Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Domingo y Carmen Pérez Galdós y los Hurtado de Mendoza

El hermano de don Benito, oficial del cuerpo de Artillería destinado a Trinidad,conoce a una rica cubana con la que se casa y con la que tiene un hijo que muere con 12 años

Carmen Pérez Galdós. B. ULPGC

El 13 de febrero de 2021, se publicó en LA PROVINCIA digital un extenso artículo sobre las propiedades de la familia Pérez Galdós, en los que se apuntaba su estrecha relación con los Hurtado de Mendoza y los Antúnez. Continuando con la familia Hurtado de Mendoza y aparcando hasta otra próxima ocasión a los Antúnez, centro en Domingo y Carmen Pérez Galdós, esta relación debido a que Carmen se casó en Las Palmas, con José Hermenegildo Hurtado de Mendoza Tate (1832-1894), natural de Cuba, mientras Domingo Pérez Galdós (1824-1870), oficial del cuerpo de Artillería destinado a Trinidad (Cuba) en 1847, conoce a una rica cubana, Magdalena Hurtado de Mendoza Tate (1830-1894), hermana de José Hermenegildo, con la que se casó en Cuba en 1848. Domingo y Magdalena tuvieron un solo hijo, Sebastián, que murió a los 12 años. Los padres de Hermenegildo y Magdalena fueron Ambrosio (1767-1833) y Adriana Tate. Los comienzos de los lazos entre las familias se tendieron, pues, en Cuba. Algunas de las propiedades de ambas familias, a veces, fueron compartidas, como es en el caso del Cortijo de Guanarteme y La Aldea (37, 5 de Magdalena de entre 62 particiones). En menor escala, las de Tafira y la Hacienda de Utiaca de 27 Hectáreas, seis días de agua de la Heredad de Antona y oratorio propio (José Hermenegildo Hurtado-Mendoza Pérez e Ignacio Pérez Galdós). José Hermenegildo vende esta finca de Utiaca a Concepción Sánchez Marrero. He de advertir de la confusión que en algunas publicaciones se ha cometido con los nombres de los Hurtado de Mendoza, entre ellos la coincidencia de los dos hijos de José Hermenegildo Hurtado de Mendoza Tate y Carmen Pérez Galdós. José Mª y José Hermenegildo Hurtado de Mendoza Pérez.

La familia Hurtado de Mendoza se mostró siempre bien unida. Del padre, José Hermenegildo Hurtado de Mendoza Tate, he recogido préstamos que hizo por valor de 32.995 pesetas, cuyos intereses oscilaron entre el 2% y el 12%. El mismo Ambrosio prestó a su hermano José Hermenegildo 23.114 pesetas, aún cuando tuvo que recurrir a un préstamo de Rosa del Rio Negrín de 7. 500 pesetas al 6%. Carmen, la hermana de Benito, nació en Las Palmas en 1833. Era la sexta de los hermanos Pérez Galdós. Asimismo, fue la única que se casó, de las seis hijas del matrimonio de Sebastián Pérez y Dolores Galdós. Tuvo cuatro hijos: Ambrosio, José, José Hermenegildo y Magdalena Hurtado de Mendoza Pérez. Murió el 27 de febrero de 1915 en la propiedad de su hermano Benito, San Quintín, en Santander. En su testamento abierto legó: 1) A su viejo y fiel criado Victoriano Moreno Sancho, 2.000 pts. 2) A sus hijos Ambrosio, José y José Hermenegildo, a cada uno, el remanente del tercio de libre disposición. 3) La totalidad de sus bienes a los tres hijos anteriores y a su nieto Luis Antúnez Hurtado de Mendoza. Este último era hijo de Magdalena (1860-1910)) y Juan Antúnez Monzón y sobrino de Luis Antúnez Monzón, gobernador de Barcelona y benefactor canario a quien se le debe las Escuelas Antúnez en Las Alcaravaneras y la Iglesia del Pino, en los arenales de Santa Catalina, donde se encuentra su tumba. 4) Una novena parte de la casa de la calle Cano 33, en Las Palmas.

