Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos de Cinco Continentes y Parque Central temen el derrumbe de un muro

Denuncian la acumulación de basura y problemas con la vegetación

Denuncia por descuido.

Denuncia por descuido. ANDRÉS CRUZ

Un solar con acumulación de basura, un muro de contención agrietado y varios árboles sin podar tienen en vilo a la vecindad de Cinco Continentes y Parque Central. El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, visitó la zona junto a la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Aguas, Inmaculada Medina, hace aproximadamente un mes, y ambos se comprometieron con mejoras en los barrios. No obstante, las vecinas y vecinos advierten de que "se hacen la foto en la comunidad, salen en el periódico y no volvemos a saber nada más. Ya ha ocurrido en varias ocasiones", asegura Pepe Bernal, propietario de varios locales comerciales en Cinco Continentes, una urbanización de cinco bloques con 52 viviendas cada uno, y ocho locales comerciales.

Alicia de la Nuez, secretaria de la Comunidad General, no recuerda cuándo fue la primera vez que alertaron al Ayuntamiento del preocupante estado del muro, que tiene seis metros de altura y cien de longitud, aproximadamente, y cuyas grietas recorren toda su extensión. "Llevamos muchos años con la lucha porque decían que era propiedad privada". Hace tan solo unos meses, afirman, que el Ayuntamiento reconoció la titularidad municipal de dicho muro, ya que sostiene la carretera, y su consecuente responsabilidad en la restauración del mismo. Sin embargo, no han vuelto a tener noticias.

De la Nuez asegura que ya se reunió con Medina hace dos años para compartirle su preocupación por el estado del muro. "Y seguimos igual", lamenta. "En el aparcamiento transitan muchas personas a diario, y si el muro se cae será una tragedia", afirma. Y es precisamente lo que los vecinos, tanto de Cinco Continentes como de Parque Central, quieren evitar pues, aseguran, les recuerda a "la típica historia a la que solo se le pone solución una vez pasa algo grave". De hecho, cuenta De la Nuez que hace unos días un chico que paseaba en bicicleta por la Avenida Parque Central, "se cayó y estuvo a punto de caer al aparcamiento", dado que el muro tampoco cuenta con la alturanecesaria para evitar accidentes.

Medina, por su parte, asegura que "el muro no tiene ningún problema de derrumbe, ya que los técnicos ya estuvieron allí y valoraron". No obstante, los vecinos no tienen constancia de que se haya levantado un informe técnico ni de la fecha en la que se realizó la visita.

Otro de los elementos que la Comunidad General siente que pone en riesgo la seguridad del área son los árboles situados en la Avenida de Escaleritas, a la altura de la urbanización. "Las ramas del ficus han dejado camiones atascados, generando problemas de tráfico", asegura De la Nuez. Medina, sin embargo, cuenta que no tiene constancia de que ningún árbol obstruya la circulación de vehículos. Bernal, por su parte, recuerda que los árboles se podaron por última vez hace veinte años. Y, en su caso, la altura de la vegetación no solo le afecta en lo relativo a la circulación, sino en el estado de sus locales comerciales pues, al ser una zona de fuertes vientos, "continuamente caen hojas en las azoteas, tupiendo desagües y generando un riesgo de inundación en el interior de los locales", afirma. "Tengo que subir a limpiar hasta seis veces al año y, por la altura de la azotea, necesito una escalera especial", cuenta Bernal. Además, añade que el servicio de limpieza "está perdiendo el tiempo barriendo tal cantidad de hojas que caen a diario, en lugar de podarlos un poco". En este sentido, Medina apunta a que "son los técnicos quienes valoran si hay que recortar", y advierte de que no se puede "limitar el crecimiento de cualquier vegetación".

Además, desde febrero de este año, el solar que está pegado al muro presenta un estado "vergonzoso", tal y como lo califican los vecinos. Dicha propiedad se convirtió en un improvisado basurero, cuando un grupo de ocupas, que se instaló en edificios contiguos a 5 Continentes, arrojó allí todo tipo de desechos, como un colchón, ropa y otros artilugios. "Es un foco de infección", advierte Alicia.

La concejala, tras ser informada de la acumulación de basura en el área, apunta a que "hay que diferenciar lo que le toca a Parques y Jardines, y lo que es responsabilidad del Servicio de Limpieza". Aún así, informó a este diario que ella misma se compromete a comunicar la situación a quien corresponda.

Tanto De la Nuez como Bernal, hacen hincapié en el olvido en el que sienten que se encuentra el barrio de 5 Continentes pues, aseguran, ven cómo avanzan otros barrios mientras el suyo se queda rezagado. "El Ayuntamiento pone más atención en otros. Incluso en Parque Central se hacen más cosas que aquí", defiende De la Nuez. Ella recuerda que "hace 33 años se medio se asfaltó la zona y fue porque unos camiones de basura de cargaron la carretera". Y se lamenta de que privatizasen las canchas deportivas en las que hace unos años jugaban los niños del barrio.

Bernal, por su parte, insiste en que seguirán solicitando atención hasta que alguien preste atención, y se pregunta cómo es posible que, pagando impuestos, como el resto de la población, estén "tan olvidades por el Ayuntamiento".

Compartir el artículo

stats