El calendario lunisolar de Zonzamas encuentra su ‘gemelo’ en Jerusalén

Investigadores del yacimiento lanzaroteño postulan que los canales tallados en roca descubiertos en la Ciudad de David evidencian sus grandes similitudes

‘Quesera’ de Zonzamas. Representación de salidas del Sol (de izquierda-derecha) del 21 de junio, 21 de septiembre / 21 de marzo, 21 de diciembre. Se puede ver la montaña de Tahíche, Costa Teguise y Arrecife, con el mar en el horizonte.

‘Quesera’ de Zonzamas. Representación de salidas del Sol (de izquierda-derecha) del 21 de junio, 21 de septiembre / 21 de marzo, 21 de diciembre. Se puede ver la montaña de Tahíche, Costa Teguise y Arrecife, con el mar en el horizonte. / MM / AAV

Más de 4.600 kilómetros y unas 10 horas de vuelo separan Lanzarote de Israel, unas cifras que hablan de la enorme distancia entre ambos puntos, tanto geográfica como histórica. Sin embargo, la arqueología los acerca con el descubrimiento de grandes similitudes en la construcción de calendarios lunisolares y que los vinculan a la cultura de un Sáhara verde antes de que comenzara la desertificación, entre 10.000 y 5.000 años antes de Cristo. Además, también se evidencia que la cultura de Lanzarote en el periodo majo-guanche es mucho más antigua de lo aceptado por los historiadores.

A estas dos conclusiones han llegado en su estudio Paralelismo del calendario lunisolar prehistórico de Lanzarote Quesera-Cheeseboard e intrigantes canales de franjas del sitio arqueológico de la Ciudad de David (Oriente Medio) [doi:https://dx.doi.org/ 10.4314/ijma.v2i20.2] Antonio Arnaiz-Villena, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, y Marcial Medina. Consideran que los yacimientos de Zonzamas, en Lanzarote, y el de Ciudad David, la zona más antigua de Jerusalén, en Israel, donde se han descubierto unas estructuras de canales inusuales y desconcertantes, son muy similares a las de forma deuna quesera que ellos llevan estudiando en el yacimiento de la antigua capital de la isla de Lanzarote desde hace décadas.

Del hallazgo arqueológico en Jerusalén, del que se ha hecho eco la prensa mundial, las autoridades israelíes no tienen clara la función para esos canales y su antigüedad de construcción se ha calculado en una época incierta anterior a 2.800 años antes de Cristo, cuando estas estructuras dejaron de utilizarse.

‘Quesera ‘ Astronómica de Jerusalén.

‘Quesera ‘ Astronómica de Jerusalén. / Israel Aantiquity Authority

Arnaiz y Medina han estado trabajando en la epigrafía rupestre de la isla de Lanzarote y otros aspectos arqueológicos durante los últimos 20 años y han descubierto que la estructura de la Quesera de Zonzamas era un calendario lunisolar similar al egipcio (365 días solares y unos 27,5 días lunares) construidos por los aborígenes guanches.

Según explican, consiste en canales tallados en rocas basálticas de manera precisa, lo cual es muy similar a una de las intrigantes estructuras encontradas en la Ciudad de David que también puede representar un antiguo calendario similar al egipcio. La segunda estructura que tiene canales paralelos puede ser parte de otro calendario tipo Quesera o incluso una estructura de surcos de carro más ampliamente definida en Malta como una construcción de la Edad del Bronce.

«A partir de nuestros estudios en Lanzarote y Malta, hemos propuesto que los surcos de carro de la Edad del Bronce también pueden usarse para medir el tiempo y realizar observaciones astronómicas. Esta homología específica sin duda podría acercar la Quesera arqueológica megalítica de Lanzarote a siglos de años antes de Cristo en la antigüedad. Este paralelo tan específico entre los artefactos encontrados en Medio Oriente y Lanzarote podría explicarse por una cultura del Sahara verde antes de que comenzara la desertificación, entre 10.000 y 5.000 años antes de Cristo», exponen. Además, alegan que con el descubrimiento de esos canales en el yacimiento israelí, se evidencia que la cultura de Lanzarote en el periodo majo-guanche es mucho más antigua de lo aceptado por los historiadores.

