Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria denuncia a 32 vecinos en tres meses por tirar escombros

La nueva unidad de mediación y convivencia trabaja con un listado de 50 puntos de vertidos proporcionada por Limpieza, además de la colaboración vecinal

Escombrera en el barrio de Las Torres. Twitter @PoliciaLPA

La nueva Unidad de Mediación y Convivencia (UMEC) de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria en sus tres meses de vida ha propuesto sanción a 32 personas por dejar escombros, muebles o electrodomésticos en la vía pública. La unidad actúa en colaboración con el Servicio de Limpieza y tiene como objetivo potenciar la proximidad del cuerpo con los vecinos de la capital al fomentar la colaboración ciudadana para denunciar situaciones de vertidos ilegales, vehículos abandonados o de maltrato animal.

Los agentes han dado a conocer a través de sus redes sociales la propuesta de sanción para dos personas pilladas in fraganti realizando un vertido con decenas de sacos de escombros en la Carretera a Las Torres. Estas son solo dos de las 32 denuncias efectuadas en apenas tres meses desde la puesta en marcha de este servicio a finales del mes de febrero; de hecho, la última actuación que ha realizado la nueva unidad correspondería con un vertido que detectaron los agentes en Lomo de los Frailes el pasado viernes.

La nueva unidad -conformada por 10 agentes- está trabajando con un listado de 50 puntos habituales de vertidos de escombros y enseres; lugares donde semana sí y semana también los trabajadores de Limpieza detectan la presencia restos de obras, muebles o electrodomésticos de manera ilegal. Además, el cuerpo colabora también con asociaciones de vecinos y denuncias a través del correo medioambiente.policia@laspalmasgc.es o whatasapp al número 650 609 397.

«Las denuncias nos están llegando principalmente por esta última vía», indica Alejandro Díaz, oficial de la Unidad de Mediación y Convivencia. «Las personas que se ponen en contacto con nosotros tienen dos opciones», reseña, «presentar su nombre y ser considerados testigos de la acción que están denunciando o permanecer en el anonimato». En este último caso los agentes proceden a iniciar una fase de investigación.

Eso es lo que tuvieron que hacer precisamente en Las Torres, indican. «Otras veces nos lo ponen más fácil, pero en esta ocasión el vecino quiso permanecer en el anonimato, por lo que tuvimos que vigilar el punto descrito durante tres semanas», apunta Díaz. Estas labores se hacen mediante patrullaje de uniforme o de paisano, entre otros métodos; las labores de investigación en esta caso duraron tres semanas, precisa.

Del listado de escombreras habituales, la UMEC se ha centrado, por el momento, en el trabajo de campo en el distrito Vegueta Tafira Cono Sur. Limpieza denunció así la reiterada presencia de vertidos ilegales en los barrios de la Vega de San José, el paseo de San José o Pedro Hidalgo, entre otros puntos. No obstante, la idea será ir peinando el resto de barrios de la ciudad próximamente.

«Un alto porcentaje de estos vertidos provienen de obras en viviendas», aclara Díaz. Es más, indica que en numerosas ocasiones no son los propios obreros quienes depositan la basura en la calle, si no personas a las que les han encargado trasladar los restos. A veces con intermediarios entre ambas partes, previo pago a quien debería efectuar el vertido.

En el paseo de San José, por ejemplo, han denunciado a cuatro personas por verter escombros sobre la acera «de manera organizada». «Uno de ellos iba con una carretilla y repartía los sacos en cuatro puntos diferentes», indica el agente. Desde entonces, «los operarios de limpieza señalan que el problema se ha solucionado».

Infracciones por dejar enseres en la vía pública

La presencia de vertidos de escombros y enseres en la vía pública es uno de los problemas de salubridad y convivencia ciudadana que más está trayendo de cabeza a ciertos barrios de la ciudad. Y es que estos deberían depositarse en puntos limpios o acudir al servicio de recogida a domicilio del Ayuntamiento capitalino. Las infracciones por dejar enseres en la vía pública oscilan entre los 300 y los 3.000 euros en espacios urbanos; y entre 600 y 6.000 en caso de hacerse en suelo rural.

Los vecinos de diferentes barrios han sido los primeros en querer denunciar este tipo de situaciones. De hecho, al acto de presentación de esta nueva unidad acudieron miembros de Confederación de Asociaciones Vecinales Alcorac Guanche AAVV las Tarjas de Las Torres BajasAAVV El Cardón-Timanfaya.

Este tipo de acciones provocan un daño al medioambiente. Y es que, las escombreras improvisadas no solo proliferan en la vía pública -en barrios como Los Tarahales, San José o San Nicolás-, también en espacios naturales. Por ejemplo, Limpieza ha estado durante años luchando contra un foco de vertidos en la Albiturría, junto al cauce del Guiniguada.

Compartir el artículo

stats