Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | Miguel Mota

"Me he preguntado: teniendo la isla que tengo, ¿qué hago yo en Madrid?"

"Hay que subir los sueldos, hoy tengo que trabajar el triple para ganar los mismo que hace diez años", afirma el actor lanzaroteño, intérprete del doctor Zabaleta en 'El secreto de Puente Viejo'

Miguel Mota, en el Arrecife Gran Hotel.

Miguel Mota, en el Arrecife Gran Hotel. A. F.

Usted ha formado parte del jurado que valoró los cortos de la sección Ficción Internacional del reciente 18º Festival Internacional de Cine de Lanzarote. Calamity , de Maxime Feyers y Séverine de Streyker, se alzó con el premio del jurado. ¿Cómo vio la calidad de los trabajos presentados a concurso?

La calidad es estupenda y ha sido difícil decidir cuál te gustaba más. Eran quince cortos maravillosos y diez de ellos podrían haber optado al premio perfectamente. Dinamarca, Canadá, Argentina, Brasil, Irán... La procedencia es variada. Los cortos tienen el gen de la denuncia y el cine es un arma poderosísima para despertar conciencias. Los conflictos y los refugiados son algunos de los temas que abordan, muy actuales.

Después de formar parte del grupo de teatro lanzaroteño Regartija usted se trasladó a Madrid en 1989 para formarse como actor. Ya lleva casi tres décadas de cine, teatro y televisión. ¿Ha pensado regresar a la Isla?

Sí, ya llevo 28 años en Madrid, más de la mitad de mi vida. He pensado muchas veces en regresar a Lanzarote porque con esta profesión es todo muy bonito cuando todo va bien, pero pasas malas rachas cuando no salen las cosas como quieres y te planteas volver. Me he preguntado, ¿teniendo la isla que tengo, qué hago yo en Madrid? De mayor no me veo en una gran ciudad, sino en Lanzarote.

Si pudiera llevarse algo de Lanzarote a Madrid, ¿qué sería?

Lo que más echo de menos es la playa, precisamente. Soy de mar, me gusta mucho y cuando vengo a Lanzarote lo disfruto muchísimo. Me llevaría el clima. Cuando sales fuera y estás con el frío en Navidad en Madrid y vuelas a la Isla y te vas a la playa, es una maravilla. Ahí te das cuenta por qué nos llaman las Islas Afortunadas.

El Gobierno estatal ha incluido una rebaja del 21% al 10% del IVA en el cine en los presupuestos de este año, en trámite. ¿Es suficiente para el sector?

No solo hay que rebajar el IVA, sino subir los sueldos. Hoy por hoy, tengo que trabajar el triple para ganar lo mismo que ganaba hace diez años. Así de literal te lo digo. Las películas de presupuesto medio han desaparecido en el cine. Como no hayan coproducciones o asociaciones para sacar adelante una película, es cada vez más difícil llevar a cabo un proyecto. Espero que esto cambie.

Aida, Amar en tiempos revueltos,Gran Hotel, Los misterios de Laura, Hospital Central, El ministerio del tiempo, Servir y proteger, Centro Médico, Las chicas del cable, sigue encarnando al doctor Zabaleta en el Secreto de Puente Viejo. Su carrera se ha centrado en mayor medida en la pequeña pantalla que en el cine y en el teatro.

Sí, la televisión es el medio en el que más me he movido y el que me ha dado de comer. Empecé en Telemadrid en el programa Ciberclub, que tuvo mucho éxito y obtuvo el Premio de la Academia de la Televisión y fue finalista de los Emy. Luego empecé con series.

¿Continúan sus proyectos en la televisión?

Estoy muy contento porque estoy en un proyecto que se va a rodar íntegramente en la isla de El Hierro. Es una serie, un thriller policiaco de ocho capítulos detrás del cual están Movistar, Canal Arte Francia y la productora gallega Portocabo, de la que en realidad es el proyecto. La serie se llamará Hierro, la protagonizará Candela Peña y yo seré un fiscal. En un principio A3 Media estaba interesada en la serie para emitirla en La Sexta, pero luego se descolgó del proyecto y Movistar se interesó por él. El rodaje empieza en la primera semana de mayo y yo no entraré hasta finales de ese mes.

El acento canario es un hándicap para muchos actores. ¿Cómo logra controlarlo?

He tenido muy pocas oportunidades de trabajar con mi acento. Una de ellas fue en el culebrón que se rodó en Gran Canaria El juramento de Puntabrava, con más de treinta capítulos y fui feliz rodando con mi acento canario, casi la primera vez que lo hacía. En la serie que rodaré en El Hierro también tendré mi acento canario. La protagonista es una jueza que llega a la isla para investigar un caso, pero casi todos los actores van a ser canarios. He dado clases de voz con Concha Salcedo y Carlos Infante para los trabajos que he hecho en la Península y en los que no me quedaba más remedio que controlar mi acento. Durante años pensé que no sería capaz porque tenemos un acento muy marcado, que me encanta. No me queda otra que poner y quitar mi acento.

Los potentes incentivos fiscales que ofrecen las Islas refuerzan la industria cinematográfica en el Archipiélago. El año pasado se rodaron más de una treintena de producciones audiovisuales. ¿Augura otro buen año para la industria del sector en las Islas?

Espero que Canarias sepa gestionar el buen momento en el que está para atraer rodajes de producciones a las Islas, mantenerlo y seguir facilitando las grabaciones. Conviene que sea así porque se generan puestos de trabajo, se proyectan las Islas hacia el exterior y contamos con un clima y unas localizaciones maravillosas para rodar cualquier producción extranjera y cada vez más.

Además de actor, usted tiene una faceta de pintor. ¿Tiene prevista alguna exposición en Lanzarote?

Tengo pinturas en casa y siempre digo que tengo que exponerlas. Tengo que encontrar a alguien que apoye el traslado hasta la Isla. La pintura, siempre conmigo. Cuando no he tenido trabajo como actor la pintura siempre me ha ayudado vendiendo algún cuadro o pintándole el salón a un colega. Para mi la meta no es ganar un Goya, aunque si cae, genial, sino no dejar de trabajar. Somos tan felices los actores cuando trabajamos, pero es duro cuando no suena el teléfono. Una buena meta sería dejar de trabajar un día porque ya antes has conseguido vivir de ello.

Compartir el artículo

stats