Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aniversario

Los 10 primeros años de la Asociación Mercedes Medina Díaz

Un libro resume la actividad del colectivo que beca a universitarios con dificultades económicas y promueve la educación y la cultura en Lanzarote | Lo recaudado por la venta de la publicación '2011-2021 X Aniversario de la Asociación Mercedes Medina Díaz', se destinará a La Palma

La maestra Mercedes Medina Díaz, que da nombre a la asociación educativa. Asociación Mercedes Medina Díaz

El nombre de un colegio en Arrecife rindió homenaje hasta 2017 a una gran maestra nacida en Tías en 1914, Doña Mercedes Medina Díaz, que entregó 45 años de su vida a la docencia. Decenas de alumnos y alumnas suyas de Arrecife, donde trabajó la mayor parte de su vida laboral, reconocen que llegaron a obtener títulos universitarios por la influencia de Doña Mercedes Medina. Ese empeño de su vida, que se prolongó hasta el 28 de octubre de 2002, continúa vivo en Lanzarote desde una fecha igual de 2011, cuando se constituyó en su honor la Asociación Mercedes Medina Díaz, para la promoción de la educación y la cultura.

En estos días se conmemora el décimo aniversario de esta asociación que surgió con unos fines que hasta entonces no había tenido otro colectivo en el ámbito local: Mantener vivo el recuerdo de una gran maestra y divulgar su obra. Trabajar por el prestigio de la profesión docente. Crear vías para la participación y el compromiso del profesorado. Enfocar la educación y la cultura como claves del desarrollo social. Ofrecer apoyo económico y asesoramiento para lograr una sociedad mejor preparada, más humanizada y libre.

El primer destino profesional que eligió doña Mercedes Medina, una vez sacadas las oposiciones al finalizar la Guerra Civil española, fue su pueblo natal, Tías, donde prestó sus servicios durante dos cursos académicos. Posteriormente, al contraer matrimonio, se vio obligada a desplazarse a Arrecife, desempeñando su labor 11 años en La Vega, otros tantos en la conocida escuela de La Escalerita en el centro de Arrecife y, finalmente, en el Colegio Generalísimo Franco.

En 1998 tuve la ocasión de entrevistar a doña Mercedes Medina, que entonces contaba con 84 años de edad, para incluir su testimonio en el libro Reseñas sobre la educación en el municipio de Tías. A sus 84 años, Doña Mercedes Medina declaraba: «me hubiera gustado haber trabajado más años en Tías. Si me hubiera quedado en Tías, puedo decir que, tal como ocurrió en Arrecife, la mitad de mis alumnos tendría carrera universitaria. Mi ilusión fue siempre sacar gente a estudiar fuera».

"Amo al pueblo de Tías, aunque haya sido el pueblo que menos me haya comprendido", aseguró la docente

decoration

Doña Mercedes mostraba su personalidad y la seguridad que le aportaba la conciencia de haber hecho un gran trabajo: «amo al pueblo de Tías, aunque haya sido el pueblo que menos me haya comprendido. Pese a todo, siempre le he tenido mucho cariño, y por eso a veces siento lástima de que todavía hoy no se le dé toda la importancia que hay que darle a los estudios. Había ceguera hacia los estudios y todavía existe. Espero que el nuevo instituto y buenos profesores ayuden a que más vecinos de Tías tengan estudios superiores». Afortunadamente así ha sido desde la creación del IES Tías en 1998 y el IES Puerto del Carmen en 2005.

A medida que fue apagándose la fructífera vida de doña Mercedes Medina, su única hija, Maura Palarea, recogió el testigo de su madre y poco a poco fue dándole forma al proyecto de la Asociación Mercedes Medina Díaz, para promover el desarrollo de estudios superiores entre la población local. La biografía de Maura Palarea se corresponde con la de una mujer fuerte, valiente y libre, que rompió los moldes de una época y de una isla, empezando por su desplazamiento a Tenerife en 1960, con dieciséis años, para estudiar el Preuniversitario de Ciencias porque en Lanzarote no se impartía.

Empezó cursando el Selectivo de Escuelas Especiales de Ingeniería y Arquitectura, y más tarde se cambió a Ciencias, licenciándose en Biología en Madrid, así como en magisterio y en piano. En ese camino tomó la decisión firme de dedicar su vida al compromiso con los demás y se trasladó al Noviciado de las Dominicas en Salamanca. Como educadora impartió clases y dirigió centros en Villaba (Navarra) y en Madrid.

Su única hija, Maura Palarea, recogió el testigo de su madre y poco a poco fue dándole forma al proyecto de la Asociación Mercedes Medina Díaz

decoration

En 1975 regresó a Tenerife para dirigir un colegio de su congregación religiosa, al tiempo que seguía estudiando y ampliaba estudios de matemáticas en la Universidad a Distancia, lo que le valió en 1976 para incorporarse como docente a la Universidad de La Laguna, en el Departamento de Análisis Matemático, especialidad de Didáctica, en la Escuela de Magisterio, donde formó a maestros y maestras hasta su jubilación en 2014.

En 2016, en una entrevista que le realizó la ex consejera de educación Milagros Luis Brito, contaba que «soy una mujer de hacer cosas, más que hablar de mí, quiero hablar de cosas que podemos y debemos hacer. Me da pena la gente que no tiene relaciones con los demás». Y de ese modo, con ese espíritu, fue compartiendo su proyecto y logrando más apoyos. En Lanzarote no había surgido con anterioridad una organización parecida. No se tenía conocimiento de asociacionismo y voluntariado entre el profesorado jubilado. Maura Palarea lo conseguiría, uniendo también a ex alumnado y a personas comprometidas para defender el valor preeminente de la educación y de la cultura en la vida pública.

