Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juanjo Jiménez

LA MÁQUINA CHINA

Juanjo Jiménez

Periodista

La hora X

De entre todas las muchas noticias que se generaron ayer la única edificante la protagonizaba el concejal de Per-Erik Muskos, de la ciudad de Övertorneå. Este lugar está en Suecia y tan al norte y tan lejos que la Wikipedia apenas le dedica dos líneas de texto. Ayer miércoles su máxima temperatura era de 8 grados bajo cero, y la mínima de 17 bajo cero, mientras que en lo alto de la Vega de San Mateo la mínima era de 3,1 grados, para que se hagan una idea de lo que estamos hablando.

En este gélido contexto es en el que cho Muskos ha lanzado una iniciativa, de la que debería hacerse eco la consejería de Medio Ambiente del Cabildo, para que el estado sueco se anime a remunerar a los trabajadores una hora de su jornada laboral para polinizar entre ellos, o polinicen en general, ya sea de vuelta a casa o en cualquier formato propio de la actividad, "y así mejorar las relaciones personales de la gente".

Por lo visto el concejal dispone de investigaciones científicas propias y aporta datos: "hay estudios que demuestran que el sexo es bueno para la salud", según pone en su petición formal para fomentar este sano cachondeo.

No matiza, porque se ve que cho Muskos aún no lo tiene muy bien perfilado, si esta hora de copulación ha de ser diaria y de obligado cumplimiento, y si también comprende o no el traslado del personal ya que en este último caso estaríamos hablando de 60 minutos completos de actividad deportiva. Tampoco reporta si los trabajadores que se acojan a este divertimento deben presentar algún tipo de indicio que demuestre el cumplimiento del convenio, o si el tesoro público se hace cargo de manera supletoria del material fungible.

Son, como se puede observar, muchas lagunas las que aún están en el aire y que habrá que ir perfilando a medida que esta proposición no de ley se vaya expandiendo por el mundo, pero no cabe duda de que se trata de la primera propuesta positiva de este año en curso, y la única con cierto ánimo de enralar en este siglo que luce más sombrío a medida que pasan los minutos. Puede que a Muskos se le haya ido el baifo por el pelete que hace en su pueblo, pero no hay nada como animar el día.

Compartir el artículo

stats