Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa de los hidroaviones carece de permisos para realizar la prueba

Surcar Airlines aún no ha formalizado ante la Autoridad Portuaria de Las Palmas su solicitud para el vuelo que quiere realizar a comienzos de febrero

Un hidroavión de Nordic Seaplanes, similar a los que Surcar Airlines quiere operar en Canarias. NORDIC SEAPLANES

El vuelo de prueba con hidroavión que la compañía Surcar Airlines quiere realizar a comienzos de febrero entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife carece de autorización por parte de la Autoridad Portuaria de Las Palmas pese a que la aeronave tiene previsto operar en el recinto portuario de la capital grancanaria. La compañía, que quiere conectar las dos capitales canarias por primera vez en una experiencia piloto entre el 3 y el 4 de febrero, ha intercambiado correos y participado en reuniones con la administración de los Puertos de Las Palmas, pero aún no ha presentado de manera formal la solicitud.

Surcar Airlines y la Autoridad Portuaria han mantenido reuniones de trabajo en los últimos días. Durante los encuentros, la empresa ha dado a conocer a la administración las claves del proyecto, pero por el momento no ha acudido al registro de entrada para tramitar la solicitud, un paso que resulta imprescindible para poder llevar a cabo la prueba, según indica el presidente de los Puertos de Las Palmas, Luis Ibarra. Fuentes de la compañía aseguran que en estos momentos están cerrando los acuerdos con las administraciones y recalcan la «buena voluntad» que han palpado en los entes portuarios de las dos provincias.

La ausencia de una petición formal impide a la administración comprobar si Surcar ha obtenido la licencia que debe concederle la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Sin la solicitud de la aerolínea, la Autoridad Portuaria tampoco puede encargar el preceptivo informe sobre seguridad que debe elaborar la Capitanía Marítima de Las Palmas. En cualquier caso, las conversaciones continuarán la próxima semana e Ibarra asegura que los Puertos de Las Palmas pondrán «todos los medios para que la prueba se desarrolle».

Tramitación compleja

Al margen de la prueba de febrero, los vuelos comerciales anunciados para este otoño requieren una tramitación administrativa ante la Autoridad Portuaria que se prevé compleja por el denso tráfico marítimo de La Luz, un puerto con cerca de 10.000 escalas anuales que se caracteriza por alternar en sus dársenas operativas de mercancías, de reparaciones, de pasajeros y náuticas. Al respecto, la principal preocupación en el recinto de la capital grancanaria pasa por garantizar la seguridad operativa de su negocio tradicional. En el comunicado con el que la aerolínea dio a conocer su proyecto, difundido el jueves, Surcar aseguró que ha encargado un informe al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del Ministerio de Defensa titulado El uso de hidroaviones de pasajeros en los puertos de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife: Seguridad y No afección al tráfico portuario.

180

Los hidroaviones cargan agua en el Puerto de Las Palmas - Incendio Gran Canaria 2019 La Provincia

En el Puerto de Las Palmas está presente el recuerdo de los amerizajes que realizaron los hidroaviones de la Unidad Militar de Emergencias en aguas del Puerto durante los incendios del verano de 2019 y el invierno de 2020. En aquellas ocasiones, la Autoridad Portuaria tuvo que restringir las operaciones en el Muelle Deportivo, porque algunos veleros salían de la bocana de la marina para contemplar de cerca las operaciones con el consiguiente peligro de colisión. 

El Muelle Deportivo también ha sido señalado como posible ubicación para la base de los hidroaviones, pero sus instalaciones están a punto de ser ampliadas, con lo que pasará de 1.000 a 2.000 amarres y aumentará el número de operaciones diarias de embarcaciones de pequeñas dimensiones. No demasiado lejos se encuentra la terminal de contenedores de Opcsa, que también ha aumentado su actividad en los últimos tiempos. De acuerdo con Ibarra, la apertura de una línea regular de hidroaviones «es complicada, porque el de Las Palmas es un puerto con una gran actividad». 

Formación para los pilotos

Surcar Airlines, impulsada por inversores canarios que con anterioridad ya habían intentado introducir los hidroaviones como medio de transporte entre las dos capitales, cuenta con una participación minoritaria de Nordic Seaplanes, compañía que en la actualidad conecta las ciudades danesas de Copenhague y Aarhus con aviones idénticos a los previstos para el Archipiélago. De hecho, los pilotos que en un primer momento operarán las naves destinadas al enlace entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife –la primera unidad debe llegar la próxima semana– proceden de esta compañía, aunque la intención de la aerolínea canaria es formar a profesionales de las Islas para establecer equipos de pilotos locales que en el futuro de puedan hacer cargo de las operaciones.

Compartir el artículo

stats