Las Cuentas de Gran Canaria para 2024 | Pedro Justo Brito Consejero de Hacienda y Emergencias del Cabildo de Gran Canaria

Pedro Justo: «Sin el apoyo del Cabildo tendrían que cerrar decenas de ONG que son necesarias»

El máximo responsable de la elaboración del presupuesto del Cabildo de Gran Canaria para el año 2024 defiende que una buena parte de los fondos se destinen a subvenciones nominales a ayuntamientos, empresas privadas y organizaciones sin ánimo de lucro

Pedro Justo afirma que sin esas ayudas tendrían que cerrar decenas de ONG que ahora son necesarias para servicios sociales que no cubre la administración

Pedro Justo, el pasado viernes en su despacho del Cabildo.

Pedro Justo, el pasado viernes en su despacho del Cabildo. / Andrés Cruz

En el mes de junio envió una circular a los demás consejeros del Cabildo advirtiéndoles que había que congelar gastos e inversiones por el riesgo de recortes de los posibles gobiernos de derechas en Canarias y en Madrid. El presupuesto de 2024 aumenta un 8%, ¿ya ha pasado el peligro?

Ahora el peligro es distinto. Parece ser que el gobierno que hay en Madrid va a ser, vamos a llamarlo así, de progreso, porque lo van a formar el PSOE y Sumar, pero el problema es que nosotros tenemos que hacer el presupuesto del Cabildo sin que ellos hayan podido hacer el del Estado, por lo que no sabemos lo que van a poner. Por la información que hay, el Ministerio de Hacienda va a tener que bajar un punto y medio el déficit que tiene, unos 15.000 millones de euros, y para llegar al 3% tiene que quitar todo lo que ha metido de más para suplir los problemas adicionales que han surgido por la guerra de Ucrania. A nosotros nos preocupa, por ejemplo, lo de los bonos de transporte, pues hay mucho dinero que se podría dejar de recibir si se retiran esos bonos. Con respecto al Gobierno de Canarias, unas partidas se han incrementado, pero tenemos problemas en el Plan de Infraestructuras Sanitarias. Por ahí tenemos un déficit de ingresos. También en el área de Igualdad, donde trabajamos al 50% con la Comunidad Autónoma y ahora estamos pagando nosotros el 66% y el Gobierno de Canarias el 33%. Aparte de eso no hay problemas. Calculamos los ingresos del Estado con criterios bastante defensivos, porque no queremos encontrarnos después en una situación perjudicial, pero la idea es que habrá mejoras.    

«Elaboramos unas cuentas un poco a la defensiva porque aún no sabemos lo que va a poner el Estado»

¿Cuál es la situación financiera del Cabildo en estos momentos?

Muy buena. En el equilibrio presupuestario tenemos 33,3 millones más de ingresos que de gastos, no estamos en una situación financiera de déficit, sino de superávit. En la deuda tenemos actualmente 1,1 millones y al final del año que viene tendremos 35.000 euros, que se comparan a efectos de poder pedir deuda a 850 millones de ingresos, por lo que tenemos un margen de maniobra grade. Y en cuanto al gasto, estamos un poco por encima del gasto inicial que se va a autorizar, que previsiblemente será un 3% o una cifra similar, pero con la estructura que tiene el Cabildo no sería un problema reconducirlo en su momento si hiciera falta.  

La memoria del proyecto de presupuestos recuerda que Canarias sigue manteniendo las tasas más altas de personas en riesgo de pobreza y exclusión social de toda España. Eso lleva a pensar que las cuentas del Cabildo de los últimos años tampoco han resuelto ese problema.

