Los turistas alojados en la capital crecen un 11% durante la primera mitad del año

Los hoteleros solicitan al Ayuntamiento más eventos multitudinarios en verano que atraigan a público foráneo a la ciudad para levantar las cifras de ocupación 

Turistas en la plaza de Santa Ana.

Turistas en la plaza de Santa Ana. / ANDRES CRUZ

El turismo en Las Palmas de Gran Canaria vive un momento dulce. El número de viajeros alojados en establecimientos hoteleros y extrahoteleros crecieron un 10,9% en los primeros seis meses del año con respecto al mismo periodo de 2022. Esto es, pasaron por hoteles y apartamentos un total de 211.440 visitantes frente a los 190.643 que lo hicieron de enero a junio de 2022. Se trata de cifras recogidas por el Sistema de Inteligencia Turística de la capital.

Esta cifra va acorde a la fortaleza que presenta el sector en el conjunto del Archipiélago. Canarias cerró el primer semestre del año con datos récords en facturación y llegadas de visitantes. Una realidad estadística que deja atrás por completo el fantasma de la pandemia -y su cero turístico- y pone a las Islas por delante incluso del máximo histórico alcanzado en 2017. Un panorámea del que la capital grancanaria no es ajena; así, además de los viajeros también han crecido las pernoctaciones.

Eventos como el Granca Live Fest con Rosalía atrajeron a numerosos turistas a la ciudad

El mes que más viajeros han entrado en la capital ha sido marzo, coincidiendo con la traca final del Carnaval -la Gran Cabalgata y el concierto de Carlos Vives-, cuando se alojaron en la ciudad casi 42.000 visitantes, frente a los 33.242 del año anterior, un crecimiento del 26,2%. Por detrás quedaron enero (39.353) y febrero (37.247). Eso sí, el primero fue el que más ha crecido con respecto al año anterior, un 28,6%. Por el contrario, abril, mayo y junio volvieron a suponer la temporada baja en la ciudad. Durante el segundo trimestre del año se superaron por poco la barrera de los 30.000 turistas.

En cuanto a las pernoctaciones, los viajeros permanecieron en estos seis meses un total de 726.603 noches en la capital grancanaria frente a las 658.942 del mismo periodo del año pasado, un 10,3% más. Enero fue el mes que más pernoctaciones se registraron, con un total de 150.994, un 19,4% más que hace un año, lo que ha supuesto el mayor crecimiento en este primer semestre del año. Junio también ha mejorado sustancialmente en este sentido, aunque las pernoctaciones cayeron por debajo de las 100.000, crecieron un 18,9%.

«Descentralizar eventos»

Rosy Mújica, secretaria de la Asociación de Hoteles y Establecimientos Extrahoteleros de Las Palmas de Gran Canaria (Ahelpa), señala que «los tres primeros meses fueron estupendos y ya el resto han sido más flojos». Apunta que, entre sus peticiones al Ayuntamiento, está la de crear eventos multitudinarios en verano que atraigan a público foráneo a la ciudad para levantar las cifras de ocupación en esos meses flojos en los que la actual planta hotelera y extrahotelera -a la que habría que sumar las viviendas vacacionales registradas o no cuyos viajeros no entran en la estadística- se encuentra sobredimensionada.

Los turistas alojados en la capital crecen un 11% durante la primera mitad del año

Los turistas alojados en la capital crecen un 11% durante la primera mitad del año. / ANDRES CRUZ

«Hay momentos del año que hasta faltan plazas, pero eso es algo puntual», resalta Mújica. De ahí que, entiende hay «muchos huecos que tapar» a lo largo de la temporada baja capitalina -de abril a octubre-, que coincide con la ausencia de turismo nórdico. «La oferta hotelera ha crecido mucho y tenemos las viviendas vacacionales, es difícil atraer a tanta gente», precisa. De ahí que hayan sugerido «descentralizar» eventos de otras épocas del año a los meses flojos.

«Por ejemplo, hemos propuesto que, después de la semana del Pride de Maspalomas [en mayo] se hagan eventos de ese tipo en la capital para que esos mismos turistas se animen a alojarse aquí unos días», apunta Mújica. La secretaria de la patronal hotelera de la ciudad pone como ejemplo de «relleno de huecos» el pasado Granca Live Fest, en el que estuvo en la Isla Rosalía, entre otros cantantes de renombre, y que atrajo a numerosos turistas, «ese finde fue muy bien», al igual que también lo hizo el Boombastic en junio coincidiendo con la noche de San Juan.

Ocupación y gasto por día

Según los datos que maneja la asociación, la ocupación hotelera en lo que va de año se ha mantenido en todo momento por encima del 50%. Mayo y junio se mantuvieron en el 58 y 57%, ligeramente por encima de lo registrado un año antes. El primer trimestre sí tuvo un buen rendimiento, por encima del 80% e incluso del 90% en enero -un 5% más que el mismo mes de 2022-. En cuanto a julio, el turismo peninsular de verano ha logrado remontar las cifras de la primavera hasta el 66%, cinco puntos por encima de lo registrado en el ejercicio anterior.

En cuanto al gasto por turista, el Sistema de Inteligencia Turística de la concejalía que dirige Pedro Quevedo aporta datos del primer trimestre del año. En este periodo, batió récord con respecto a los cinco años anteriores. Los visitantes gastaron al día 130,6 euros, un 5,4% y un 27% más que de enero a marzo de 2019. Los ingleses y los hombres mayores de 44 años fueron los que más desembolsaron en este periodo, 160 y 165 euros al día respectivamente.

[object Object]

Los extranjeros alojados en la capital grancanaria predominan en los meses de enero y febrero sobre el público nacional. En marzo y abril hay un empate técnico, mientras que en mayo y junio predominan los españoles -los turistas de las Islas y de la Península y Baleares son los que logran salvar la temporada baja, según los datos del Sistema de Inteligencia Turística de la ciudad. Los nórdicos y especialmente los suecos vuelven a ser los viajeros que más fortaleza tienen en el invierno. El 12,6% de los visitantes en enero provenían del país de Ikea y Abba, seguidos de alemanes (12,1%) e ingleses (10,6%). El pasado junio, en cambio, fueron los británicos quienes lideraron este particular ranquin, con el 14,2% de los turistas de procedencia extranjera; le siguieron los germanos y ya, de lejos, los franceses. | A. V.