Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La afectada reclama que se depuren responsabilidades internas en La Luz

Sostiene que hay otra queja y que los jefes de Personal y de Nuevas Tecnologías comprometen la seguridad del ente público

La trabajadora de la Autoridad Portuaria ha enviado la denuncia de la Guardia Civil al presidente del Puerto, Luis Ibarra, al director, Salvador Capella, y al comité de empresa. Antes, el 23 de diciembre, remitió otro escrito a la Comisión de Seguridad y Salud en el que denuncia acoso y reclama que se le abran expedientes disciplinarios a los responsables de Recursos Humanos y de Nuevas Tecnologías y Protección de Datos.

La empleada considera que los responsables de esos departamentos no garantizan la seguridad de los trabajadores debido a las fisuras que existen por las conexiones externas al sistema informático de la Autoridad Portuaria. En ese sentido asegura que hay quejas de otros trabajadores por hechos similares. Entre ellas está la de José Daniel López, un exdirector del Puerto que mantiene un enfrentamiento con la dirección actual por las anomalías detectadas en la segunda fase de La Esfinge.

La afectada solicitó la actuación de la Comisión de Seguridad y Salud ante las evasivas dadas por Recursos Humanos y Nuevas Tecnologías ante la eliminación de documentación importante de su ordenador, como carpetas o correos del Outlook. Fu esta comisión la que ordenó una pericial externa al equipo informático de la funcionaria, con la finalidad de analizar si efectivamente había sido manipulado. La pericial fue autorizada después de que la perjudicada la solicitara por cuarta vez.

Desde septiembre de 2014 a diciembre de 2016 ha presentado 11 escritos en el registro de la Autoridad Portuaria para denunciar el acceso no autorizado a su ordenador. El supuesto acoso empieza porque reclamó una reclasificación laboral que no le han aplicado y a la que tiene derecho tras reincorporarse a la Autoridad Portuaria, según la denunciante. También acudió al Juzgado de Instrucción número 6, pero el juez archivó las actuaciones al no dar veracidad a la persecución. La denuncia a la Guardia Civil, en cambio, podría abrir otra línea de investigación.

Compartir el artículo

stats