Hay que situarse en lo que es cada uno. El presupuesto de la Comunidad Autónoma fue este año de 10.000 millones y el próximo será de 11.000 millones. Nosotros tenemos un presupuesto que es bastante decentito, casi 1.000 millones, y de esa cantidad dedicamos una parte muy importante a cubrir la parte de los servicios sociales. Hablamos de unos 270 millones dedicados a esos gastos. ¿Con eso se resuelve la situación? No. Se mejora mucho, pero no da para más. Lo más importante es conseguir un crecimiento económico, porque lo que realmente mejora la calidad de vida de la gente es lograr un empleo y tener un sueldo. En ese sentido, vamos bien porque estamos bajando los niveles de desempleo. Por desgracia, el nivel paro en Canarias es alto incluso cuando va bien. La media española ya es alta de por sí respecto a Europa y nosotros estamos por encima de esa media nacional. Pero hay una subida en el empleo y la idea es potenciar la parte económica para que haya una lluvia fina sobre la realidad social, que es la que hay que mejorar. Luego hay elementos que no dependen de nosotros, como el salario mínimo interprofesional. Canarias es una de las comunidades autónomas con mayor volumen de trabajadores que cobran el salario mínimo y cualquier subida que haga el Estado automáticamente queda reflejado en una mejora de las rentas de los canarios.      

«La situación financiera del Cabildo es muy buena; la deuda actual es de 1,1 millones»

¿En qué áreas se necesitan más fondos y por qué no aumentan? Por ejemplo, en 2024 habrá menos dinero que este año en los servicios de Cultura o de Igualdad y Violencia de Género?

El Igualdad y Violencia de Género nosotros hacemos un sobreesfuerzo, porque es una consejería que por desgracia necesita mucho apoyo. Desde ese departamento se aborda un problema no solo actual, sino de futuro, teniendo en cuenta que las jóvenes generaciones parece que tienen un criterio bastante distorsionado sobre la violencia de género. Nosotros estamos cubriendo dos terceras partes del gasto mientras el Gobierno de Canarias sobre cubre un tercio. Por eso, en aquella circular de junio, decíamos que podía haber recortes por gastos en otros lados, pero con la idea de que los recortes no se reflejaran en ese gasto que hacemos nosotros en Igualdad, que se mantiene casi igual. Luego, en Dependencia y Menores, depende muchísimo de los acuerdos que tengamos con el Gobierno de Canarias, porque lo que hay son convenios. Hace un par de años hicimos un incremento de los salarios que se le pagan a las ONG de los centros de menores porque estaban muy bajos. Los actualizamos para que las ONG no sufrieran en sus espaldas esta especie de miseria sobre esos servicios esenciales. 

Ahora hay retrasos en el pago a las ocho ONG que gestionan los centros de menores dependientes del Cabildo. ¿Por qué?

Hay un problema con los contratos, que se ha ido retrasando, no porque no se intentaran hacer, sino porque no se ha podido por distintos motivos, incluso a veces por quejas de la patronal porque había cosas mal planteadas. Creo que de aquí a fin de año estará todo solucionado. 

En los últimos años se repite la baja ejecución de las inversiones reales, el Capítulo 6, y la estimación para este año 2023 es que solo se gasten 37 de los 100 euros previstos inicialmente. ¿Por qué ocurre esto y qué solución tiene?

No es un problema del Cabildo de Gran Canaria, sino de todas las administraciones públicas. La legislación para realizar las inversiones es tremendamente farragosa. Aparte de que surgen retrasos adicionales, como cuando tiene que intervenir la Demarcación, o en los ayuntamientos cuando aparecen problemas relacionados con su Plan General de Ordenación.  

Pedro Justo durante la entrevista.

Pedro Justo durante la entrevista. / Andrés Cruz

En el presupuesto de 2024 no figura ninguna partida concreta, aunque sea testimonial, para impulsar el tren, mientras que su grupo si ha pedido al Gobierno de Canarias que incluya dos millones de euros para apoyar los proyectos ferroviarios y la metroguagua.

No se incluye porque todos los años anteriores el Estado posicionaba un millón para el tren en su presupuesto, menos en el último, y como pensamos que se iba a prorrogar no hemos puesto este año ese millón. La Intervención no permite poner partidas para algo sin saber a ciencia cierta que habrá ingresos. En los ferrocarriles lo que toca ahora es dar un salto cualitativo. Lo que hay pendiente es un contacto entre el Cabildo y el Gobierno del Estado porque de los que estamos hablando es de los 3.500 millones que cuestan los trenes canarios. Los proyectos ya están hechos, ahora toca lo grande y la financiación va a ser externa, lo tiene que poner el Estado y lo lógico es tirar de los fondos europeos. 

