Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El mejor barco de Fred. Olsen para instalar parques eólicos visita el Puerto de Las Palmas

El ‘Bold Tern’, en viaje hacia Asia, realiza una rápida escala en el Puerto para repostar

El ‘Bold Tern’, a su llegada al Puerto de Las Palmas.

El ‘Bold Tern’, a su llegada al Puerto de Las Palmas. ANDRÉS CRUZ

El Puerto de Las Palmas recibió esta semana la visita del Bold Tern, un peculiar buque propiedad de Fred. Olsen Windcarrier que pasa por ser uno de los más avanzados del mundo para la instalación de parques eólicos en alta mar. Dotado de una extraña silueta que llamaba la atención en la Avenida Marítima de la capital grancanaria por las cuatro grandes patas de 78 metros con las que se apoya en el fondo del mar, paró durante unas breves horas en el recinto para recibir combustible con el que continuar un largo viaje que le está llevando a atravesar dos océanos.

Sus cuatro patas, de 78 metros de altura, le sirven para apoyarse en el mar mientras trabaja

decoration

El Bold Tern, que contaba en el Puerto con la asistencia de la rama consignataria de Fred. Olsen Shipping Solutions, llegó el miércoles por la tarde a la zona sur de fondeo, frente al barrio de Vegueta. Poco después fue escoltado hasta el muelle León y Castillo, donde recibió combustible de una gabarra. Tardó menos de doce horas en abastecerse y zarpar hacia Walvis Bay, en Namibia, aunque su destino final se encuentra mucho más lejos, en la región Asia-Pacífico.

La rápida progresión del sector eólico en alta mar en los últimos años ha situado a barcos como este entre los más demandados en todo el mundo. Su alto grado de especialización hace que sean pocas las unidades disponibles en el mercado, por lo que su precio de contratación suele resultar muy elevado. El viaje actual del Bold Tern forma parte de un paquete de tres contratos firmado por Fred. Olsen Windcarrier -la rama de la compañía de origen noruego dedicada al transporte y montaje de aerogeneradores- cuyo montante asciende a 124 millones de euros.

Trabajos en Asia

El buque está siendo movilizado hasta Asia para reemplazar a su gemelo, el Brave Tern. Siemens Gamesa había seleccionado esta otra unidad en 2018 para instalar el parque eólico Yunlin en aguas de Taiwan y recientemente renovó el acuerdo, por lo que el Bold Tern se tendrá que encargar ahora de acometer el resto de trabajos que Fred. Olsen Windcarrier tenía encargados en la región hasta el año 2023.

En pocos meses recibirá una grúa con capacidad para levantar 1.500 toneladas

decoration

La rotación por todo el mundo de unos barcos tan especializados en un espacio de tiempo tan corto no es algo nuevo para la compañía, que cuenta con una tercera unidad en su flota y ha llevado a cabo cuatro operaciones similares en los últimos cinco años. En cualquier caso, la incorporación del Bold Tern a su nuevo contrato no podrá ser inmediata: antes tendrá que recibir una gran grúa con la que llegará a duplicar su capacidad de carga actual.

El dispositivo, de la firma Huisman, convertirá al Bold Tern en uno de los pocos barcos en todo el mundo capaces de instalar los cimientos y los aerogeneradores de nueva generación, que son de mayor altura que las actuales. Tendrá una potencia de 1.600 toneladas y en su punto más alto alcanzará los 256 metros, suficientes para «todas las turbinas conocidas hasta el momento» de acuerdo con Fred. Olsen Windcarrier.

Al margen de la mejora que supondrá su nueva grúa, el Bold Tern es por sí solo un barco singular. Cuenta con una gran cubierta de 3.200 metros cuadrados donde transporta los pilares, las góndolas y las palas de los aerogeneradores y está dotado de un sistema de posicionamiento dinámico que le permite ajustar con precisión su ubicación durante la instalación de los ingenios eólicos. Puede dar acomodo a un máximo de 80 personas en 56 camarotes.

Compartir el artículo

stats