Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Juzgado condena a 17 años de prisión a ‘El Chupa’ por asesinar a Lionel

El procesado efectuó cuatro tiros que acabaron con la vida de la víctima en la calle Córdoba

Francisco Trujillo, en su declaración ante el juez por el asesinato de Lionel Carrrillo.

Francisco Trujillo, en su declaración ante el juez por el asesinato de Lionel Carrrillo.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha impuesto una condena de 17 años de prisión para ‘El Chupa’ por matar a Lionel Carrillo, de 34 años, en agosto de 2017 tras efectuarle varios disparos cuando este se encontraba disfrutando de un permiso penitenciario. Esto después de que un tribunal popular lo considerase culpable de los delitos de asesinato y porte ilícito de armas.

El fallo de la magistrada presidenta Pilar Verástegui considera probado que sobre las 18.30 horas del 29 de agosto de 2017 el ahora condenado, Francisco Iván Trujillo, conocido como ‘El Chupa’, se dirigió a la calle Córdoba número 11 de la capital grancanaria cuando coincidió con la víctima, que era su vecino y al que conocía desde la infancia.

Lionel Carrillo, que se encontraba disfrutando de un permiso penitenciario que finalizaba dos días después de los hechos y que le había sido otorgado el 25 de agosto de ese mismo año, había intentado de manera “infructuosa” contactar con su asesino, sin que a día de hoy se haya podido esclarecer los motivos por los que este buscaba a su verdugo. Así, “comenzó una persecución y hostigamiento continuado para dar con el acusado, que estaba al tanto de que la víctima intentaba localizarle”.

Veinte minutos antes del encuentro, el procesado había recibido una llamada en la que le comentaban que Carrillo estaba por la zona buscándole pero ante este aviso ‘El Chupa’ se “mostró indiferente ya que no tenía intenciones de enfrentarse a su vecino”. Sin embargo, reseña la sentencia, el fallecido recibió la ubicación de su vecino, por lo que este fue de nuevo en busca de Francisco Trujillo. Sobre las 18.20 horas Lionel Carrillo, que estaba en compañía de dos personas, llegó al lugar en un coche del que se bajó “con una actitud nerviosa y fanfarrona” al ver al encausado y le profirió amenazas de muerte contra el procesado y su familia tales como: “ven aquí maricona, te voy a matar” y “te voy a partir en dos”.

Un proyectil impactó en el cristal delantero de una guagua de la línea 12

decoration

En ese momento el procesado invitó a la víctima a que se le acercara y fue cuando ‘El Chupa’ esgrimió un arma de fuego no identificada plenamente pero cuyos proyectiles coinciden con una Mágnum calibre 44 y efectuó cuatro disparos que impactaron en el cuerpo de Lionel Carrillo, causando su muerte de forma casi instantánea. Cuando el agredido recibió el segundo disparo, este quedó de espaldas y en “total indefensión”, por lo que Trujillo siguió accionando el arma. El acusado buscó causar la muerte de la víctima, que recibió los balazos en la cadera y codo izquierdos, así como en el hombro derecho y en la cabeza.

Francisco Trujillo carecía de licencia de porte de armas, además, los disparos que efectuó los hizo en una zona en la que se encontraban diversos transeúntes y tráfico rodado, por lo que puso en riesgo la integridad de estas personas hasta el punto de que uno de los proyectiles impactó en el cristal delantero izquierdo de una guagua de la línea 12.

Tras el asesinato, el acusado comenzó la huida por las calles aledañas y se encontró en paradero desconocido hasta el 1 de septiembre de 2017 cuando sobre las 18.50 horas y siendo “plenamente conocedor” de que era buscado por las fuerzas policiales de la ciudad por los hechos en los que falleció Lionel Carrillo, se personó en la Jefatura Superior de la Policía Nacional, donde se procedió a su detención.

Por lo tanto, la jueza le condena a 16 años de cárcel por el delito de asesinato, un año de prisión por porte ilícito de armas y a indemnizar a los padres e hija de la víctima con 200.000 euros. Mientras, el amigo de este resultó absuelto del delito de encubrimiento.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats