a 6349 migrantes al Archipiélago canario, tal y como ha constatado Jesús María Gómez Martín, Jefe Superior de Canarias de la Policía Nacional en el discurso por el día de la Policía 2023. 

El próximo mes de enero, la institución cumplirá 200 años, motivo por el que este acto, celebrado este viernes en expomeloneras, resultó más especial de lo normal. Una celebración en la que el objetivo fue poner en valor el trabajo realizado en el último año, y en el que los ahí presentes demostraron el orgullo «de ser Policías y de tener como objetivo diario la defensa de los derechos y libertades de todos los canarios y canarias». 

Además del reconocimiento a varios integrantes de la Policía, en el acto también se condecoró a personalidades ajenas a esta profesión que con sus actuaciones han prestigiado a la institución y a los objetivos que la misma persigue. Fue el caso de Juan Avelló, Juez Decano de las Palmas; la Magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Las Palmas; el anterior Presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ángel Ibarra Betancort; el Teniente Coronel Jesús Pablo Rodríguez Pérez, Jefe del Grupo Logístico XVI de la Brigada Canaria XVI; Sofía Virginia Hernández Coca, Jefa del Centro Marítimo de Las Palmas; Rita María Domínguez Monzón, Jefa de la 8 Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno en Canarias; Manuel del Pino Hernández Ramírez, Director de Seguridad de la Unión Deportiva Las Palmas.

El jefe policial se confiesa lector reincidente de la novela negra de Alexis Ravelo

En el ámbito empresarial se reconoció a Fernando Endeiza Preduelo, Delegado de Seguridad en Endesa Canarias; Alfonso Escudero Gómez, Director de la Empresa Seguridad Eco-Seguridad, así como a Loussseni Toure, intérprete de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras.

En el discurso de Jesús María Gómez Martín, no faltaron las palabras de agradecimiento hacia el trabajo que desarrolló Rafa, el anterior Jefe Superior, subdirector de logística, con su liderazgo. Además, quiso reconocer la profesionalidad en las operaciones ‘Home’ y ‘Aloja’, que consiguieron desarticular organizaciones «que regularizaban a inmigrantes a través de documentos fraudulentos llegando en algunos casos a facilitarles su salida hacia otros puntos del país y de Europa» en Las Palmas de Gran Canaria

Operaciones destacadas

En el campo de la Policía Judicial, se destacó la importancia de operaciones como ‘Village’, que llevó a la detención de la mayor organización responsable de la importación y distribución de la heroína en Canarias. También entre otras, tuvo una gran relevancia en este día de la Policía la operación Salmón, que con la detención de cinco personas como autores consiguió la resolución de un homicidio producido cinco meses antes en Arrecife, Lanzarote

Durante el acto se destacaron algunas de las operaciones más importantes y reconocidas

«Todas estas grandes operaciones han coexistido con el trabajo diario y callado de las Comisarías Locales y de Distrito, que con operaciones en contra del menudeo y la desarticulación de narcopisos (esta misma semana en la calle de Molino de Viento de la capital Gran Canaria) han contribuido a la sostenibilidad de la seguridad ciudadana en distintos barrios y zonas urbanas de la geografía urbana canaria», tal y como expresó el Jefe Superior de Canarias de la Policía Nacional, Jesús María Gómez Martín. 

En un discurso marcado por el orgullo, la ilusión, el agradecimiento y el reconocimiento a las mejores labores, no faltó mencionar al literato canario Alexis Ravelo, fallecido hace unos meses. «El Sr. Delegado y yo somos lectores impenitentes y reincidentes, da una visión de esta ciudad un poco desesperanzada y pesimista, en clave de novela negra, que no me resisto a recoger», dijo Gómez Martín. 

Pestana: «La ocasión conmemora a los que han destacado mucho más allá del deber»

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, también tuvo palabras de agradecimiento a la labor de la Policía, asegurando que «la ocasión conmemora a los que han destacado mucho más allá del deber». 

En otros términos, el Ministerio del Interior a través de un comunicado, ha confirmado que en Canarias, en el primer semestre, sube un 9.6% la criminalidad, específicamente la ciberdelincuencia, que se dispara en un 26%. Por su parte, los delitos contra la libertad sexual caen un 4.3% en comparación con el mismo periodo del año pasado. 

[object Object][object Object][object Object]

Sus inicios en el Cuerpo Nacional de Policía comenzaron hace veinte años patrullando las calles del barrio de La Latina, en Madrid. A los tres años, el agente V. S. M. decidió ascender a inspector e hizo las prácticas en Las Palmas de Gran Canaria, ciudad de la que se enamoró, pues se quedó en la Isla. «Comencé mis prácticas en la unidad de drogas y crímenes organizados, grupo en el que sigo a día de hoy como inspector», rememora. 

Durante esas prácticas, V. S. M. tuvo la suerte de tener consigo al que ahora considera su «mejor mentor». Un maestro del que heredó su pasión por la droga, motivándole a conseguir la Cruz al mérito policial con distintivo rojo, el máximo reconocimiento al que se puede optar dentro del cuerpo. 

