Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrecife vota en contra de la reforma laboral del Gobierno de Sánchez

La moción, presentada por el Partido Socialista, contó con el rechazo de la mayoría del pleno al entender que no soluciona el problema del empleo en el país, ni recoge las singularidades de Canarias.

Pleno extraordinario por videollamada

El pleno del Ayuntamiento de Arrecife rechazó, este viernes 28 de enero, de forma mayoritaria la reforma laboral que plantea el Gobierno Central al votar en contra de la moción presentada por el Partido Socialista que proponía el respaldo del consistorio capitalino a la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez.

La moción del grupo socialista tan sólo contó con el apoyo del edil del grupo de los no adscritos, Carlos Alférez, mientras que los grupos del Partido Popular y de Coalición Canaria votaron en contra, y se abstuvieron Nueva Canarias y Lanzarote en Pie.

La portavoz del Grupo Popular: María Jesús Tovar destacó que “la contrarreforma laboral no soluciona los problemas de empleo del país y es mala para España”. Y recordó que la que aprobó el Partido Popular en 2012 “creaba 500.000 puestos de trabajo al año, 1.400 empleos al día, un total de tres millones de empleos durante el mandato del Gobierno de Mariano Rajoy”.

Apuntó también la portavoz popular que la reforma laboral de 2012, impulsada por el PP, planteaba medidas para flexibilizar el mercado laboral, dando alternativas al despido, “como la denominada mochila austriaca”, unas medidas entre las que se encuentran los ERTE, Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, “que ha utilizado el Gobierno actual y que ha salvado millones de empleos”.

Según la portavoz del PP “la contrarreforma laboral es puro maquillaje, lo que se reforma lo hace restando flexibilidad y supone un retroceso en lugar de un avance. No mejora la reforma de 2012 sino que la empeora”

Para el portavoz de Coalición Canaria, David Toledo, que intentó presentar una moción in voce, que no procedía, la reforma laboral “no contempla la realidad de Canarias y establece que las unidades administrativas son provinciales, sin tener en cuenta a las islas”. Esto según el edil nacionalista hace que “las empresas puedan obligar a un trabajador de Lanzarote a acudir a su puesto de trabajo en Gran Canaria, por ejemplo”.

Para Armando Santana, de Nueva Canarias, la reforma laboral, que está todavía en trámite parlamentario a nivel nacional, “está siendo negociada con nuestro portavoz en el Congreso, Pedro Quevedo” y por tanto el voto de su partido en el pleno fue la abstención.

Compartir el artículo

stats