El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha incrementado este año un 25% la financiación para las ayudas a distintos colectivos sociales de la ciudad. Este año, se destinarán 1,25 millones de euros a 67 proyectos de diversa índole que buscan atender a los colectivos más vulnerables de la población capitalina.

A través del área de Servicios Sociales, que dirige la edil Carmen Luz Vargas, se repartirán estas ayudas por valor de 1,25 millones de euros entre las iniciativas han sido las que han alcanzado la mayor puntuación en la convocatoria pública iniciada el pasado mes de mayo para la cofinanciación de iniciativas sociales impulsada por el Consistorio.

«Con este incremento, ampliamos el número de entidades y proyectos beneficiarios. Además, con el objetivo de dar liquidez inmediata a las entidades de acción social de la ciudad adelantamos la convocatoria tres meses y ya hoy hemos dado el primer paso para que reciban más del 90% de los 1,25 millones de euros», recalcó ayer la concejala de Servicios Sociales, en declaraciones recogidas en un comunicado.

Con estas palabras, Vargas se refirió a la aprobación ayer por parte de la Junta de Gobierno de la disposición del gasto de 1,15 millones de euros para inyectar financiación a las 53 entidades y los proyectos, en su mayoría, relacionadas con la prevención e intervención para frenar la exclusión social.

El año pasado concurrieron un total de 48 entidades con 62 proyectos, agrupados en las siguientes áreas de intervención: inclusión social, familia e infancia, inmigración, personas con discapacidad, género e igualdad, adicciones, desarrollo comunitario y sociosanitaria y personas mayores, entre otras.

Esta inversión se suma a los refuerzos en la plantilla que el Ayuntamiento aprobó recientemente con el objetivo de agilizar los trámites para la concesión de estas ayudas, con la incorporación de 30 trabajadores por el colapso en el que se encontraba el área ante las bajas médicas y el aumento de la demanda. Los empleados llevan meses reclamando estas adhesiones, hasta el punto que el 1 de junio se concentraron delante de las Oficinas Municipales para solicitar que se cubran las vacantes que quedaban pendientes.