Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas que operan en el Puerto se ahorran diez millones en bonificaciones

La Autoridad Portuaria usa estos descuentos para favorecer tráficos estratégicos y paliar la insularidad

Las empresas que operan en el Puerto se ahorran diez millones en bonificaciones

Las empresas que operan en el Puerto se ahorran diez millones en bonificaciones

La Autoridad Portuaria de Las Palmas aplicó durante el año 2017 bonificaciones sobre las tasas portuarias por un valor de 10.051.000 euros. Esta cantidad supone un incremento de estas ayudas de un 35,26% con respecto al ejercicio anterior, cuando de acuerdo con los datos que maneja el propio organismo ascendieron a 7.431.000 euros.

Estas bonificaciones, acordadas por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria al amparo de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, se contemplan para favorecer tráficos estratégicos, impulsar el papel de plataforma logística marítima y paliar la condición de ultraperificidad en los recintos de la provincia pertenecientes al sistema estatal. Para ello se aplican descuentos de hasta el 40% en tres tipos de tarifas, la del buque, la de la mercancía y la del pasaje, aunque la suma de las cantidades no puede superar el 20% de lo que el organismo recauda en total por esos conceptos.

El análisis pormenorizado de los datos muestra que en 2017 las bonificaciones de mayor valor se aplicaron sobre la tasa del buque, con un total de 6.248.000 euros. La mayor parte pertenece a la captación de tráficos sensibles y prioritarios, como ocurre en los Puertos de Las Palmas con las reparaciones del sector offshore o los cruceros. En este apartado se fomenta la llegada -siempre que sea para ser reparados- de barcos de la industria petrolífera, que de otro modo se verían penalizados por su gran tonelaje, y en el caso de las embarcaciones turísticas se apoya el paso por más de un recinto de la Autoridad Portuaria para favorecer la creación de circuitos por el Archipiélago y otras islas de la región macaronésica en consonancia con Santa Cruz de Tenerife.

Con respecto a la segunda tasa sobre la que la Autoridad Portuaria aplica bonificaciones específicas aprobadas por el Consejo de Administración, la del pasaje, estas ascendieron a 1.221.000 euros en 2017. En este caso se ven bonificados los tráficos interinsulares de pasajeros en régimen de transporte y también las operativas de puerto base de cruceros, como estrategia para aumentar el número de pasajeros al paliar el incremento en la carestía que para los turistas supone el desplazamiento previo que han de realizar en avión hasta Canarias. Los recintos de Las Palmas cerraron 2017 con 1.241.363 cruceristas, un 12,38% más que un año antes.

Sobre la tasa de la mercancía, la Autoridad Portuaria aplicó bonificaciones por 2.221.000 euros. En el caso canario las mercancías están además sometidas a distintas reducciones contempladas en la ley para tener en cuenta las condiciones específicas de aislamiento, algo que mitiga las inconveniencias de la doble insularidad al eliminar las tasas en los tránsitos entre islas cuando los puertos de salida y entrada pertenecen al sistema estatal, pero que a la vez constriñe las posibilidades de crecimiento de los recintos de Fuerteventura y Lanzarote.

Ayuda humanitaria

Los Puertos de Las Palmas también aplican bonificaciones a las terminales de contenedores dedicadas al tráfico internacional, que oscilan entre el 25% y el 30%, así como a la exportación de productos hortofrutícolas, que ascienden hasta el 40% que autoriza la ley como tope. En el caso del Puerto de La Luz se incluye además otra bonificación máxima del 40% para los tráficos de ayuda humanitaria, medida que favorece el importante trabajo logístico que lleva a cabo en Gran Canaria del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas. En su articulado general, la ley solo contempla la exención para la tasa de la mercancía en este tipo de tráficos si corresponden a alguna ONG, lo que incluiría las actividades de Cruz Roja, pero no así las de la agencia de la ONU.

A todas estas bonificaciones hay que añadir otras específicas contempladas por la Autoridad Portuaria de Las Palmas, como las que se aplican sobre las operaciones realizadas en el Puerto de Arinaga. De este modo se busca compensar el gasto en servicios portuarios como los de remolque, amarre o practicaje, que en estos casos tienen que desplazarse hasta el municipio de Agüimes. Asimismo, se favorece el avituallamiento en atraque, ya que las bonificaciones generales de la ley son solamente para las operativas en fondeo, pero las particulares condiciones de los fondeaderos de la bahía capitalina impiden el abastecimiento en determinados días por mala mar.

Compartir el artículo

stats