«Cinco días son más que suficientes para que los grupos opositores analicen el presupuesto»

La primera reacción de los grupos de la oposición es denunciar que solo se les concedan cinco días para estudiar el presupuesto y presentar sus enmiendas. En las demás instituciones, como en Parlamento canario, esos plazos son mucho más amplios. ¿Por qué aprietan tanto el calendario? 

Más de 85 millones de euros del presupuesto del Cabildo se transfieren directamente a los ayuntamientos y otros 65 millones a empresas privadas y entidades de todo tipo, desde ONG a promotores de espectáculos. ¿Qué justificación económica tiene conceder subvenciones de 5.000 o 20.000 euros a varios centenares de entidades?

El problema son esos centenares de entidades. La concepción anglosajona de las ONG está basada en el capital privado, por prestigio o por responsabilidad social, como lo que hace Amancio Ortega cuando ayuda a la sanidad española. El sector privado cubre un montón de necesidades, pero automáticamente tira del sector público y si nosotros cortáramos el grifo cerrarían sobre la marcha decenas de ONG. Por ejemplo, este año le damos 37.000 euros a una asociación para el concierto solidario de Navidad, en el que esperan recaudar entre 25.000 y 40.000 euros. Eso para esas entidades sin ánimo de lucro significa la vida o la muerte. Con esas subvenciones las ONG pueden contratar personas y generar empleo. La realidad es que es difícil involucrar a las empresas privadas, lo hemos visto cuando se solicitó apoyo privado para el Granca de baloncesto o el Museo Canario. El problema es que tiene que ser el sector público el que mantenga ese tipo de actividades. Esas organizaciones realizan trabajos que hacen falta, socialmente son necesarias y su labor está fiscalizada.    

«La baja ejecución del capítulo de las inversiones reales es un problema en todas las instituciones»

En las transferencias nominadas por ayuntamientos, capítulos 4 y 7, hay grandes diferencias entre las partidas que corresponden a cada municipio, con una clara ventaja de los gobernados por NC. ¿Por qué no se aplican ahí criterios de proporcionalidad a la población, como ocurre en el Plan de Cooperación o en el reparto del Fdcan, y así se evitan las polémicas?

La verdad es que no estoy totalmente de acuerdo con el reparto del Fdcan, pues si un municipio necesita más dinero para una obra específica se le puede dar todo un año y en los siguientes no recibir nada. Ahora se distribuye a todos por igual, una forma de que haya paz entre los ayuntamientos, pues además son de distintos signo político. Cuando viene alguien a pedir una subvención al Cabildo no nos fijamos si viven aquí en la capital, en Valsequillo o en Artenara. Menos en el reparto específico del Fdcan, porque a Mogán y San Mateo le dieron en un año lo que le correspondía en todo el mandato, no hay alcaldes que se quejen y digan «yo he pedido y no me lo dan». Prácticamente a nadie se le niega nada y estos fondos se aprueban siempre por unanimidad en los Plenos municipales porque en los ayuntamientos están todos los partidos. No hay quejas de ningún ayuntamiento.     

En el presupuesto se incluyen partidas millonarias para compra de inmuebles y terrenos, lo que ha llevado a la oposición a acusarles de parecer una empresa inmobiliaria. ¿Cuál es la justificación de adquirir espacios que ya están protegidos por las normas de medio ambiente, como los de Guguy o los frustrados de Amurga? 

No es lo mismo que un terreno de especial interés ecológico, aunque tenga la calificación de espacio protegido, esté cuidado por un propietario privado que por la administración, no lo va cuidar igual si no puede sacar beneficio. La idea es incrementar la protección de esos lugares tan necesarios.