Almendreros de Guayadeque, una miel de premio con flora autóctona

Almendreros de Guayadeque se alzó recientemente con la mención de Mejor Miel de Gran Canaria

Su gerente Isaura González Socorro asegura que el Sector Primario tiene que mejorar mucho más

Se alzó con el mismo título en 2018

La marca también tiene en el mercado otros productos 

Isaura González muestra productos de la marca Almendreros de Guayadeque.

Isaura González muestra productos de la marca Almendreros de Guayadeque. / LP/DLP

José A. Neketan

José A. Neketan

Isaura González Socorro quiere compartir el premio de Mejor Miel de Gran Canaria que ha conseguido recientemente con la marca familiar Almendreros de Guayadeque. «No es solo nuestro. Es también de todos nuestros clientes y toda la gente que la compra. Creo que es un premio compartido y la alegría es compartida con todas las personas que me han llamado o me han mandado mensajes. Eso es lo más bonito», asegura la gerente de la marca que ya ganó el mismo premio en 2018

González explica que las características de su miel las aporta el hecho de que sus colmenas están localizadas en asentamientos en Guayadeque y La Pasadilla, «zonas donde el clima anual es buenísimo y estable, y la flora de la zona es silvestre, autóctona y está todo el año floreciendo. Todo eso hace que podamos conseguir una miel de muy buena calidad».

La gerente de Almendreros de Guayadeque señala a su padre, José González, como el fundador de la marca y confiesa que todo comenzó casi por casualidad. «Hace como 30 años encontramos una colmena en un pequeño local que teníamos. Mi padre llamó a un amigo suyo apicultor que lo ayudó a extraerla. La pusieron en una caja y le dijo que se tenía que buscar la vida con ella. Además, aquella colmena tenía su reina. En esa época el Cabildo de Gran Canaria empezó a hacer cursos de apicultura, y se aficionó tanto que empezó a sacar colmenas, y lo que al principio fue fruto de la casualidad al final se ha convertido en lo que es hoy en día».

Educadora infantil de profesión, se decidió a colaborar con su padre a raíz de que el Gobierno de Canarias comenzara a quitar las ayudas a las escuelas infantiles. «Entonces me planteé involucrarme más en el tema de las colmenas. Y le dije de hacer otras cosas. Empecé a hacer cursos y a darle una perspectiva más moderna a la marca, una visión distinta», y señala que «el tema es darle valor al producto y al trabajo que hay detrás, que hasta ese momento no se había dado ni a nosotros ni nadie en esa época».

Isaura González asegura que «lo que a mí más me interesa es que la gente cuando la gente compra un bote de miel también tiene que ver todo lo que hay detrás, ese valor añadido».

El catálogo de la marca familiar también ofrece hidromiel y vinagre, que elaboran en una barrica de roble envejecido

La gerente lamenta no poder vivir de esto. «Esto es un hobby, es por tradición familiar y es un complemento más, pero no vivimos de esto porque la producción que tenemos no es tan grande. Dependemos siempre de la naturaleza, entonces no tenemos una producción tan amplia como para poder vivir de esto. Aunque hemos innovado y sacado otros productos para cuando estamos en una feria poder ofrecer más cosas y aprovechar todo lo que hay en la colmena, pero no se puede vivir solo de esto».

Imagen del Sector Primario

En el catálogo de productos de la marca, además de la miel, la familia también elabora hidromiel y vinagre de miel, «que mi madre y yo dimos muchas vueltas a la isla buscando una barrica de roble de vino bueno envejecida, hasta que la encontramos y conseguimos hacer un vinagre de calidad que estamos comercializando». 

Los puntos de venta para conseguirlos está en algunas ferias de Gran Canaria, en la propia finca y tiendas en Ingenio, «como algo testimonial porque es nuestro municipio». 

Isaura González apunta que el Sector Primario tiene que mejorar mucho más. «Aún se ve el trabajo en la agricultura y la ganadería como arduo y difícil. Yo creo que hay que darle una vuelta a la hora de publicitarlo. No con esa imagen que tienen mucha gente joven del hombre con el sacho. Hay mucha gente joven que quiere meterse en el mundo del Sector Primario». También apunta que «no podemos vivir ayudas. Y las que hay para personas emprendedoras tienen que venir antes y no después. Se puede hacer de todo pero necesitamos concienciar. Entonces el gobierno desde esos dos puntos de vista tiene que hacer una publicidad superpositiva y poner la ayuda donde realmente hace falta». González subraya que «el consumidor de estos productos debe saber que son de máxima calidad y se dan en el mejor clima del mundo».