A lo largo de sus veinte años de carrera, V. S. M. acumula muchas experiencias a sus espaldas, así como actuaciones destacadas que guarda con mucho cariño. Una de ellas, y de la que no puede dejar de hablar, tal y como él mismo asegura, es la acción por la que se le ha premiado con la cruz al mérito policial con distintivo rojo. «Logré incautar 1.500 kilos de cocaína en un velero, y más que la droga, el grupo que dirijo consiguió desarticular una organización criminal compleja, cuyo líder estaba considerado el más potente a nivel nacional», recuerda orgulloso. 

Sin embargo, este inspector de la Policía también guarda un buen recuerdo sobre la ‘Operación Mecánico’, describiéndola como muy bonita» por el trabajo que realizaron. En esa operación, según cuenta V. S. M. desarticularon una organización que operaba en todas las islas y distribuía droga con una flota de autobuses de turistas. «Ese era el medio que utilizaban para pasar la droga», explica. 

Thais y Miguel Ángel Díaz

Thais y Miguel Ángel Díaz / La Provincia

[object Object]

[object Object][object Object]

Después de un año de búsqueda de Ignacio Palmero, un joven desaparecido en Tenerife en julio de 2021, en agosto de 2022 Thais localizó su cuerpo sin vida en cuestión de minutos y esa gesta le ha valido para que la Policía Nacional reconozca el trabajo de esta agente canina con una medalla y mención al mérito policial. 

Después de un año sin que la familia del joven tuviera noticias suyas y de que la investigación tuviera que pararse por falta de pistas para continuar, dos jóvenes volaron un dron y localizaron pertenencias del desaparecido. Se activó la investigación y fue ahí cuando la Policía incorporó a Thais a un operativo al que dio notable éxito apenas unos minutos después de llegar a la zona. «Vi que la perra olfateaba el aire, se levantó y salió corriendo, algo que normalmente no hace sin que le dé la orden, pero me hizo una desobediencia positiva porque le llegó el olor y salió corriendo; minutos después me marcó la zona y al momento hallamos el cuerpo», recuerda el agente Miguel Ángel Díaz, quien fuera su adiestrador y miembro de la Unidad Especial de Guías Caninos, porque hace unos meses que Thais se jubiló.

«Yo la crié y la enseñé, y trabajar con ella ha sido todo un orgullo, sobre todo por encontrar el cuerpo tan rápido», señala el agente sobre la Spaniel Bretón de siete años, «para mi fue el cúlmen de todo el trabajo que habíamos hecho, el mejor final posible». 

La agente canina y su guía recibieron la condecoración policial la semana pasada de manos del ministro del Interior, Fernando Grande-Maslaska, en un acto celebrado en la ciudad de Salamanca. Jubilada hace unos meses por enfermedad, la perra ha sido acogida por otra agente del cuerpo. «Separarnos fue un momento angustioso, pero a ella le toca ahora disfrutar de otra manera», concluye Díaz. La perra era experta en dos disciplinas: la detección de restos humanos y la detección de drogas.

[object Object][object Object][object Object]

Agente de bombero reconvertido en Policía Nacional hace 16 años, Jesús S. B., miembro de la Brigada Provincial de la Policía Judicial - Grupo de Homicidios y Desaparecidos, ha recibido la medalla blanca al mérito policial por su trayectoria en el cuerpo. «Estoy muy ilusionado porque es un reconocimiento al trabajo», señala, «lo máximo en la Policía es la investigación de homicidios y llegar hasta aquí es para mi un éxito personal». 

Llegó al cuerpo hace 16 años y hace ocho, en 2015, se incorporó al Grupo de Homidicios y Desaparecidos, uno de los puestos más duros porque «siempre estás trabajando con la muerte». «Es un trabajo que requiere mucho coste personal porque no tienes horario; si salta un homicidio un sábado a las 03.00 horas de la madrugada se acabó lo que estabas haciendo y te centras en eso», añade. Intenta darle la vuelta a la situación y ver el lado positivo, porque reconoce que lo tiene. «Es una satisfacción personal increíble dar una respuesta a las familias en los casos de fallecimientos violentos», relata, «es verdad que aunque no le devuelves al familiar fallecido, sus allegados por lo menos logran entender qué ha pasado».

A lo largo de su trayectoria, Jesús S.B. ha investigado innumerables homicidios y entre ellos se le quedan grabados aquellos que se cometen «de forma gratuita, sin que tengan vinculación con otros delitos como el tráfico de drogas». Así, recuerda su primer homicidio, que fue el caso de la joven palmera a la que en 2015 mató su vecino en la calle Pérez del Toro tras una discusión por los ruidos de sus videojuegos. «Entré en la habitación y me encontré el cuerpo de la joven en el suelo», recuerda, «los homicidios que no tienen que pasar son los que siempre se quedan grabados en la mente», cuenta el policía. 

En sus ocho años en el grupo de investigación ha logrado resolver gran parte de los casos de homicidios y desapariciones «pero tenemos espinitas clavadas como la desaparición de Juana Ramos o el caso de los abuelos de Guanarteme, que todavía sigue coleando».