En su estudio de las excavaciones en el yacimiento de Zonzamas han encontrado lo que denominan Quesera, que consta de seis surcos tallados en roca basáltica, de 30 centímetros de alto y entre 27 y 45 centímetros de ancho. Su diámetro mayor es de 3,9 metros y se dejaron seis franjas de segmentos de roca prominentes entre los canales tallados. En otros lugares cercanos se registran grabados rupestres de podomorfos (Cabrera Pérez, 1992) y su ubicación se encuentra en una colina cerca de la antigua capital, Zonzamas; tiene una amplia visión hasta la actual capital de Lanzarote, Arrecife (Medina y Arnaiz-Villena.2018).

Otra conclusión es que la cultura de la Isla en el periodo majo-guanche es mucho más antigua

En una imagen, que ilustra esta información, se describe el amanecer en los solsticios de verano, equinoccios de otoño/primavera y solsticio de invierno desde un observador en la Quesera . De izquierda a derecha , sale el sol (año 2014 después de Cristo) entre las montañas Maneje y Tahíche en el solsticio de verano (línea naranja). Los investigadores apuntan que es posible que si la Quesera es lo suficientemente antigua, un observador desde este punto podría haber visto el Sol saliendo en la ladera o vértice de la montaña Tahíche en la Antigüedad porque la oblicuidad de la eclíptica está disminuyendo aproximadamente 0,47 segundos de arco por año en la actualidad. En el centro, el Sol sale en el horizonte medio del mar, tanto en los equinoccios de otoño como de primavera (línea verde). Y a la derecha, el Sol sale en el horizonte marino derecho en el solsticio de invierno (línea gris). Los amaneceres completan un arco de azimut anual entre 62º y 117º grados desde el 21 de junio al 21 de diciembre y viceversa (Medina y Arnaiz-Villena,2018).

Ha sido la publicación en la prensa mundial en los meses de septiembre y octubre del hallazgo en Jerusalén de estas estructuras la que ha dado a conocer de su existencia y de las que los dos investigadores españoles ven similitudes con las de Zonzamas. Yiftah Shalev, investigador principal de la Autoridad de Antigüedades de Israel, declaró sobre estas desconcertantes estructuras descubiertas en las excavaciones realizadas en la Ciudad de David, la zona más antigua de Jerusalén, cerca de la explanada del Templo y la mezquita de Al-Aqsa (desde donde según los mulsumanes subió el profeta Mahoma a los cielos) y en la que se levantaba el antiguo templo del Rey Salomón, que su edad no estaba clara. Sin embargo, estas estructuras dejaron de utilizarse en el siglo IX a.C., dijeron los investigadores. Así, la edad de estas construcciones es muy antigua y anterior a los 2.800 años, lo que indica que estos canales de roca fueron construidos en un tiempo indeterminado anterior a esta fecha.

‘Quesera’ Astronómica de Zonzamas.

‘Quesera’ Astronómica de Zonzamas. / M. M.

Por su parte, el profesor Yuval Gadot del Departamento de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv declaró que las estructuras fueron hechas en roca tallada (30 centímetros de ancho y 50 centímetros de alto). No hay rastros de sangre y no se cree que transporten ni contengan un gran volumen de agua.

No obstante, Antonio Arnaiz-Villena Marcial y Medina señalan que se trata de una quesera como la de Zonzamas: «Nosotros postulamos que es un observatorio astronómico y una representación del calendario lunisolar egipcio de 365 días como el estudiado en el calendario prehistórico canario. En este, la primera mitad del año solar (seis meses solares) se muestra a partir del 21º solsticio de verano. Los meses solares están registrados/representados en franjas huecas talladas; Los meses solares siguen de arriba a abajo hasta el sexto mes solar.

La otra estructura de la Ciudad de David (no representada), indican Arnaiz-Villena y Medina, y posiblemente (si las bandas de roca no son estructuras tipo surcos de carro y son del tipo calendario Quesera podría usarse en la prehistoria como calendario y actividad astronómica. El parecido con Zonzamas Lanzarote llama la atención la Quesera y proponemos que así sea. Se observan seis crestas y seis canales y el del medio que se bifurca: esta bifurcación podría representar el amanecer de los equinoccios de primavera y otoño, que en realidad son el mismo punto: podría ser el mismo tipo de representación del calendario egipcio que en Lanzarote.

Asimismo, se podrán estudiar estas similitudes y representaciones junto con posibles otras observaciones astronómicas.