Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales | 'Operación Volcán'

La Policía garantiza que el acusado de la 'Operación Volcán' que no admite los hechos sí está involucrado

Los agentes aseguran que el supuesto narco fue recogido por la banda tras llegar a la Isla

Los 14 acusados de introducir más de dos toneladas de cocaína a la Isla durante el juicio en su contra

Los 14 acusados de introducir más de dos toneladas de cocaína a la Isla durante el juicio en su contra

El agente instructor de la operación Volcán que se saldó con 14 detenidos acusados de introducir 2.500 kilogramos de cocaína a la Isla en 2018 afirman que el único acusado que no ha admitido los hechos ante el Tribunal sí está involucrado en la organización criminal. Los otros 13 reconocieron su participación en la banda criminal anteayer y llegaron a una conformidad con la Fiscalía por lo que podrían rebajarles la petición de condena.

En la segunda sesión del juicio que se sigue contra los hermanos Daniel y Emiliano Fabelo -«máximos responsables de la organización»-, Raúl Zapata, Ramiro Afonso, Cristian Báez, Eliu Gómez, Jonatan Fajardo, Jorge García, Iván de la Rosa, Leonido Martinho, Israel Borrero, Miguel Mora, Pedro Rodríguez y Juan Sosa por traer dos toneladas y media de cocaína a Gran Canaria -cuyo valor en el mercado asciende a los 84,69 millones de euros- depusieron únicamente los agentes que efectuaron la operación Volcán. El primero en declarar fue el instructor del caso quien a preguntas del fiscal Antonio Amor garantizó que Sosa (el único que niega su participación en los hechos) sí estaba involucrado en la organización y es que narró que los agentes de la Policía Nacional estaban haciendo seguimiento al resto de los acusados cuando Sosa apareció en la escena. Estos sostienen que lo vieron llegar a la Isla desde Fuerteventura y ser recogido por Fajardo y Báez para posteriormente llevarlo a una villa que tenían alquilada los máximos responsables de la organización en el Sur. 

Una vez que Fajardo y Báez dejaron a Sosa en el complejo hostelero «hicieron varios traslados de tres personas que venían de Huelva (Miguel Mora, Pedro Rodríguez e Israel Borrero) y del resto de los involucrados». «Sabemos que era Sosa porque le vimos la cara y se contrasta con la lista de pasajeros del barco en el que venía», narró el agente instructor a preguntas del letrado de la defensa de ese acusado a la vez que indicó que no comenzaron a hacerle un seguimiento a él en ese momento porque era su primera aparición y «no había ningún motivo para pensar que había que tomar una medida restrictiva sobre su persona habiendo otros involucrados con mayor interés en la investigación. Simplemente se le toma en cuenta como un potencial personaje de relevancia».

Otro de los policías contó que encontraron la tarjeta de embarque en una de las villas donde se alojaban los acusados y que registraron producto de la investigación, así como documentos de identidad de varios de los acusados. Mientras que otro funcionario que participó en el registro detalló que no recordaba si estaba la documentación de Sosa.

El abogado de la defensa de Juan Sosa también cuestionó a uno de los agentes respecto a que si no hubiesen encontrado la documentación de su defendido en el complejo turístico este no habría sido identificado. Sin embargo el policía fue tajante en que sí sabían de su existencia debido a unas llamadas telefónicas, a que lo vieron cuando Fajardo y Báez lo recogieron a su llegada a Gran Canaria y en una «vigilancia anterior». 

Un agente también narró que lograron detener a algunos en la playa cuando efectuaban la descarga de la droga, otros en una de las embarcaciones e incluso cayó al mar de donde fue sacado por los policías a la vez que otros de los involucrados intentaban huir. Uno

Sobre la 1.30 de la madrugada del 13 de noviembre de 2018 los 14 acusados se encontraban en las inmediaciones y dentro de la playa Medio Almud, en Mogán, con el fin de proceder a desembarco de la droga que previamente habían trasladado a dos zodiacs que compraron los hermanos Fabelo para recibir en el mar la mercancía por parte de sus proveedores.

En primer lugar llegó una de las embarcaciones, según los agentes, y la otra esperaba a que terminase el desembarco de la misma «a unos seis metros de la costa». Una vez que esta última llegó a la orilla los policías procedieron a la detención de la mayoría de ellos en el marco de la operación Volcán dirigida por la Policía Nacional y la Agencia Tributaria. Igualmente, según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, les fue intervenido un fusil colt modelo AR-15 de calibre 5,56 x 45 mm «un arma de guerra de uso prohibido conforme al Reglamento de Armas» propiedad de Eliu Gómez, así como una pistola de 9 mm sin licencia y una de aire comprimido «para asegurar las operaciones de tráfico de drogas».

El fiscal Antonio Amor ha requerido que se les condene a 18 años y medio de cárcel y 4.572 millones euros en multas para los hermanos Fabelo, Raúl Zapata, Ramiro Afonso, Jonatan Fajardo, Cristian Báez, Jorge García, Iván de la Rosa y Eliu Gómez por los delitos de salud pública, tráfico de drogas en la modalidad de sustancia que causa grave daño a la salud en cantidad de notoria importancia con exhibición de armas para cometer el delito, organización criminal con armas y tenencia ilícita de armas. Respecto a Leonido Martinho, Israel Borrero, Miguel Mora, Pedro Rodríguez y Juan Sosa pidió 12 años de prisión y multa de 200 millones cada uno de ellos por el delito de tráfico de drogas. El letrado de Sosa es el único que no se adhiere a lo solicitado por el representante del Ministerio Fiscal y pidió además que se impugnen las escuchas telefónicas del caso. El juicio continúa el próximo lunes con las periciales.

Compartir el artículo

stats