La liquidación contable arrojó un activo de 68.807 pesetas, compuesto por un Inmovilizado de 3.841 pesetas (una novena parte de Cano 33), nueve títulos de deuda amortizable (52.650 pesetas), crédito contra José Hermenegildo (9.990 pesetas), créditos al resto herederos (441 pesetas), otros (1.995 pesetas). El pasivo es de 4.456 pesetas, entre los que se encuentran los gastos de enfermedad y entierro, misas en Santo Domingo y San Francisco (1.286 pesetas), deuda con su hijo José (970 pesetas), obsequio al doctor Gregorio Marañón (842 pesetas) y otros (2.358 pesetas).

Los lazos entre las familias se tendieron en Cuba y algunas propiedades en Gran Canaria fueron compartidas, como el Cortijo de Guanarteme y La Aldea, y en menor medida las de Tafira y la Hacienda de Utiaca

decoration

Ambrosio, el hijo mayor, fue alabado alcalde de Las Palmas desde 1904 a 1907. Tiene una estatua en la Plaza de Las Ranas (hoy Hurtado de Mendoza), realizada en 1922 por el escultor Neri. Luchó para que se separaran las dos provincias canarias, lo que ocurrió en 1927. La hijuela de José Hermenegildo fue: 1) Utiaca (17.000 pesetas). 2) 8/9 de Cano 33 (8.148 pts).3) Mitad de la casa frente al Castillo de Sta Catalina (8.333 pts). 4) Lonja (1000). 5) La Data (4.126). 6) Tierra en Montaña Castillejos (1479).7) Censos (375pts). 8) 37,5 de la Hacienda de la Aldea (33.695). 9) 37,5 del 23% del agua de Sondeos (375 pts). Total 76.431 pesetas. José María, al que Benito llamaba cariñosamente Don Pepino, Ingeniero Agrónomo, cuidó de su tío en su casa de la calle Hilarión Eslava (Madrid). Magdalena tiene mayor recorrido en este artículo. Su hijuela comprende: 1) la finca denominada de Bravo, Mocanal, Monte Lentiscal (7.500 pesetas). 2) Cortijo de Guanarteme (20.000 pts). Tuvo este predio por herencia de su tío Domingo Pérez Galdós y su padre José Hermenegildo. 3) Noche de agua de la heredad del Dragonal (3.750 pts). Tierras en Lomo de San Lázaro (12.500 pts). 5) 37,5% del 62 % de la hacienda de S. Nicolás (33.695 pts). 6) El 37,5% del 23% de las aguas que Sondeos y Explotaciones Hidráulicas extrajeran del Cortijo de Guanarteme (375 pts). Total 77.820 pesetas). Sondeos fue una empresa importante en el abastecimiento de aguas de Las Palmas. Cubría la zona del Puerto de La Luz, atendiendo a domicilios y comercios y -muy importante- a los barcos, antes que la compañía inglesa La City, emprendiera los trabajos para dar agua a la totalidad del municipio de Las Palmas. En 1905 Ignacio Pérez Galdós autorizó a Sondeos para extraer agua de pozos del Cortijo, disponiendo de estanques, utilizando piedras, arenas y materiales de dicha finca. Es mas, cedió la concesión que había solicitado en la zona del barranco de Guanarteme de cinco kilómetros aguas arriba. Del agua que saliese del cortijo, eran propietario del 23%: Magdalena (37,5%), otro 37,5% de Hermenegildo y el resto (25%) de los herederos de Ignacio Pérez Galdós. Además había de pagarse 700 euros anuales y el 3% del producto bruto del estanque construido por Sondeos en lo alto del Cardón. Ignacio negoció con Francisco Gourié Marrero -hijo de Alfonso Gourié Alvarez- ilustre propietario de Arucas, y tesorero-secretario de Sondeos . Cuando el Cortijo pasó a la propiedad de Luis Antúnez Hurtado de Mendoza, este aprobó el convenio con Sondeos. Magdalena murió el 19 de Diciembre de 1910, sin testar.

La historia continuará… con desavenencias en las tres familias.

---------------

Juan José Ojeda Quintana firma este artículo con su nieta Marina Ojeda, licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid.

Compartir el artículo

stats