La mayoría de los integrantes contaban con décadas de dedicación a la educación, con una amplia agenda de contactos, con recursos y con imaginación para dar vida a algo nuevo e interesante. En el caso de la presidenta honorífica, Maura Palarea, su trayectoria en la Universidad de La Laguna, su extensa experiencia de una vida dedicada a la docencia, a las matemáticas, a la investigación, a la cultura, a la música… y su visión amplia más allá de la isla, se ha complementado con un amplio y cualificado equipo de conocedores del terreno educativo local.

En ese listado hay que nombrar en primer lugar a su presidente, Juan Cruz Sepúlveda. Inquieto, incansable, proactivo, que ha marcado el ritmo de trabajo con su dedicación constante, con su entusiasmo, con las perspectivas adquiridas en las distintas responsabilidades que gestionó con anterioridad, con conocimiento de los medios de comunicación y de las redes sociales, y con las habilidades de un buen coordinador de trabajo en equipo. A su lado, una persona con perfil diferente, más discreto, pero muy trabajador e imprescindible. Manuel Betancort, curtido en cuestiones administrativas y en desafíos tan exigentes como la dirección y el buen funcionamiento de un IES en sus primeros cursos de existencia.

El currículum del resto de miembros de la junta directiva y colaboradoras habla por sí solo de la unión de experiencia y de sabiduría que ha aglutinado esta iniciativa. Desde la secretaria, María Victoria Vázquez, a la vocal Irene Betancort, doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación, ex directora de la UNED en Lanzarote, investigadora y autora de diversos estudios sobre pedagogía. Destaca también la diversidad en cuanto a lo profesional y lo generacional. Jóvenes como el abogado Jacobo Medina, el historiador Omar Lemes o la licenciada en Bellas Artes Sara Talavera, junto a personas de otra generación, como Ana María Palazón, abogada y ex alumna de Mercedes Medina; la maestra Asunción Díaz o la educadora social María Jesús Alonso.

Otro grupo humano fundamental dentro de la junta directiva de la Asociación Mercedes Medina lo componen maestras que durante varias décadas dieron vida al CEIP Mercedes Medina Díaz, dirigido por Ernestina Hernández Peraza junto a grandes profesionales como la especialmente recordada en estos días Malena Alemán. Desarrollaron un proyecto educativo memorable, muy implicado con su barrio y con la tradición cultural canaria, con propuestas muy creativas que fueron siempre respaldadas y alentadas por el inspector de zona, Rafael Curbelo Armas.

Es el caso de Carmen Rosa Barreto y Carmen Rosa Márquez, quien, antes de adquirir experiencia en la gestión pública como consejera de educación del Cabildo de Lanzarote, dirigió durante una década el CEIP Costa Teguise, convirtiéndolo en un centro educativo modélico, reconocido en toda Canarias.

El nacimiento de la asociación

El nacimiento de esta Asociación fue recibido con alegría. No hay que olvidar que era 2011, un año más en la travesía de una larga crisis, que amplió la brecha entre ricos y pobres y que trajo recortes importantes en educación y en servicios sociales. Tres años antes había estallado la gran burbuja inmobiliaria, después de quince años de exacerbado optimismo, precipitando al mundo a la peor recesión económica desde el crack de 1929.

Lo recaudado por la venta de la publicación '2011-2021 X Aniversario de la Asociación Mercedes Medina Díaz' se destinará a La Palma

decoration

Lo hemos visto siempre. La ciudadanía sonríe y aprueba las iniciativas independientes, con fines nobles, con trabajo voluntario, que complementan y enriquecen la monotonía y la omnipresencia del entramado institucional. Así vimos ese gesto cuando se entregaron en el curso 2012/2013 las primeras becas y se supo que un chico llamado Antonio había conseguido, gracias a esa ayuda, su sueño de entrar en la universidad y estudiar derecho. Recibió la beca en los años sucesivos y en 2016 se graduó. En sus palabras de agradecimiento a la Asociación destacó que «no solo es la ayuda económica que ofrecen, sino que va más allá», haciendo referencia al asesoramiento, acompañamiento y «calidad humana» que recibió por parte de este colectivo.

Son más de medio centenar de alumnos que han encontrado en esta Asociación una mano para mitigar las adversidades de sus circunstancias familiares (huérfanos, familias monoparentales, ingresos bajos) y han podido ir a universidades canarias, madrileñas, catalanas, Granada, Salamanca, Valladolid…para realizar estudios tan diversos como derecho, medicina, arquitectura, veterinaria, ingeniería o musicología.

El libro '2011-2021 X Aniversario de la Asociación Mercedes Medina Díaz', cuyas ventas irán destinadas a La Palma, se ha presentado recientemente en un acto que abre un ciclo de conferencias semanales que impartirán destacadas personalidades del ámbito universitario canario.

En el resumen de la actividad realizada, recordando la calidad de las conferencias desarrolladas en esta década, se concluye que la Asociación Mercedes Medina Díaz ha sido un puente de lujo entre la universidad y Lanzarote.

*José Juan Romero es maestro y periodista

Compartir el artículo

stats