Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Once opositores por cada plaza a policía

Un total de 777 candidatos se enfrentan a las pruebas físicas para conseguir una de las 68 nuevas vacantes que hay al cuerpo de seguridad municipal

10

Pruebas físicas para acceder a la Policía Local

Concentración, nervios y muchas horas de trabajo previo se dieron cita en la Ciudad Deportiva Gran Canaria, conocida como Martín Freire, donde ayer empezaron las pruebas físicas de las oposiciones de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria a las que se presentarán durante los próximos días 777 personas de las casi 1.400 que se inscribieron inicialmente. En total, son 68 las plazas que hay para ingresar en el cuerpo al que este año ya se han incorporado los 22 nuevos agentes que ahora están en prácticas tras haber superado el mismo proceso en 2017.

Esta es la segunda oferta pública que se ha hecho durante el mandato de Augusto Hidalgo. Tras cuatro años sin renovaciones, las primeras vacantes se sacaron el pasado ejercicio con el objetivo de reforzar la plantilla que actualmente se encuentra descabezada después de que un juez anulase el nombramiento de Carlos Saavedra Brichis como comisario principal de la Policía Local de la capital grancanaria. Una sentencia a la que ha recurrido el Ayuntamiento, según informó el alcalde. "Nosotros adjuntamos la necesidad de tener una jefatura cubierta, aunque fuera de forma provisional mientras sacábamos la convocatoria que es algo que podamos hacer lo antes posible", señaló el regidor municipal antes de asegurar que el procedimiento se inició hace meses.

En cualquier caso, el cuerpo cuenta a día de hoy con 524 agentes a los que se sumarán de manera oficial en octubre los 22 que ahora están en prácticas. Lo mismo ocurrirá a finales de año o principios de 2019 con los 68 que superen las oposiciones que empezaron en la Ciudad Deportiva Gran Canaria. "La idea es acercarnos lo más posible a la cifra de los 600 agentes en este cuerpo municipal", apostilló Hidalgo. De los casi 800 candidatos, ayer realizaron las primeras pruebas físicas 350 repartidos en varias tandas, mientras que el resto tendrá que hacerlo hoy.

La jornada arrancó temprano con los ejercicios de salto horizontal y, posteriormente, con las flexiones en barra fija, también conocidas como dominadas. María Santana Padrón, de 25 años, respiraba tranquila después de haber superado la primera al lograr lanzarse a una distancia de 2,04 metros en la arena donde la marca establecida para las mujeres es de 2 metros. No es la primera vez que se pone delante del pequeño foso que el personal municipal que trabaja en el examen rastrilla cada vez que alguien salta.

De hecho, este es el segundo año que la joven teldense se presenta a las oposiciones de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria. "El año pasado me quedé en la carrera", recuerda acerca de una de las pruebas que más le preocupan, sobre todo, a "nivel psicológico" y a la que, si todo va bien, se enfrentará mañana. Para ello lleva preparándose todo el año en el que ha tenido que sacar tiempo para combinar entrenamientos, academia, trabajo y "vida marital". Y es que el objetivo lo tiene claro: conseguir una de las plazas porque, tras haber acabado la carrera de Derecho, se dio cuenta que lo suyo es "más de detener que de defender".

Quien sí se ha estrenado este 2018 en la oferta pública al cuerpo de seguridad municipal es Marcos Santos González que, como no pudo hacerlo en su Tenerife natal, se ha venido hasta la capital grancanaria para dejarse la piel en la convocatoria en la que se ve con posibilidades. "Está complicado, pero se puede", asegura con optimismo tras haber superado con creces también la prueba de salto horizontal. "Lo traía muy preparado", explica quien se ha dedicado 100% a la vida de opositor en los últimos meses.

Aunque también son sus primeras oposiciones para la Policía Local, Y.S.P. tiene ya experiencia en lo que a pruebas físicas se refiere ya que tuvo que superar varias similares hace 15 años, cuando ingresó en el Ejército. "Estas también cuestan y el problema es que si no alcanzas el mínimo en algunas de ellas no te suman y directamente estás fuera", cuenta a punto de enfrentarse a los 44 segundos que, como el resto de chicas, tiene que estar en suspensión para pasar el ejercicio de flexiones en barra fija en el que los hombres tienen que realizar un mínimo de ocho dominadas.

En el caso de todos aquellos que sean declarados aptos en estas dos pruebas, a partir de mañana tendrán que realizar la de resistencia aeróbica a través del test de Cooper y, el próximo 2 de julio, harán la de resistencia al medio acuático con una prueba de natación de 50 metros de estilo libre en las piscinas del Julio Navarro. Quienes superen todas las físicas aún tendrán pendientes un test psicotécnico, una prueba de idiomas que es voluntaria y no obligatoria, y un reconocimiento médico.

Posteriormente, le seguirá el examen teórico que, en lo que al temario se refiere, además de los conocimientos generales de índole administrativa, los aspirantes tendrán que pasar un examen sobre nociones de toda la tipología delictiva del Código Penal, así como de la normativa de tráfico y seguridad vial, prestando especial atención a la ética policial y a la violencia de género. También se plantearán cuestiones acerca del sistema de seguridad en Canarias y la Protección Civil, la policía comunitaria y de proximidad, ecología humana, protección del medio ambiente y del Turismo.

Entre los requisitos que también se les exige a los aspirantes se encuentra la altura mínima (170 centímetros para hombres y 160 centímetros para mujeres) y estar en posesión de los permisos de conducción tipo A2 y B. Una vez que finalice el proceso de oposición, propiamente dicho, los 68 que obtengan la plaza iniciarán un periodo formativo en el que realizarán un curso selectivo al que seguirán 1.200 horas de prácticas, tras el cual los seleccionados se incorporarán de lleno como funcionarios a la plantilla de la Policía Local.

Compartir el artículo

stats