El Puerto de Las Palmas reordena cuatro muelles para mejorar el acceso y abrirse a la ciudad en su lado sur

Nuevas rotondas y viales conectan el muelle Pesquero con el Sanapú, donde se construye el taller de grandes yates, y la terminal de cruceros de Santa Catalina

El Puerto de Las Palmas reorganiza los cuatro muelles más cercanos a la ciudad para mejorar el acceso al recinto portuario por su entrada Sur y conectar toda esa zona con el gran parque urbano que está previsto en el espacio ocupado por las naves de ayuda humanitaria. 

Los trabajos de urbanización y nuevas infraestructuras están empezados en casi todos sus frentes: desde el muelle Pesquero hasta el Santa Catalina, pasando por los muelles de Refugio y de Sanapú, donde desemboca la pasarela Onda Atlántica, que salva el tramo de la autovía y acerca el acuario Poema del Mar a la playa de Las Canteras.

En esa zona entre el muelle de Refugio y el Sanapú, que es donde la empresa Rodritol ha empezado a construir el nuevo centro para grandes yates, solo falta que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y el Puerto autoricen el traslado de los centros logísticos de Cruz Roja y del Programa Mundial de Alimentos (PMA). 

Trama urbana

Está estipulado que las dos naves vayan al interior del puerto durante 2024 y 2025 para liberar el espacio que ocupará el gran parque urbano del proyecto Puerto-Ciudad. Se trata de una iniciativa amable con el entorno, ideada para mejorar la relación entre la ciudadanía y la actividad portuaria, con una gran área verde de 50.000 metros cuadrados que unirá y transformará, del lado de la ciudad, la Rambla Juan Rodríguez Doreste y el Parque Santa Catalina, y, del lado del puerto, la explanada del muelle Santa Catalina, el acuario Poema del Mar, la pasarela Onda Atlántica y el muelle Pesquero. 

Obras en el muelle Pesquero, a la entrada, con los boladizos con forma de alas de gaviota ya derribados.

Obras en el muelle Pesquero, a la entrada, con los boladizos con forma de alas de gaviota ya derribados. / José Carlos Guerra

Es, por tanto, el colofón a todas las actuaciones que están en marcha en la entrada Sur al Puerto de Las Palmas. Entre ellas destaca la reordenación del muelle Pesquero, que tendrá aparcamientos y accesos interiores, entre ellos una rotonda con nuevo punto de control de aduanas, así como una vía interna que pasará por delante del taller de yates de lujo y dará la vuelta al Sanapú hasta llegar al Santa Catalina, donde también está en marcha la nueva terminal de cruceros y la renovación del centro comercial.

El aparcamiento del Pesquero, que está en ejecución, tendrá capacidad para 188 vehículos (170 plazas de turismos convencionales, 4 plazas para turismos de movilidad reducida, 4 para turismos eléctricos y 10 motos).

Gran parcela

El parquín, más su urbanización, ocupa una parcela de 5.050 metros cuadrados junto a la rotonda de entrada al Puerto de Las Palmas y frente al muelle Pesquero. Estas plazas de estacionamiento serán importantes a medio plazo, porque se perderán aparcamientos cuando se trasladen las naves y se haga la gran zona verde del proyecto Puerto-Ciudad.

Una vez terminado el aparcamiento, que será a finales de año, el plan de reordenación del acceso al muelle Pesquero prevé acometer la urbanización de la zona anexa a la pasarela Onda Atlántica, con la finalidad de dar continuidad al paseo peatonal que la conecta con el muelle de Santa Catalina. También permitirá el acceso a la avenida de los Consignatarios mediante un nuevo vial que, además, servirá de entrada y salida al muelle Sanapú para posibles tráficos especiales.

Dentro del muelle Pesquero, además, la Guardia Civil estrenará en los próximos meses una nueva sede. Se trata de un edificio de dos plantas que albergará todos sus servicios: vigilancia, aduanas y régimen fiscal, con patio de maniobras asociado a las operativas de las unidades especializadas y conectado a los atraques de sus embarcaciones, entre otras instalaciones pensadas específicamente para el Grupo de Actividades Subacuáticas (Geas) y el Grupo Cinológico, con perreras, zonas de curas y de lavados para los perros.

[object Object]

El proyecto para reordenar el muelle Pesquero ha recibido dos reveses importantes en los últimos meses, al menos desde el punto de vista simbólico. Una de ellos es el voladizo con forma de alas de gaviota que coronaba sendos cuartos de servicio junto a la entrada del muelle. Una obra con 60 años de historia que fue realizada por el ingeniero José Luis Ramos Mesplé y que le daba a ese espacio un aire peculiar, testigo mudo de las diferentes flotas pesqueras que han pasado por el Puerto de La Luz durante sus más de 100 años de existencia. El otro revés es el incendio reciente de la nave de Frigoríficos Hispano Suizos SA (Frisu), que ha calcinado la nueva fábrica de hielo y ha echado por tierra el proyecto de recuperar las descargas de pesca fresca en el Puerto de Las Palmas.