Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las colas y las multas marcan las navidades de la pandemia

La Policía identificó a 15.407 personas | El sector con más ventas ha sido el del ‘hogar’

Sobre estas líneas una tienda de zapatos de Las Palmas de Gran Canaria comienza las rebajas de enero al 50%.

Sobre estas líneas una tienda de zapatos de Las Palmas de Gran Canaria comienza las rebajas de enero al 50%.

El ajetreo de personas que se ha visto estas semanas cargando bolsas y haciendo colas en las tiendas de la capital da la impresión de que la cosa tampoco pinta tan mal y hay vida más allá de la pandemia. Con terrazas llenas, centros comerciales abarrotados y colas y más colas por doquier, este mes de diciembre no ha sido tan “desastroso” como se podía esperar. Si bien hay matices, como en todo. Ha habido sectores que han salido mejor parados, como el del hogar y la informática, y otros más perjudicados, como el textil o el ocio nocturno, tal y como analiza la secretaria general de la Asociación de Empresarios de Mesa y López, Pepi Peinado.

Algo que no se ve tan a simple vista como las colas es la labor policial. Durante esta Navidad la Policía Local ha tenido que regular el cumplimiento de las nuevas normas de horario, aforo, distancia interpersonal y uso de la mascarilla. Eso sin contar con las viejas leyes, pues lo que también aumenta en fechas navideñas es el consumo de alcohol en la vía pública.

The Body Shop de Mesa y López, la cuarta con más ventas de la cadena nacional en 2020

decoration

Las colas del consumo

“Este año raro al final ha sido bueno”, resume Idaira Betancor, encargada de la tienda The Body Shop en la zona comercial de Mesa y López. En su caso, el cierre del local durante el confinamiento se equilibró con el incremento en las ventas online y el “caos” inicial generado por las obras se olvidó con las ventajas de la peatonalización. La ampliación del espacio para el consumo y el esparcimiento ha generado algo más de ambiente y puede que sea uno de los motivos por los que esta franquicia de cosméticos haya sido la cuarta de España con más ventas de la cadena a nivel nacional.

Cientos de personas apuran la noche del 5 de enero paseando por la calle Triana, iluminada en todo su esplendor. José Carlos Guerra

Pepi Peinado, secretaria general de la Asociación de Empresarios de la misma zona, confirma que la sensación final no ha sido tan “desastrosa” como se podía esperar. De hecho, hay sectores como el de ‘hogar’ e ‘informática’ que se han visto reforzados con respecto al anterior. Y es que al estar tanto tiempo dentro de casa, la tónica general ha sido la de hacer el espacio más acogedor y pasar más tiempo en plataformas digitales. “El textil ha sido el sector más dañado”, explica Peinado, y eso que las rebajas empezaron prácticamente en noviembre con el Black Friday y ahora se han retomado con mayor intensidad. Muchas son las que han empezado directamente con ofertas del 70%.

En el vecino centro comercial El Muelle las cosas pintan un poco distinto. Aquí la ausencia de cruceristas se ha hecho notar a pesar del incremento del visitante local. Como explica su gerente, Pilar Delgado, la comparativa con respecto a otros años está “intoxicada” por la ausencia de cruceros. La campaña de Navidad ha ido “mejor que en los meses anteriores” y la oferta cultural de la nueva gestión ha atraído a un espectro más amplio de público local. A pesar de ello y al mirar de cerca, el gasto medio por consumidor ha sido reducido. En este caso, la mejora y embellecimiento de la infraestructura así como la finalización de las obras de la pérgola y de la repavimentación exterior han incidido positivamente en la mejora del ambiente de este espacio comercial.

En el sector hotelero de la capital la incertidumbre se deja notar algo más. Con una ocupación total del 45% en el mes de diciembre, la Navidad ha ido “un pelín” más flojo que el pasado noviembre, explica Rosy Mujica, secretaria de la Asociación de Hoteleros y Establecimientos Extrahoteleros de Las Palmas de Gran Canaria (Ahelpa). Si todos los años se experimenta un “pequeño bajón” tras las fiestas, se prevé que en este comienzo de año se note algo más por la ausencia de extranjeros, que daban un plus de seguridad en cualquier fecha. Aunque al visitante nórdico se le espera sobre todo en el sur de la isla, también en la capital su presencia es un alivio para todos los sectores económicos y especialmente para el de la hostelería.

Una de las colas que han protagonizado esta campaña de Navidad, con las nuevas regulaciones de seguridad para frenar el coronavirus. José Carlos Guerra

“Ninguno de los que ha abierto va a cerrar, de momento”, aclara Mujica. Lo que no se sabe es qué ocurrirá con aquellos que permanecían cerrados a la espera de una mejora en el contexto internacional que parece que se demora. “Con lo que ha pasado ahora en Alemania y Reino Unido”, la cosa pinta mal para el turismo. De momento, hasta el 31 de enero aguantan los últimos ERTE, a partir de ahí habrá que ver si se amplían o no. “Se tiene que prorrogar sí o sí”, sentencia Mujica.

