Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El diseño del turismo como una experiencia

Centros Turísticos inaugura en el MIAC la exposición 'All tomorrow's parties'

3

Exposición 'All tomorrow's parties'

¿Qué música sonaba en la discoteca del túnel volcánico de Jameos del Agua en los años sesenta y setenta del siglo XX? En la considerada mejor pista de baile del mundo, que resurgió hace unos años con las sesiones del Jameos Music Festival de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo, se 'pinchaban' temas de un jovencísimo Stevie Wonder, Bob Dylan, Nancy Sinatra, James Brown, Phillips Harris, Spinners, The 202 Machine, Louis Armstrong y Sidney Bechet, entre otros cantantes y grupos.

El artista César Manrique, que proyectó Jameos, trajo a la Isla muchos de los discos que compró durante su estancia en Nueva York (1964-1968), que alternaba con Lanzarote, y que ponían la banda sonora a ese recinto en los inicios de la actividad turística de manos de Toñín Ramos, colaborador de Manrique y trabajador del Cabildo.

Las primeras fases de Jameos se abrieron al público en 1966. Ese espacio fue concebido en sus inicios como sala de espectáculos y de entonces datan el bar, los accesos y la marmórea pista de baile. Algunas de las fundas de los discos de vinilo del siglo pasado se exhiben en la muestra All tomorrow's parties, inaugurada ayer en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo Castillo de San José (MIAC) -otro proyecto de Manrique- y comisariada por Gilberto González y Néstor Delgado.

Este nuevo proyecto de Centros Turísticos "se plantea no tanto como una segunda parte de Historia de un incidente, la exposición que el MIAC inauguró en julio de 2017, sino quizá, a destiempo, como el germen de esta", apunta el Cabildo.

Si en aquella se exploraba la fricción entre la incomodidad y la acomodación del tejido cultural a una nueva situación política a partir de los setenta, en esta nueva iniciativa "incidimos en la situación previa durante los sesenta, que explica en cierta forma lo que acabará aconteciendo". Añaden que "del mismo modo, esta exposición reflexiona sobre un nuevo signo del tiempo en el que los espectadores pasan a convertirse ellos mismos en parte del espectáculo".

Un nuevo panorama

Esa idea es extrapolable al arte y todas las manifestaciones que en los sesenta rompieron la frontalidad existente entre el espectador y la obra, "creando una situación envolvente en la que todo pasaba a formar parte de una experiencia". Esta transformación se dio en el programa político de las neovanguardias, aunque es especialmente significativo el cinismo del arte pop al fusionar espacio lúdico y producción en cadena, precisan desde Centros Turísticos.

No solo la discoteca de Jameos está reflejada en All tomorrow's parties. Un artículo de Irene de Andrés publicado en el Diario de Ibiza recoge lo que fueron algunos de los locales más célebres de esa isla balear y su posterior declive. Además, se exhibe la actuación de Josephine Baker en Lago Martíanez (Tenerife) en 1971 o un vídeo de Tamar Guimarães sobre la arquitectura que Óscar Niemeyer desarrolló en Brasil "con la idea de rediseñar una nueva sociedad vista por los privilegiados de izquierda que diseñan un nuevo modo de vida", aseveró González.

Destacó que "la idea de la exposición, básicamente, plantea qué ocurrió, sobre todo a finales de los sesenta para que haya un cambio en la forma de concebir el turismo. Ya no solo se viaja para ver sino para tener una experiencia. En ese sentido, los Centros Turísticos son uno de los primeros ejemplos en los que se diseña por completo una experiencia turística".

Compartir el artículo

stats