Para saber cómo está el ambiente no hay más que salir a la calle, echar un ojo y preguntar a los taxistas. En estas fechas la ciudad rebosa de estos trabajadores que, apostados en sus vehículos, dan vueltas y más vueltas o esperan horas y horas a que una avalancha repentina e inexistente de transeúntes solicite su servicios.

“Llevo 37 años trabajando en el taxi y este año estaba más desanimado que nunca. Más incluso que en la crisis de 2007, la gente está asustada” explica Francisco Reyes, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Autotaxi (ATAT). Si los días clave como el 24 de diciembre y el 5 de enero su mayor actividad fue la de llevar usuarios a sus casas antes del toque de queda, el resto de días de estos meses su empeño más esforzado ha sido evitar la ansiedad y la frustración. Como representante de los taxistas Francisco Reyes explica que durante todo el mes de diciembre se ha ganado “en general “un 35% menos que en los 15 días trabajados del mes de noviembre. Trabajar más para ganar menos. “Además de no ingresar, tienes que asumir gastos de combustible”. Si estos meses pregunta a un taxista para saber cómo están las cosas, lo que sacará en claro es que necesitan una regulación del taxi y la necesitan para ayer.

“La campaña de Navidad ha ido mejor que los meses anteriores”, explica Delgado

decoration

Al otro lado del consumo y las compras están las cifras de la necesidad y la solidaridad. También durante estas fechas navideñas se han visto incrementado el número de donaciones a distintas agrupaciones caritativas y de acción social como Cáritas o la Casa de Galicia. En el caso de la primera, el incremento ha sido similar al de otros años. “La Navidad llama siempre a la solidaridad”, especialmente por parte de las empresas, explica una trabajadora de la entidad en Las Palmas de Gran Canaria. Por su parte, el aumento de los donativos no ha ido parejo a un aumento de la demanda de servicios sociales en el mes de diciembre. “Las atenciones no han aumentado en época navideña, el repunte se notará cuando acaben los ERTE”, vaticina.

En el caso de la Casa de Galicia sí que han ido a la par las solicitudes y las aportaciones. Las 800 familias demandantes de juguetes del año pasado casi se duplicaron este fatídico 2020 hasta llegar a las 1.200 peticiones. Muchas de las cuales era la primera vez que requerían la ayuda de los ayudantes de los Reyes para poder brindar un regalo a los más pequeños. Lo que no se sabe aún a ciencia cierta son las cifras exactas de los regalos aportados de forma voluntaria por la sociedad grancanaria, pues hasta el día de ayer no se marcharon Sus Majestades a Oriente y sus ayudantes de la Casa no han tenido tiempo para terminar las cifras.

Una pareja espera, con las mascarillas puestas, a ocupar una mesa en una cafetería abarrotada de la capital. José Carlos Guerra

Multas y sanciones

Otro termómetro certero para analizar la realidad social es el que ofrecen las cifras de la Policía. Durante el pasado mes de diciembre y hasta este 6 de enero se identificaron a un total de 15.047 personas por cometer alguna de las infracciones susceptibles de ser multadas, tanto por la nueva como por la vieja normativa.

Los cuerpos de policía local expidieron un total de 4.881 denuncias por no hacer uso de la mascarilla, y las unidades de paisano de la misma otras 1.253, lo que da la cifra de 6.134 actas levantadas en una ciudad de cerca de cuatrocientos mil habitantes.

Al otro lado de la barra también se han recibido sanciones. La Policía de la capital ha interpuesto un total de 605 actas por incumplimiento de alguna de las medidas de seguridad y horario en cientos de locales y establecimientos de la capital.

Así mismo, dentro del Plan de vigilancia del Grupo Operativo de Intervención y Apoyo (GOIA) y Unidad Especial (UE) de la Policía Local, se han tramitado 239 denuncias por incumplimiento de la limitación de libertad de circulación en horario nocturno.

Datos

  • 761 multas: Alcohol en la vía pública. Desde el 21 de noviembre las unidades de la Policía Local han emitido un total de 761 denuncias por consumo de bebidas alcohólicas en Las Palmas de Gran Canaria.
  • 605 actas : Locales y establecimientos. Desde la misma fecha la policía y sus unidades de paisano han sancionado por incumplimiento de las medidas de seguridad a bares, cafeterías y restaurantes de la capital.
  • 6.134 denuncias: Por no llevar mascarilla. Desde el mes de julio y hasta el 6 de enero ha habido miles de multas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats